En la aldea
03 octubre 2022

El Metro de Caracas… 37 años después

En declaraciones recientes, expertos como Ricardo Sansone, de Familia Metro, y Eduardo Páez Pumar, reportan que “de 48 trenes en la Línea 1, tan solo operan 9; en la Línea 2, 6 de 44; y en la Línea 3, 4 de 16”, con lo cual se entiende el por qué de los retrasos que experimentan los usuarios del sistema, aunado a las fallas eléctricas que sin duda afectan el servicio. En términos propositivos, a todas luces es inminente la necesidad de implementar un programa intensivo de recuperación y mantenimiento del sistema Metro, en especial en la Línea 1.

Lee y comparte
Celia Herrera | 02 enero 2020

El 2 de enero de 1983, el Ejecutivo Nacional anunciaba la inauguración del sistema de transporte subterráneo de la capital, el Metro de Caracas; unos 6,7 kilómetros de vía férrea soterrada discurren para la época entre el centro y el oeste de la ciudad, conectando a sus habitantes desde La Hoyada hasta Propatria, en una primera etapa de la denominada Línea 1, que contaba con 8 estaciones. Una fotografía en blanco y negro, da cuenta del evento más importante en materia de transporte público masivo en Venezuela, donde se ve a Luis Herrera Campíns, Presidente de la República, acompañado del Presidente de la Compañía Anónima Metro de Caracas (C.A. Metro de Caracas), ingeniero José González Lander, junto a otros ciudadanos, que se desplazan en uno de los vagones. Con ello, se inicia el proceso hacia la consolidación de una red de transporte urbano masivo en la ciudad de Caracas y sus adyacencias.

Este sistema fue expandiéndose, al extenderse la Línea 1 hasta llegar a Palo Verde en un trayecto total de 20,36km con 22 estaciones, y progresivamente con la construcción de la Línea 2 entre El Silencio y el Zoológico de Caricuao y Las Adjuntas, de 17,81km con 13 estaciones, en operaciones desde 1987, enlazando el suroeste de la ciudad con la Línea 1. La Línea 3 en su tramo Plaza Venezuela-El Valle, inaugurado en 1994, y el tramo El Valle-La Rinconada, puesto en servicio en 2006, uniendo el sur de la urbe con la Línea 1, en un trayecto de 5,97km con 8 estaciones. La Línea 4 entre Plaza Venezuela y Capuchinos, de 5,8km de longitud y con 4 estaciones, también operando desde 2006, paralela al sur de la Línea 1 y funcionando como una extensión de la Línea 2. Así, para el 2011 la C.A. Metro de Caracas daba cuenta de 54,2km de longitud del sistema, en cuatro líneas, con 47 estaciones, movilizando 1.200.000 usuarios en promedio en un día laborable habitual (según datos de la misma empresa); algo más de un 70% de estos, en la Línea 1.

Es oportuno mencionar que el auge de la construcción del sistema tuvo lugar entre 1977 y 1988, donde reporta la Asociación Civil Familia Metro un avance de 3,9km por año, que fue disminuyendo a 0,57km por año entre 1988 y 1998, para llegar a 1,11km por año entre 1999 y 2009.

“En declaraciones recientes, expertos como Ricardo Sansone y Eduardo Páez Pumar, reportan que ‘de 48 trenes en la Línea 1, tan solo operan 9; en la Línea 2, 6 de 44; y en la Línea 3, 4 de 16’”

Desde su inauguración y durante años, a decir de los propios usuarios, el Metro fue un modelo de referencia en la prestación del servicio público de transporte, en el comportamiento cívico y trato cordial de usuarios y trabajadores, la seguridad de los viajeros, la limpieza y buen estado de toda la infraestructura e instalaciones conexas; lo que sin duda evidenciaba que el mantenimiento era una prioridad para la C.A. Metro de Caracas, garantizando con eficiencia tiempos de viaje y traslados cónsonos con la demanda de la época, de lo que se desprende que los avances en la construcción de obras para la mejora y ampliación del sistema, se ajustaban a los requerimientos de la población y a las perspectivas de crecimiento de la metrópolis. En su buena época, los tiempos de espera para el abordaje no superaban los tres minutos; tan es así, que los caraqueños y visitantes de la ciudad preferían trasladarse en Metro antes que en vehículo particular, por la rapidez del servicio. Hoy día una persona puede tardar hasta 40 minutos para poder abordar un tren, a pesar de actuaciones como la rehabilitación de la Línea 1, que debió culminar en 2012.

En declaraciones recientes, expertos como Ricardo Sansone, de la organización civil Familia Metro, y el académico Eduardo Páez Pumar, reportan que “de 48 trenes en la Línea 1, tan solo operan 9; en la Línea 2, 6 de 44; y en la Línea 3, 4 de 16”, con lo cual se entiende el por qué de los retrasos que experimentan los usuarios del sistema, aunado a las fallas eléctricas que sin duda afectan el servicio.

El Metrobus y otras conexiones al sistema Metro

Es importante referir que al sistema subterráneo fue integrado un exitoso plan de transporte público superficial, el Metrobus, cuyas unidades de autobuses con sistemas de radio y control, recorren rutas preestablecidas con las que se amplía el espacio geográfico de atención a los traslados de los usuarios en la ciudad, facilitando además la conexión con otros modos. Estas unidades incluyen rutas de servicio suburbano a poblaciones como las de Guarenas, La Guaira, Los Teques, San Antonio, entre otras. Su integración al Metro, al entrar en operaciones junto con la puesta en servicio de la primera fase de la Línea 2 del Metro de Caracas, abarcó la coordinación de horarios, tarifas y ubicación de paradas del transporte. Hoy día de 570 unidades de Metrobus, el Lic. Sansone señala que sólo circulan 47, con lo que difícilmente puede atenderse la demanda de movilidad superficial.

Desde sus inicios, los planificadores tuvieron en mente la ampliación de la red de Metro para generar mayor conectividad y extender la cobertura del servicio en la ciudad, considerando los centros empleadores, su actividad económica y el crecimiento a futuro. Pero el desbalance entre población y empleo ha generado una demanda de viajes extraordinaria, que se incrementará sin orden alguno y será difícilmente cubierta; a menos que se implementen políticas de planificación y ordenación del territorio, que tiendan a ese balance entre las necesidades de desplazamiento y la oferta de modos sostenibles. En ello, sin duda, la movilidad del futuro en la ciudad deberá incorporar las nuevas tecnologías.

“De 570 unidades de Metrobus, Ricardo Sansone señala que hoy sólo circulan 47, con lo que difícilmente puede atenderse la demanda de movilidad superficial”

Si bien la C.A. Metro de Caracas ha incorporado al sistema de movilidad urbano de la ciudad iniciativas como BusCaracas, bajo la denominación de Línea 7; el Metrocable San Agustín; el Metrocable Mariche en su tramo expreso, un tramo del Cabletrén de Petare, el Metro Los Teques, y el tramo Plaza Venezuela-Bello Monte de la Línea 5, es necesario concluir las obras pendientes como el caso de la Línea 5, que junto a la Línea 4 estaban previstas para descongestionar la Línea 1, hasta llegar al sector donde se previó la estación Warairarepano, de interconexión modal con el sistema de transporte masivo Caracas-Guarenas-Guatire, también inconcluso.

En Metro con vista al futuro

En términos propositivos, a todas luces es inminente la necesidad de implementar un programa intensivo de recuperación y mantenimiento del sistema Metro, en especial en la Línea 1; el fortalecimiento institucional y la capacitación y mejoras del personal de la empresa Metro de Caracas, institución que demostró eficiencia y capacidad para gerenciar todo el sistema; la culminación de las obras de mejoras y expansión; una política tarifaria coherente con el sistema superficial; entre otras actuaciones que coadyuven a levantar el servicio que fuera modelo de calidad nacional e internacionalmente.

Esperemos se materialice próximamente la aseveración del presidente de la Compañía que reseñó la prensa nacional el 16 de diciembre de 2019, según la cual el primer trimestre de 2020 se incrementará la cuota de trenes; oportunidad en la que además indicó que el sistema subterráneo moviliza 2,5 millones de personas.

“En su buena época, los tiempos de espera para el abordaje no superaban los tres minutos; tan es así, que los caraqueños y visitantes de la ciudad preferían trasladarse en Metro”

Al cumplirse 37 años de la puesta en servicio del primer tramo del Metro de Caracas, es necesario reconocer la labor de arquitectos, urbanistas, ingenieros y demás profesionales, técnicos y personal obrero, funcionarios públicos y empresarios venezolanos que con empeño y dedicación hicieron posible una obra sin igual de transporte público masivo de calidad, cómodo, seguro, accesible, trascendiendo en el tiempo.

Las imágenes de antaño en que se muestran obras de renovación urbana en las cercanías de las estaciones del Metro, las anécdotas de los usuarios resaltando el comportamiento cívico en el subterráneo, los artículos de prensa con reseñas sobre la alta calidad del servicio, nos recuerdan lo que somos capaces de lograr como ciudadanos.

Lee y comparte
Más de Históricos