En la aldea
14 junio 2024

Sin financiamiento no hay paraíso

Si hace falta el financiamiento externo e interno para que el aparato productivo nacional arranque con la fuerza y velocidad necesaria para detener el éxodo y sacar a millones de familias de la pobreza; en medio de un plan que apunte tanto a la recuperación de la industria petrolera como a la diversificación de nuestras exportaciones. Entonces, ¿qué debemos garantizar como sociedad para que tanto actores foráneos como venezolanos se sientan seguros de hundir capital en nuestro país?

Lee y comparte
Henkel García U. | 24 febrero 2021

En estos días parte del debate público ha girado sobre la posibilidad de crecimiento económico en medio de la crisis política actual. Juan Pablo Olalquiaga, también columnista en este medio, abordó valiosas ideas al respecto. En este espacio quiero enfocarme en la necesidad del financiamiento externo para lograr tal objetivo.

Cada país tiene un sistema económico particular. En nuestro caso no es del todo sabida la dependencia que tenemos de la materia prima importada. Históricamente el grueso de nuestras importaciones ha sido de consumo intermedio, no de consumo final, como seguro muchos piensan. Es decir, el producto final que consumimos es en su mayoría producido localmente, pero buena parte de sus insumos provienen de otros muchos países.

Hay un país con una economía inmensa que funciona con un esquema similar: China. Este país tiene gran dependencia de la materia prima foránea (la cual tratan de asegurarse de manera agresiva), posteriormente la procesan, pero a diferencia de nuestro caso, una porción importante de esa producción es destinada a la exportación. Con esas exportaciones obtienen las divisas necesarias para comprar nuevamente materia prima y así continuar su círculo virtuoso de crecimiento.

Venezuela, por su condición de país petrolero, no tenía la necesidad de exportar ese producto final para obtener divisas. El petróleo tenía esa virtud (¿o defecto?). Nos bastaba vender afuera ese petróleo extraído para conseguir esas divisas e importar materia prima.

“Dicho financiamiento no solo es necesario para la importación inicial de materia prima, sino que será un requerimiento ineludible para levantar la red de servicios públicos”

Ya se deben imaginar a dónde voy. Con la destrucción de la industria petrolera ese ciclo utilizado en el pasado se rompió. Nuestro Producto Interno Bruto colapsó, nos encontramos en una caída que hasta el día hoy parece indetenible. Sin embargo, hay una pregunta que me ronda la cabeza estas últimas semanas. ¿La destrucción de la economía venezolana puede ser tal que se haga obsoleta esa premisa de dependencia de la materia prima importada? No tengo respuesta a esta inquietud, pero supongamos que en buena medida esta todavía existe.

La conclusión de estas ideas termina en la necesidad de financiamiento externo para que el aparato productivo nacional arranque con la fuerza y velocidad necesaria para detener el éxodo y sacar a millones de familias de la pobreza. Esto en medio de un plan que apunte tanto a la recuperación de la industria petrolera (que no necesariamente pasa por recuperar PDVSA), como a la diversificación de nuestras exportaciones.

Además, dicho financiamiento no solo es necesario para la importación inicial de materia prima, sino que será un requerimiento ineludible para levantar la red de servicios públicos que hoy se encuentra en paupérrimas condiciones y que sin su rescate resulta inviable el crecimiento que tanto necesitamos.

Ese financiamiento externo puede venir de múltiples formas. Por el lado del endeudamiento tanto por la vía bilateral de países aliados, o a través de organismos multilaterales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional o la Corporación Andina de Fomento (CAF). La otra posibilidad es la más adecuada para mí: La inversión. Y esta inversión puede venir de personas o empresas foráneas, pero también de los mismos venezolanos.

La pregunta clave, relevante (y con esto termino) ¿Qué debemos garantizar como sociedad para que tanto actores foráneos como venezolanos se sientan seguros de hundir capital en nuestro país?

@HenkelGarcia

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Opinión