EN LA ALDEA

22 febrero 2024

Lee y comparte

Mildred Camero: “En Venezuela el Gobierno se convirtió en un cartel”

A los señalamientos de Estados Unidos sobre la red de narcotráfico liderada por autoridades venezolanas Nicolás Maduro “no ha querido dar respuesta ni política, ni diplomática; por eso, a mi modo de ver, ahora viene la fuerza”, señala Mildred Camero, quien fuera presidenta de la Comisión Nacional contra el uso Indebido de Drogas de Venezuela (Conacuid) así como de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (Cicad) órgano consultivo y asesor de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Son años de seguimiento y pesquisas reveladas por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, que ahora dan el paso a acciones más radicales de control, como la activación de una agresiva operación militar estadounidense en el Caribe y el Pacífico para cerrarle el paso al comercio de estupefacientes desde países como Venezuela. La ex jueza del Poder Judicial en Venezuela conoce bien estos procesos y sabe del trabajo de investigación y seguimiento que del tema se hace desde hace dos décadas.

Camero habla con propiedad del tema, y no duda en afirmar que el final del régimen madurista llegará y “será peor” que el de Manuel Antonio Noriega en Panamá.

“En Zulia o Táchira se puede ver como trafican estupefacientes, gasolina y químicos, que nadie habla de eso, pero en Venezuela se están manipulando químicos para procesar cocaína”

Mildred Camero, ex jueza venezolana y especialista en drogas

-Además de lo ya sabido, ¿qué información maneja sobre cómo se construyó el caso del Departamento de Justicia contra el régimen de Nicolás Maduro?

-Desde el año 2000 en Venezuela se está haciendo un inventario de todo lo que es el tráfico de drogas, incluso a finales del 1999 ya estábamos trabajando con la DEA (Administración para el Control de Drogas) y algunos cuerpos policiales extranjeros para controlar este delito, que había comenzado de manera lenta, pero se estaba acelerando. Desde ese momento el Departamento de Justicia norteamericano empezó a reunir pruebas que comprometían al Estado venezolano, y principalmente a los militares, con el flagelo del narcotráfico.

-¿Cómo fue ese proceso de descomposición dentro del Gobierno venezolano?

-Yo considero que es un grupo de delincuencia organizada enquistado en el poder. Lo que empezó como un gobierno elegido por el pueblo se convirtió en una organización criminal, esta gente no sólo ha obtenido recursos del narcotráfico, sino que también se ha financiado del tráfico de armas y ahora con el del oro. Los contactos han sido siempre muy directos: Las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), en la primera fase con Hugo Chávez; y el ELN (Ejército de Liberación Nacional) en la segunda con Maduro; de manera que siempre hemos estado en contacto con traficantes de drogas.

-Si somos un narcoestado es porque el Estado venezolano se financia del narcotráfico, ¿hay evidencias creíbles de esto o formas de comprobarlo?

-Yo no diría que es un narcoestado, diría que es un grupo de delincuencia organizada que se apoderó del poder. Para ser un narcoestado todas las instituciones deben estar comprometidas, y no es así. Aquí es el pequeño grupo que está en el poder quien ha sacado provecho del tráfico de droga.

-¿Es un Estado al servicio del narcotráfico o unos militares importantes del Estado metidos en ese delito?

-Evidentemente los militares están muy metidos en el tráfico de drogas. Al inicio comenzaron con simplemente dejar pasar las sustancias, proteger las rutas, cuidar que no se robaran entre los grupos y por eso les pagaban. Posteriormente, se dieron cuenta de que era un negocio jugoso y se empezaron a meter capitanes, mayores y generales. Los militares no cobraban mucho, por eso se peleaban por ir a la frontera a ganar dinero extra entrando en el negocio del narcotráfico.

“Las instituciones perdieron el respeto y la credibilidad, sobre todo la Fuerza Armada. Igualmente, el Poder Judicial, que se ha especializado en perseguir inocentes y no a los verdaderos criminales”

Mildred Camero, ex jueza venezolana y especialista en drogas

-Entonces, ¿el llamado “Cartel de los Soles” existe?

-Al inicio se hablaba del “Grupo Fénix”, que estaba conformado por mayores, coroneles y rangos bajos. Con el tiempo se fueron involucrando militares de alto nivel y empezó a hablarse del “Grupo Fénix” y del “Cartel de los Soles”. Pero los generales tomaron el control, desplazaron a los rangos medios y empezaron a involucrarse más y más. A tal punto que hoy son los traficantes. Ellos directamente van a los carteles colombianos a comprar y negociar la droga. ¿Existe? Sí, existe.

-¿Qué porcentaje de la droga que se produce en Colombia sale por Venezuela?

-Hace como seis o siete años establecimos, por medio de una investigación, que eran 250 toneladas métricas que pasaban por Venezuela al año. Hoy deben ser unas 300; una parte para consumo interno y otra que sale. Algo muy delicado es que en nuestro territorio ya se está produciendo, en pequeños laboratorios hacia Táchira y Zulia, cocaína de tercera categoría, que es lo que llaman pasta de coca. Ésta se usa para el mercado interno, pues no tiene mucha pureza y es consumida por gente de bajo nivel económico. Es como la que se usa en Centroamérica, muy peligrosa porque causa daños cerebrales y físicos.

-Hay denuncias de pistas de aterrizaje para aeronaves del narcotráfico en estados como Zulia y Apure.

-Sí, es cierto. Pero estas pistas no están solo en Zulia y Apure, también existen en Barinas, Bolívar, Táchira, Sucre, Falcón y Amazonas. De hecho, hace un tiempo estaba haciendo un trabajo sobre el ELN, y yo misma pude ver las que hay en Amazonas, eran de tierra, pero las había.

“Los delitos de los que acusan a la jerarquía del régimen madurista son sumamente graves para los Estados Unidos. Maduro no ha querido dar respuesta ni política, ni diplomática”

Mildred Camero, ex jueza venezolana y especialista en drogas

-¿Cómo es el funcionamiento y la operatividad de Venezuela como puente para la droga?

-Son muchísimos los modus operandi para meter y sacar droga por nuestro territorio. Usan carreteras, mulas, zonas aéreas y marítimas, ríos navegables como el Orinoco,… En Zulia o Táchira se puede ver como trafican estupefacientes, gasolina y químicos, que nadie habla de eso, pero en Venezuela se están manipulando químicos para procesar cocaína. Entran legalmente al país, y luego son desviados a Colombia.

-¿Cree usted que tendrá efecto la operación antinarcóticos impulsada desde Estados Unidos?

-La forma en la que se está llevando a cabo este despliegue antinarcóticos es muy diferente a lo que se suele hacer. Para mí esta es una medida de presión para que el régimen tome una decisión, porque han sido muchos los mensajes enviados a Maduro para que se decida a dejar el poder. Los delitos de los que acusan a la jerarquía del régimen madurista son sumamente graves para los Estados Unidos. Maduro no ha querido dar respuesta ni política, ni diplomática; por eso, a mi modo de ver, ahora viene la fuerza.

-¿No era más sencillo acusar al régimen de Maduro por el lavado masivo de dinero que por narcotráfico?

-El lavado de dinero es un delito subyacente al de tráfico de drogas, para que exista lavado de dinero tiene que haber primero una acción de delincuencia organizada como el tráfico de armas, de blancas, de drogas o hechos de corrupción. Resulta evidente que los ilícitos más comunes del régimen son el narcotráfico y la corrupción, ambos considerados un problema de seguridad de Estado para el gobierno norteamericano.

“Nuestra situación actual ni siquiera es comparable a Colombia, porque allá ni Pablo Escobar ni las guerrillas han logrado llegar al poder”

Mildred Camero, ex jueza venezolana y especialista en drogas

-¿Con un cambio político se puede acabar el tráfico con Venezuela?

-No digamos que se puede acabar, pero sí podemos disminuirlo notablemente, si se hace un buen plan de políticas públicas y de prevención en este sentido. Pero antes de hacer esa estrategia, tenemos que saber cuál es la situación real de Venezuela en cuanto a narcotráfico, y conocer hasta dónde están comprometidas las fuerzas de seguridad y las instituciones del Estado.

-¿Cree que el narcotráfico está dejando heridas en la sociedad venezolana?

-Sí, gravísimas. Ha dejado una gran desmoralización y un sentimiento de profunda decepción de la ciudadanía hacia las autoridades. Las instituciones perdieron el respeto y la credibilidad, sobre todo la Fuerza Armada. Igualmente, el Poder Judicial, que se ha especializado en perseguir inocentes y no a los verdaderos criminales. Todo esto aunado al daño y la violencia que ha generado en los hogares venezolanos.

-¿Hay diferencias entre la Venezuela de Maduro y la Panamá de Manuel Antonio Noriega?

-Sí, es totalmente diferente. La penetración del narcotráfico en las instituciones del Estado venezolano es superior a la que hubo en Panamá durante los años de Noriega. En Venezuela el Gobierno se convirtió en un cartel. Nuestra situación actual ni siquiera es comparable a Colombia, porque allá ni Pablo Escobar ni las guerrillas han logrado llegar al poder.

-¿Terminará Nicolás Maduro como Manuel Antonio Noriega?

-No sé si van a terminar igual, pero Maduro va a salir del poder. El presidente Donald Trump va a imponer medidas aún más fuertes y ya la dictadura se está debilitando. Yo creo que Maduro no se ha ido porque su grupo más cercano no se lo ha permitido. El final del régimen madurista va a llegar, y será peor que el de Noriega.

Lee y comparte

La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.

Publicidad

Publicidad

Reciente en la gran aldea

David Smolansky: «El único plan es atender el mandato que dio la gente a María Corina»

El dirigente ve la decisión del 26 de enero del TSJ como una reedición de lo ocurrido el 30 de junio de 2023, cuando el anuncio de la inhabilitación le dio impulso para arrollar en las primarias. Pensaban dejarla fuera de juego y aumentaron su popularidad. Considera que Maduro se metió en una calle ciega y está entrampado. Dice que una elección sin la candidata de Vente Venezuela ratificaría la ilegitimidad del presidente

David Smolansky: «El único plan es atender el mandato que dio la gente a María Corina»

El dirigente ve la decisión del 26 de enero del TSJ como una reedición de lo ocurrido el 30 de junio de 2023, cuando el anuncio de la inhabilitación le dio impulso para arrollar en las primarias. Pensaban dejarla fuera de juego y aumentaron su popularidad. Considera que Maduro se metió en una calle ciega y está entrampado. Dice que una elección sin la candidata de Vente Venezuela ratificaría la ilegitimidad del presidente