En la aldea
19 julio 2024

Los secretos de la Aldea

¿Qué tienen en común Piedad Córdoba, Maduro, García Carneiro y Alex Saab?, ¿siguen apareciendo chavistas que discrepan de la política petrolera “privatizadora” de Maduro?, ¿Henry Ramos Allup jugó adelantado con el tema electoral?, ¿empresarios y dirigentes de algunos partidos del G4 muy interesados en ocupar los puestos de “honor” en el nuevo CNE?

Lee y comparte
Redacción LGA | 11 marzo 2020
secretos de la aldea

Tras “la silla”

El cambio en la directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE) da para todo. Más allá de las movidas que intentan desde el chavismo para garantizarse las mejores condiciones, otros sectores están haciendo lo suyo para pescar posiciones de poder. En este espacio ya hemos hablado del empresario Alberto Vollmer, quien se ha reservado un rol estratégico en la escogencia del nuevo CNE y hasta podría quedar al frente del organismo; pero no es el único. El nombre del hermano del líder de Acción Democrática (AD), Bernabé Gutiérrez, comienza a colarse entre los que pudieran ser seleccionados para presidir el nuevo CNE. Se trata de José Luis Gutiérrez Parra, quien ya ha integrado la Dirección Nacional de Partidos Políticos del órgano comicial. Por otra parte, desde Un Nuevo Tiempo (UNT) está siendo impulsado el actual rector del CNE, Luis Emilio Rondón, para suceder a Tibisay Lucena a quien considera su “mentora”.

¿A las parlamentarias?

Henry Ramos Allup, conocido por su verbo mordaz, jugó adelantado con sus declaraciones de este 10 de marzo al fijar posición sobre la agenda electoral antes de que la oposición, como bloque, lo hiciera. Ramos llamó a prepararse para ir a las elecciones parlamentarias, y aunque mencionó las presidenciales, se anticipó a lo que pueda ser la estrategia global de los partidos opositores. Esto recuerda sus declaraciones del 2 de agosto 2017, cuando dijo que había que ir a las elecciones regionales a horas de que la propia Smartmatic desenmascarara el fraude electoral con el que se erigió la Asamblea Nacional Constituyente.

Vienen con todo

Lo cierto es que el impulso del régimen de Nicolás Maduro a unas parlamentarias con las cuales tomar el control de la Asamblea Nacional (AN), dejando de lado la opción de unas elecciones presidenciales libres, ha implicado “de todo”. De hecho, a cambio de su participación en las parlamentarias se han permitido algunos ingresos al territorio de liderazgos que estaban exiliados y se ha ofrecido libertad a presos políticos, entre otras prácticas, con las que ensamblan la comparsa “democrática” del proceso.

Las revelaciones de Piedad

La ex senadora colombiana, Piedad Córdoba, dio recientemente una entrevista a Las 2 orillas, de donde trascienden algunos señalamientos. Por una parte, admitió haber mediado por petición de Nicolás Maduro para restablecer nexos con Colombia porque importar “comida de México es una millonada”. Tal comentario resulta curioso, porque su amigo personal, el empresario colombiano Alex Saab, impulsor de la corrupción asociada al programa CLAP, es quien ha manejado buena parte del negocio de las importaciones de comida para el régimen de Maduro. Así también es destacable el comentario de Córdoba sobre una conversación que tuvo con Jorge Luis García Carneiro. “Hablé con el gobernador del estado de Vargas y vi el estadio de béisbol (el recién inaugurado) y uno queda loco. Le dije ‘gobernador, cómo hacen’ y me dijo, a todos nosotros nos dio una mina (Maduro), y eso nos sirve para combatir el bloqueo (las sanciones). Por ejemplo, acabamos de comprar implemento de la minería en China y nos está yendo bien. Todos quieren el oro de Venezuela”. Sin entrar en el detalle del negocio del oro, lo llamativo es que Saab no solo es amigo de la ex senadora sino del propio García Carneiro, y también estuvo vinculado en la construcción de este estadio que se estima involucró un desfalco de por lo menos 20 millones de dólares.

La voz de Jaua

A juicio de Elías Jaua “cualquier variación en la orientación estratégica de nuestra política petrolera debería pasar por el más amplio y transparente debate en el seno de la sociedad”. Su comentario no es gratuito. El régimen de Nicolás Maduro viene desmontando la “política petrolera” de Hugo Chávez de manera silenciosa y es sabido que solo espera el momento y las circunstancias propicias para terminar de dar el giro radical. Jaua, un hombre de izquierda y comprometido ideológicamente con la llamada revolución bolivariana, lleva tiempo desmarcándose de la gestión de Maduro. También son evidentes sus diferencias con Wilmar Castro Soteldo, el actual ministro de Agricultura de Maduro, quien viene cediendo a manos privadas “amigas del régimen” algunos bienes que el Estado concentró en su arremetida interventora durante la era Chávez, en la que Jaua jugó un rol protagónico.

secretos de la aldea
Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Contexto