En la aldea
18 abril 2024

Designar a un nuevo CNE será el próximo paso de la “AN-fake”

La soberbia es como un péndulo y en este momento se encuentra del lado del chavismo. Consideran que haberse mantenido en el poder durante 2019 demuestra que tienen suficiente capital político para avanzar en su estrategia totalitaria. En la hoja de ruta que se ha marcado a partir del 5 de enero, la convocatoria de elecciones parlamentarias para el periodo 2021-2026 es su principal objetivo.

Lee y comparte
Eugenio G. Martínez | 06 enero 2020

Existe un factor que une a las democracias del mundo: La defensa de los parlamentos. La postura de los gobiernos de Argentina y México, teóricos aliados del régimen de Nicolás Maduro, es el mejor ejemplo de cómo se está interpretando la estrategia del chavismo de imponer una directiva de la Asamblea Nacional (AN) que no esté interesada en trabajar en una ruta política que permita la alternancia en el Poder Ejecutivo de Venezuela.

No obstante, desde el punto de vista práctico durante las próximas semanas tendremos un Parlamento con una directiva legítima que deberá confrontar con un grupo que intenta la apropiación de facto del Poder Legislativo, lo que representará un reto para los analistas e incluso para los medios de comunicación.

La directiva legítima de la Asamblea Nacional está conformada por los diputados: Juan Guaidó en la Presidencia; Juan Pablo Guanipa en la 1ra. Vicepresidencia; y Carlos Berrizbeitia en la 2da. Vicepresidencia.

Tener una directiva legítima y otra que intenta tomar el poder de facto, no modifica sustancialmente lo que ocurría en Venezuela con la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) designada en 2017.

Los diputados que respaldan a la directiva legítima de la Asamblea Nacional probablemente no tengan acceso al Palacio Federal Legislativo, así que se tratará de un Parlamento sin sede, pero con quórum y con reconocimiento internacional.

“Durante las próximas semanas tendremos un Parlamento con una directiva legítima que deberá confrontar con un grupo que intenta la apropiación de facto del Poder Legislativo”

El otro grupo será el que controle las oficinas del Palacio Federal Legislativo. No tendrá quórum, y mucho menos el reconocimiento de la comunidad internacional, sólo el aval de Maduro y de Rusia probablemente.

En este punto es necesario preguntarse si el apoyo de Rusia es suficiente para Maduro y para el alto mando político y militar de la Revolución Bolivariana, si  decidieran cambiar la estrategia del desgaste institucional para forzar la división de la oposición.

“Existe un factor que une a las democracias del mundo: La defensa de los parlamentos”.

Los próximos pasos dentro de la estrategia para “consolidar” a la “Asamblea Nacional fake” será entregar al diputado Luis Parra el control legal del partido Primero Justicia, y a José Gregorio Noriega el control de Voluntad Popular.

Aunque la “Asamblea Nacional fake” no tendrá el quórum legal mínimo para designar a un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) (se necesitan al menos 112 votos) el aval otorgado por Maduro -y por extensión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)- le permitirá maniobrar legalmente para justificar la renovación de algunos de los integrantes del Poder Electoral.

La soberbia es como un péndulo y en este momento se encuentra del lado del chavismo. Consideran que haberse mantenido en el poder durante 2019 demuestra que tienen suficiente capital político para avanzar en su estrategia totalitaria.

“La convocatoria de elecciones parlamentarias para el periodo 2021-2026 es el principal objetivo de la ‘AN-fake’”

En la hoja de ruta que se ha marcado a partir del 5 de enero, la convocatoria de elecciones parlamentarias para el periodo 2021-2026 es su principal objetivo.

Cree el chavismo que al otorgar el control de la “AN-fake” y de los partidos Primero Justicia y Voluntad Popular a diputados que militaron en organizaciones opositoras, antes de ser expulsados por tráfico de influencias y corrupción, generarán la suficiente incertidumbre política entre los electores para legitimar las próximas elecciones.

Es evidente que los partidos que integran a la Mesa de Diálogo Nacional de la Casa Amarilla -a pesar de las posturas públicas de las últimas horas-, continuarán interesados en participar en los comicios parlamentarios que sean convocados durante las próximas semanas.

“La soberbia es como un péndulo y en este momento se encuentra del lado del chavismo”

No obstante, aunque es evidente la estrategia que seguirá el chavismo sigue siendo complejo responder a la pregunta central que debe guiar cualquier análisis: ¿Qué gana el chavismo con una maniobra que no le permitirá diferenciar a la “AN-fake” de la Asamblea Nacional Constituyente?, ¿sólo el apoyo de China y especialmente de Rusia?, ¿la CAF -y cualquier otro organismo multilateral- seguirá interesada en prestar dinero a Maduro si recibe el aval de la institución dirigida por el diputado Luis Parra?

Sin duda alguna faltan elementos para comprender cabalmente la actuación del chavismo, y el impacto real que tendrá sobre su estrategia totalitaria.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Contexto