En la aldea
21 julio 2024

Los secretos de la Aldea

¿Luis Parra ya es miembro del Consejo de Estado y al fin logró sentarse en la misma mesa con Maduro?, ¿la no asistencia de Guaidó a la citación de Tarek William Saab hasta dónde subirá la tensión entre ambos bandos en plena emergencia del coronavirus?, ¿dentro de la Fiscalía no todos quieren formar parte del “show mediático” que se espera tras la decisión de Guaidó?, ¿la Isla La Tortuga fue testigo de excepción del “encuentro” entre el buque Naiguatá y el crucero cinco estrellas RCGS Resolute?, ¿sabías que algunas “fiestas virales” siguen compartiendo invitados entre la playa y la capital?, ¿Maduro tiene tiempo para alardear con enviar a Colombia insumos de China que llegan a Venezuela para atender la emergencia del Covid-19?

Lee y comparte
Redacción LGA | 01 abril 2020
secretos de la aldea

La bendición de Parra

En medio de la crisis generada por el coronavirusCovid-19 más la creciente presión internacional en su contra, Nicolás Maduro terminó por dar un paso al frente en el reconocimiento de la Asamblea Nacional (AN) que encabeza Luis Parra. El 5 de enero, gracias al respaldo financiero de la “Operación Alacrán”, Parra tomó de forma írrita el control de los espacios del Palacio Federal Legislativo y, con una minoría parlamentaria que lo acompaña, se dice presidente del Poder Legislativo. Aunque la fracción del PSUV se las ha jugado frontalmente a su lado, Maduro hasta ahora había tratado de cuidar las formas. Pero ya no más. La guerra contra Juan Guaidó entró a otro nivel, la cuerda se tensa y el régimen necesita mostrar una imagen de fortaleza. Así que Maduro sentó a Luis Parra a su lado, solo guardando las distancias impuestas por las medidas de aislamiento social, y lo reconoció como presidente de la AN y miembro del Consejo de Estado, que este 31 de marzo se declaró en emergencia y sesión permanente para combatir la pandemia. Vale recordar que Parra, mientras se llamaba diputado opositor, fue uno de los parlamentarios que buscó lavar el nombre de Alex Saab, sus socios y empresas, pese a su red de corrupción con los CLAP en alianza directa con Maduro. 

Acción y reacción

Las investigaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos contra Nicolás Maduro y varios allegados a su régimen eran un secreto a voces. Desde hacía al menos dos semanas se esperaban las acusaciones, margen suficiente para que desde las filas del chavismo prepararan el contraataque. Mientras las acusaciones se hacían públicas, Cliver Alcalá formulaba sus señalamientos sobre un plan armado contra Maduro y sus funcionarios de la mano de Juan Guaidó. De inmediato, y con una diligencia poco vista en la mayoría de los casos, el fiscal designado por Maduro le abrió una investigación al presidente de la Asamblea Nacional por su presunta vinculación con un intento de golpe de Estado y magnicidio. Así, Tarek William Saab citó a Guaidó a comparecer en la Fiscalía este 2 de abril a las 9:00 de la mañana. La decisión de Guaidó es no asistir, por lo que volverá a subir la temperatura y recrudecerán las tensiones. ¿Cuál será el siguiente paso en la escalada?

Movimientos en la Fiscalía

Al margen de lo que haga Juan Guaidó, en el Ministerio Público enfrentan sus problemas internos por el caso en su contra. De los dos fiscales que armaron el expediente, ambos con competencia plena y alcance nacional, este martes 31 de marzo, en la tarde, solo quedaba uno. Se conoció que el otro habría sido removido, aun cuando era una ficha clave de la directora general de Actuación Procesal. Al parecer su salida respondió a su negativa a prestarse al show político y, menos, por el pésimo sueldo que recibía. Cambio de fichas, pero el caso sigue su curso.

Juegos de guerra

Cada tanto el régimen de Nicolás Maduro organiza ejercicios militares. Los hace, según ha afirmado, para mostrar la fortaleza de la Fuerza Armada y su capacidad para defender el territorio de cualquier ataque externo. Aun así, las debilidades afloran. Este 30 de marzo hubo una movilización de unidades acuáticas ante la presencia de una embarcación. El buque Naiguatá impactó con el crucero cinco estrellas RCGS Resolute, de bandera portuguesa e insignia de la empresa Ocean Expeditions. La unidad de vigilancia de la Armada terminó con tales daños que se hundió en cercanías de la Isla La Tortuga. Según Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa, se trató de un “acto de piratería y agresión contra la Fuerza Armada Nacional Bolivariana” y aseguró que la acción de Resolute es “cobarde y criminal”, pues no asistió al rescate de los tripulantes del Naiguatá. Hasta Maduro habló al respecto: “En un primer momento, pensé que era un buque turista, de esos que nadie quiere recibir, nadie, y yo di la orden de que el barco fuese recibido”, pero el barco “embistió a nuestro buque” y “es ocho veces más grande y más pesado”. El Resolute llegó este martes a puerto en Curazao con la alerta de “sin gobierno”, señal de capacidad de maniobra restringida, al parecer indicando que desde el buque Naiguatá se intentó su abordaje en aguas internacionales, ante lo que tuvo que maniobrar. En este juego de guerra son más las dudas que las certezas.

Fiestas virales

Unas 17 personas, que participaban en una fiesta en Los Palos Grandes, Caracas, fueron detenidas por violar la cuarentena. Además de detectar allí a dos personas que dieron positivo en las pruebas de Covid-19, también fueron encontradas pastillas de anfetamina y armas de fuego, según señaló Tarek William Saab. Nicolás Maduro aseguró que serán acusados por terrorismo biológico, porque “estaban contagiados y contagiando”, acusaciones que llaman la atención porque al menos dos de los detenidos son amigos íntimos de los hijos de Cilia Flores. En la fiesta participaba también Jorge Echenagucia, investigado hace dos años por el Ministerio Público por importaciones fraudulentas con dólares oficiales; así como una joven que estuvo presente en la polémica fiesta de Los Roques de mediados de marzo. No hay que olvidar que cuando recién comenzaban las medidas de aislamiento por el brote de Covid-19 en Venezuela las autoridades indicaron que esa fiesta en Los Roques fue responsable de parte de los contagios; pero entonces Maduro, en un intento por desestimar los hechos, llegó a decir que se trató de una fiesta, “normal, ¿por qué la van a criticar?”. En la celebración en la playa estuvo el hijo de Elvis Amoroso, contralor de la República designado por Maduro, y la joven amante del empresario colombiano Alex Saab, artífice de la corrupción de los CLAP y, al parecer, una de las que dio positivo de Covid-19.

Alardear desde la crisis

Desde que el régimen de Nicolás Maduro activó las medidas para controlar la expansión del coronavirus han llegado al país tres cargamentos de China con apoyo para la crisis. Según los reportes, se trata de suministros diversos, como medicamentos, kits de prueba de ácido nucleico, mascarillas y trajes de protección. Se espera igualmente que lleguen suministros de Rusia, mientras se adelantan gestiones ante otros países que hasta ahora han sido infructuosas. Estos insumos se suman a lo poco que hay disponible para hacer frente a la pandemia en medio de un sistema de salud desmantelado; pero eso no impide que Maduro en su agenda política hasta se atreva a decir que del próximo cargamento que llegue de China “enviaremos a Colombia dos máquinas para hacer exámenes al pueblo de Colombia. Vamos a darles todo el apoyo”, porque, según aseguró, “es terrible la situación en Colombia”.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Contexto