En la aldea
21 julio 2024

Los secretos de la Aldea

¿Por qué tanta vehemencia del régimen para defender a Alex Saab y tan poca movilización para hacer lo propio por otros empresarios aliados como Raúl Gorrín y Samark López?, ¿qué papel ha jugado Rafael Rojas, alias “Guayaba”, en la estructuración de las parlamentarias a la medida que organiza Nicolás Maduro?, ¿en que andan los dirigentes “indecisos” sobre participar o no en las parlamentarias?

Lee y comparte
Redacción LGA | 24 junio 2020
secretos de la aldea

Defensa incómoda

El Tribunal Supremo de Justicia de Cabo Verde desestimó el pedido de habeas corpus presentado por el equipo legal de Alex Saab, lo que allana el camino para que sea enviado a Estados Unidos donde se le investiga por manejos irregulares como testaferro de Nicolás Maduro. Esta acción de la justicia de Cabo Verde deja de lado los llamativos esfuerzos del régimen de Maduro por proteger al empresario colombiano, de quien se supo ahora tiene nacionalidad venezolana y es “un agente del Gobierno Bolivariano” asignado a labores para garantizar el derecho a la alimentación y la salud de los venezolanos. Esta vehemencia manifestada a través de un comunicado de la Cancillería sorprendió a más de uno, en especial a algunos grupos de poder del propio chavismo, como el que lidera Diosdado Cabello. No quedan claras las circunstancias de la conveniente designación de Saab ni lo que esto implica, en especial ante la posibilidad de que pase a manos de la justicia estadounidense y haga revelaciones comprometedoras. Tampoco quedan claras las razones de tanto ímpetu en su defensa y protección mientras ha habido tan poca movilización cuando se ha tratado de otros empresarios aliados, también sancionados y buscados, como Raúl Gorrín y Samark López, en especial cuando el discurso de Gobierno obrero protector de empresarios a nadie le cuadra.

Guayaba electoral

Las andanzas de Rafael Rojas, conocido como “Guayaba”, han dado de qué hablar por mucho tiempo, en especial por su cercanía con Juan Guaidó, a quien acompañó en varias de sus gestiones desde las filas de Voluntad Popular (VP), donde recaló luego de militar en Acción Democrática (AD). En algún momento fue señalado de malos manejos por José Brito, el mismo que formó parte del clan parlamentario CLAP que intentó lavarle la cara a Alex Saab y a quien recientemente el Tribunal Supremo de Justicia de Nicolás Maduro le dio la dirección de Primero Justicia (PJ). Brito lo llamaba el testaferro de Guaidó y alertó acerca de las operaciones que supuestamente hacía para él en el exterior, puntualmente en España. Lo cierto es que “Guayaba” ahora es un operador político del chavismo con alta participación en la designación de las nuevas autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE), al menos en lo que respecta a la propuesta de nombres, y se dedica a arrear dirigentes para sumarlos a la idea de participar en el proceso condicionado que está montando el régimen de Nicolás Maduro.  

Los “indecisos”

Rafael Rojas, alias “Guayaba”, recientemente se mudó para facilitar su nuevo rol y se le ha visto reunido con algunos personajes de la vida política nacional, como Rafael Simón Jiménez, quien ahora es rector del CNE. La idea es sumar voluntades para la participación en las parlamentarias, algo de lo que ha conversado bastante con algunos “indecisos”. En esta tónica también andan dirigentes de al menos dos de los cuatro grandes partidos de la oposición, el G4. En sus indecisiones acerca de si participar o no en las parlamentarias han tomado parte en acercamientos estratégicos con estructuras políticas pequeñas no ilegalizadas, lo que parece indicar que ya tienen claridad en sus próximos pasos. 

secretos de la aldea
Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Contexto