En la aldea
22 mayo 2024

De cada 10 venezolanos 8 avalan que se designe un nuevo CNE

Las actuaciones de los integrantes del CNE a partir de enero de 2016 han marcado un deterioro sostenido en la imagen que proyectan a los ciudadanos; ni siquiera la realización de cinco eventos electorales en los últimos tres años sirvió para mejorarla. Según el más reciente estudio de la firma Datanálisis, al cierre de 2019, hasta 86% de los venezolanos piensan que el desempeño de este organismo es negativo para el país.

Lee y comparte
Eugenio G. Martínez | 17 diciembre 2019

A partir de las elecciones parlamentarias celebradas el 6 de diciembre de 2015, la opinión que tienen los venezolanos sobre la actuación del Consejo Nacional Electoral (CNE) por el bienestar del país se ha deteriorado progresivamente. Al culminar el 2019 sólo 11,5% de los ciudadanos avalan positivamente el desempeño del organismo comicial por el bienestar del país, mientras 80% está de acuerdo con la designación de nuevos rectores.

Incluso, aunque la mayoría de quienes se dicen chavistas avalan la actuación del CNE están igualmente de acuerdo en que deben nombrarse nuevos rectores electorales.

Según el más reciente estudio de la firma Datanálisis al culminar el 2019 hasta 42% de los ciudadanos dicen que la labor del CNE es “muy mala”, mientras 36% la describe como “mala”, y 8% piensa que es “regular hacia mala”.

En total: De cada 10 venezolanos 9 son los que rechazan la actuación del árbitro. Si la percepción de los ciudadanos se analiza por su autodefinición política, la amplia mayoría de los opositores y de los independientes concuerdan. El 97,5% de quienes se dicen opositores y 90,6% de los independientes valoran negativamente la actuación del CNE.

“Sólo uno de cada 10 venezolanos avala positivamente la actuación del CNE por el bienestar del país”

Sólo quienes se dicen chavistas tienen una opinión diferente. Entre quienes se dicen seguidores de la Revolución Bolivariana 35% valora mal al CNE, pero 61% describe positivamente su desempeño.

Según este estudio de Datanálisis 51,8% de la población se describe como independiente, 34,5 dice que es opositor y 12,3% sostiene que es chavista. En el caso de los independientes, 6% termina apoyando al oficialismo y 24,9% puede inclinarse algo hacia la oposición.

Chavistas, opositores e independientes coinciden

En el estudio se resalta que 88% de los opositores, 73% de los independientes y 57% de los chavistas coinciden en que debe designarse un nuevo CNE. Este es uno de los pocos temas de opinión pública en donde la mayoría de los tres grupos de autodefinición política en que se divide el país coinciden.

En total, según el estudio de Datanálisis, de cada 10 venezolanos 8 dicen estar de acuerdo en que sean nombrados nuevos rectores del CNE.

Este acuerdo disminuye cuando se pide a los ciudadanos que escojan la institución que debe designar a los nuevos rectores.

De una lista dada por la encuestadora, 30,9% se inclina porque los rectores sean designados por la Asamblea Nacional, con la participación de los diputados del PSUV; mientras 26% piensa que la escogencia debe realizarse en el Parlamento, pero sin el concurso de los representantes del partido oficialista.

“Acordar la designación de un nuevo CNE es de los pocos temas en que coinciden chavistas, independientes y opositores”

En el estudio queda claro que la opción del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) o de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) sólo es respaldada por una minoría. Apenas 13,5% dice que los rectores deben ser escogidos por el Tribunal; mientras sólo 6% piensa que la decisión debe tomarse en la Asamblea Constituyente.

Lo que sí dejan claro la mayoría de los ciudadanos, independientemente de su inclinación política, es que los nuevos rectores del CNE deberían ser nombrados mediante un acuerdo entre el Gobierno y la oposición. Con esta idea concuerdan 64,5% de los ciudadanos. Si el aval al acuerdo electoral se analiza por la autodefinición política de los ciudadanos, destaca que 66% de los chavistas, 67% de los independientes y 61% de los opositores concuerdan ve la necesidad que los bloques políticos lleguen a un acuerdo.

Apenas 12,8% de los independientes y 27% de los opositores piensan que el CNE debe ser nombrado directamente por los integrantes de la oposición, mientras 24% de los chavistas consideran que esta designación debe realizarla exclusivamente el gobierno de Nicolás Maduro.

Sólo 11,5% los valora positivamente

Según los registros históricos de la firma Datanálisis, la valoración positiva que los ciudadanos hacen del CNE pasó de 45,9% en diciembre de 2015 a sólo 11,5% al finalizar 2019.

Aunque la gestión que la autoridad electoral realizó de los comicios parlamentarios de diciembre de 2015 provocó que 45,9% de los ciudadanos valoraran positivamente su desempeño; las actuaciones de los integrantes del organismo comicial a partir de enero de 2016 han marcado un deterioro sostenido en la imagen que proyectan a los ciudadanos. Ni siquiera la realización de cinco eventos electorales en los últimos tres años sirvió para mejorar, aunque fuese coyunturalmente, la percepción de los ciudadanos.

Las trabas logísticas para permitir la recolección de firmas que permitieran la celebración de un referendo revocatorio presidencial (proceso interrumpido por cinco tribunales penales), y el evento para escoger a los integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente (marcado por las denuncias de Smartmatic sobre manipulación del boletín de participación) provocó que 73% de los ciudadanos valoraran negativamente al árbitro.

Dos meses después, con las elecciones de gobernadores y a pesar que la oposición decidió participar en este evento, la valoración negativa aumentó hasta 75%. Estas elecciones estuvieron marcadas por la manipulación de los resultados en el estado Bolívar. 60 días después, los comicios para elegir alcaldes tampoco lograron mejorar la opinión de los ciudadanos.

El evento presidencial sobrevenido de 2018, aumentó la evaluación negativa que realizan los venezolanos del CNE.

Ese proceso, el de mayor abstención para comicios presidenciales desde 1958, llevó a 80,7% de los ciudadanos a describir negativamente al Poder Electoral. Al cerrar el 2019, hasta 86% de los ciudadanos piensan que el desempeño de este organismo es negativo para el país.

Avalan elecciones parlamentarias y presidenciales

Una de las decisiones prioritarias de un nuevo CNE es el cronograma electoral de los dos próximos años. En el caso concreto de 2020, sólo 9,5% creen que es necesario realizar las elecciones parlamentarias (aunque éstas sean un mandato constitucional). Para 37% de los electores el próximo año deben celebrarse de forma conjunta las elecciones parlamentarias y presidenciales, mientras 45% sostiene que sólo es prioritaria la celebración de los comicios presidenciales.

En el caso concreto de quienes se dicen opositores, 55,8% opta por sólo comicios presidenciales, mientras 38,5% considera pertinente realizar elecciones conjuntas para el Parlamento y para la Presidencia.

“El 37% piensa que en 2020 deben celebrarse elecciones conjuntas para la Asamblea Nacional y la presidencia de la República”

Los independientes también se dividen en dos grupos con opinión de similar tamaño: El 44% pide una elección presidencial en 2020, y 40% se inclina por comicios conjuntos para escoger al jefe del Estado y a los integrantes del Parlamento.

Una minoría de quienes se dicen chavistas son los que avalan la posibilidad de realizar elecciones para dirimir el control del Poder Ejecutivo. Esta idea sólo es respaldada por 18,4% de quienes se identifican con la Revolución Bolivariana.

No obstante, hasta 26,5% piensa que pudiesen realizarse comicios para escoger a los integrantes de los poderes Legislativo y Ejecutivo.

Sin embargo, 49% de quienes se dicen chavistas creen que en 2020 sólo deben realizarse elecciones parlamentarias.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Contexto