En la aldea
15 junio 2024

鈥淟os pasillos cubiertos permiten que las entradas al conjunto de la Ciudad Universitaria sean eficientes鈥.

Conversaci贸n con Rafael Pereira

馃帴Una ciudad en peligro de extinci贸n

Si vas a modernizar el pa铆s, debes comenzar por la educaci贸n. Es lo que est谩 pasando, a la inversa, con los actuales gobernantes chavistas: Si quieres atrasar un pa铆s, acaba con la educaci贸n. La Ciudad Universitaria de la UCV, Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, est谩 en peligro de extinci贸n. Una conversaci贸n abierta entre el arquitecto Rafael Pereira y Federico Vegas permite comprender la obra de Carlos Ra煤l Villanueva concebida con visi贸n de conjunto, movimiento, versatilidad e integraci贸n con la capital. 鈥淎hora la tarea es la recuperaci贸n de la Universidad Central, siempre comprendiendo que estamos restaurando una obra de arte鈥.

Lee y comparte
Federico Vegas | 22 marzo 2021

Quiz谩s la frase m谩s importante que nos leg贸 Sim贸n Bol铆var fue 鈥淢oral y luces son nuestras primeras necesidades鈥. La revoluci贸n bolivariana ha llevado esta pr茅dica a un extremo bizarro e inconcebible. Para resumir matem谩ticamente lo que han logrado perpetrar, pensemos que, en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Central de Venezuela (UCV), un profesor a tiempo completo recibe dos d贸lares al mes. Nuestra Ciudad Universitaria, Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, est谩 en peligro de extinci贸n. Hace ocho meses tuve una conversaci贸n con el profesor Rafael Pereira sobre este tema. Su visi贸n de la historia como un enigma apasionante siempre me ha cautivado y alegrado la vida, pero en esa conversaci贸n qued茅 tan sorprendido, tan abatido, que me olvid茅 del tema y archiv茅 la grabaci贸n.

Ahora las noticias son m谩s graves y hay niveles de abatimiento que nos hacen rebotar contra el suelo y agarrar fuerzas. No es tiempo de lamentarnos, sino de sobrevivir.

Comparto este interesante y dram谩tico texto de Rafael Pereira como parte de un acto de solidaridad con los profesores y estudiantes de la Facultad de Arquitectura de la UCV, quienes est谩n dispuestos a luchar por la continuaci贸n de la obra de Carlos Ra煤l Villanueva. No me refiero solamente a la Universidad y Facultad que Villanueva creo con el criterio de que fuera la mejor, la m谩s bella, la m谩s justa, la m谩s inspiradora y creativa; incluyo en esta continuidad su visi贸n de la ciudad y del pa铆s al que entreg贸 una herencia tan provechosa, tan optimista, que la 煤nica manera de preservarla ser谩 multiplicarla.

鈥淟a idea era que la cultura ser铆a el articulador entre la instituci贸n educativa y la comunidad鈥

Rafael Pereira

-Se cay贸 un tramo de los paseos cubiertos de la Ciudad Universitaria. Parece un simple accidente, pero sabemos que tiene el significado profundo, terrible, de las advertencias del destino que no quisimos leer, escuchar. Cu茅ntanos, Rafael, 驴cu谩l es la importancia de estos pasillos cubiertos en la Ciudad Universitaria y en la historia del arte venezolano? Sabemos que es un tema que te apasiona. 驴Por qu茅 son tan significativos?, 驴por qu茅 es tan dolorosa esta fractura?

-Los paseos cubiertos son fundamentales en la Ciudad Universitaria y en la historia de la arquitectura venezolana. Vamos primero a hablar sobre c贸mo se originaron. El desarrollo de la Universidad Central tiene tres etapas. Villanueva asimil贸 la modernidad en digesti贸n lenta, como tiene que ser, y la primera fase fue un esquema acad茅mico con un eje central que parte del Hospital Cl铆nico y las dos escuelas de Medicina y remata en los dos estadios. En su momento, se trataba de una visi贸n moderna a la manera de la Escuela de Par铆s. Villanueva se hab铆a formado en 脡cole Nationale Sup茅rieure des Beaux-Arts y era l贸gico que asimilara de esa fuente sus inicios en la modernidad. Pero Villanueva era un investigador sumido en lo que Le Corbusier llamaba: La Recherche Patiente, y hay un sector que est谩 en un lado de este primer eje moderno que yo llamo 鈥渆l rinc贸n brasile帽o鈥. Es muy interesante porque all铆 Villanueva empieza a desarrollar el tema de las rampas y las marquesinas en voladizo, con la influencia de Niemeyer, pero creo que con m谩s osad铆a. Para Kenneth Frampton el origen de la arquitectura param茅trica podr铆a estar ah铆.

-驴Qu茅 quiere decir arquitectura param茅trica?

-Seg煤n el diccionario, es un proceso de dise帽o basado en un esquema algor铆tmico que permite generar par谩metros y reglas que definen la relaci贸n entre los requerimientos y el dise帽o resultante. Seg煤n lo que vemos en los resultados m谩s famosos es un sistema de curvas continuas, que responden a requerimientos de circulaci贸n, estructura, visuales, recorridos, muy utilizados por Zaha Hadid y Frank Gehry. En el caso de Villanueva es muy interesante porque en ese mismo 鈥渞inc贸n brasile帽o鈥 comienza a incorporar elementos que vienen de su estudio de la arquitectura vern谩cula y colonial venezolana, como las celos铆as y las columnatas.

El Aula Magna de la UCV: Capacidad de la sala es 2.696 puestos, divididos as铆: Patio 1.722 puestos; Balc贸n Lateral Izquierdo 391 puestos; Balc贸n Lateral Derecho 390 puestos; Balc贸n Central 180 puestos; Palco de Honor 13 puestos.

-Estamos hablando de cu谩les edificios.

-El de Medicina Tropical, la Escuela de Enfermeras y el cafet铆n que remata el pasillo curvo en voladizo que viene desde la Plaza Venezuela. Esta segunda fase va a dar paso a una tercera a煤n m谩s osada. En este tercer acto Villanueva utilizar谩 un pasillo perpendicular al eje original que va a ser m谩s org谩nico y m谩s ecl茅ctico. Se trata de un proceso fruto de una visi贸n gestada a trav茅s de un desarrollo m谩s maduro, m谩s creativo e interior, que incluir谩 el Conjunto Rectoral, el Aula Magna, la Biblioteca, el Paraninfo, la Sala de Conciertos, configurando un modelo de centro de ciudad moderna.

-驴De d贸nde surge esta idea, este giro?

-Uno de los grandes interlocutores que tuvo Villanueva, si no el m谩s grande, fue Victor Vasarely. En 1955, Denise Ren茅 realiza la exposici贸n Le mouvement, que va a consolidar el cinetismo como la 煤ltima vanguardia moderna del momento. En el cat谩logo de la exposici贸n se incluye el 鈥渕anifiesto amarillo鈥 de Vasarely donde se revisan todos los paradigmas de la modernidad. Es un manifiesto muy importante porque en 茅l se analiza uno de los temas tratados en el s茅ptimo congreso de los CIAM: 驴Qu茅 es, o qu茅 debe ser, el centro de la ciudad moderna?

Nota tomada del texto 鈥Vasarely, la aventura del ojo鈥, de Jos茅 Mar铆a Parre帽o (8 junio, 2018), sobre la exposici贸n 鈥淰ictor Vasarely. El nacimiento de Op Art鈥, presentada en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza.

Vasarely estuvo siempre profundamente interesado en la funci贸n del arte y en su papel en la sociedad. En su Manifiesto amarillo de 1955 expresa su oposici贸n a la idea de obra 煤nica, destinada a una 茅lite, y aboga por la creaci贸n de m贸dulos y algoritmos que permitir铆an la reproducci贸n o producci贸n de sus obras por medios mec谩nicos. Es tambi茅n la idea de fondo de sus proyectos serigr谩ficos o textiles, que aqu铆 est谩n representados por varios tapices extraordinarios. Pero sin duda, el planteamiento m谩s ambicioso en este sentido es el denominado Folclore planetario. Continuador de las ideas de Fernand L茅ger y Le Corbusier, proclamaba una s铆ntesis de las artes que proporcionar铆a a las ciudades del futuro un repertorio de obras pl谩sticas monumentales, a la vista de todos y fuera del 谩mbito exclusivo del arte. Los proyectos m谩s destacados de este tipo a煤n pueden verse en la Universidad de Caracas o en el Bundesbank de Frankfurt.

Esta influencia es muy importante. Ya en Caracas hab铆a comenzado a plantearse la necesidad de darle a la capital un centro cultural moderno. Esta idea podemos verla en los grupos escolares dise帽ados por Luis Malaussena como parte principal del movimiento de educaci贸n nacional concebido por el presidente Medina Angarita (1941-1945).

Obviamente, si vas a modernizar el pa铆s, debes comenzar por la educaci贸n. Es lo que est谩 pasando, a la inversa, con los actuales gobernantes chavistas: Si quieres atrasar un pa铆s, acaba con la educaci贸n. Es una f贸rmula muy simple.

En esos grupos escolares dise帽ados por Malaussena y Villanueva, que son magn铆ficos y afortunadamente est谩n muy bien conservados, el auditorio no estaba, como sucede usualmente, al fondo o al centro, sino en el borde con la calle, antes que el resto de las edificaciones de las aulas y las oficinas. La idea era que la cultura ser铆a el articulador entre la instituci贸n educativa y la comunidad. Pareciera que durante el dise帽o de la Ciudad Universitaria, al surgir la idea de ese nuevo eje de la tercera etapa, va a estar muy presente la idea de que el auditorio debe cumplir la funci贸n que ten铆a en los grupos escolares de Medina, solo que a otra escala.

鈥淓s por esto que los pasillos son tan importantes. Ellos son los que hacen que la Ciudad Universitaria no sea un campus normal de facultades aisladas鈥

Rafael Pereira

-Entonces estamos hablando de crear la calle ideal de una ciudad moderna, privilegiando la cultura, que sirva para que la Universidad se comunique con el resto de la capital.

-Claro. 驴Entiendes ahora por qu茅 los pasillos terminan siendo tan importantes? Son justamente la manera de que la Universidad se comunique con la ciudad. Una vez que el conjunto rectoral se encuentra en el centro, no hacia afuera, los pasillos cubiertos permiten que las entradas al conjunto de la Ciudad Universitaria sean eficientes. Son las v铆as de acceso, los recorridos que nos llevan al Conjunto Rectoral y al Aula Magna. Hay otro concepto importante. Lo sabemos por la interlocuci贸n tan activa entre Villanueva y Vasarely. Afortunadamente se conservan en la Fundaci贸n Villanueva las cartas de Vasarely a ViIllanueva, aunque las cartas de Villanueva a Vasarely est谩n traspapeladas, perdidas. Esas cartas extraviadas vienen a ser algo as铆 como el vellocino de oro de la cultura venezolana. Imag铆nate encontrar el proceso reflexivo, compartido con un amigo, a trav茅s del cual Villanueva desarrolla sus ideas est茅ticas. Lo que s铆 resulta indudable es que la idea de movimiento est谩 desde el principio en el Conjunto Rectoral y tiene distintas manifestaciones y diferentes grados evolutivos.

Arquitectura y naturaleza en cada rinc贸n de la UCV.

-Y distintos or铆genes.

-Distintos or铆genes y distintos paladines en la concepci贸n y consecuci贸n del movimiento, un proceso evolutivo que, por supuesto, culmina con el cinetismo. Estos principios, seg煤n lo se帽ala Maci谩 Pint贸 en su estupendo libro sobre las S铆ntesis de las artes (Espacio y S铆ntesis en Carlos Ra煤l Villanueva, 2013), parten del cubismo como el primer recurso para generar 鈥渕ovimiento鈥 por la diversidad de encuadres simult谩neos. En el libro de Sibyl Moholy-Nagy sobre la obra de Villanueva, Caracas en tres tiempos, aparece un plano del conjunto rectoral realizado por el propio Villanueva para ilustrarlo que el llama 鈥渕ovimientos鈥. As铆 define Villanueva a los espacios que se van sucediendo en el Conjunto Rectoral y en la Plaza Cubierta. Para estos 鈥渕ovimientos, le encomienda piezas a grandes maestros como L茅ger o al mismo Vasarely. Villanueva los llama movimientos y no murales porque no est谩n pegados a la pared. Son m谩s bien planos curvos y sueltos que van enmarcando esa secuencia de espacios p煤blicos. Vienen a ser siete movimientos, como en una sinfon铆a. Otro hecho que me parece fundamental es la relaci贸n de Pierre Boulez con Alejandro Otero. Acu茅rdate que Pierre Boulez firm贸 el 鈥淢anifiesto Disidente鈥. Otero y Boulez eran amigos y compart铆an los mismos principios.

Nota en Wikipedia: El movimiento art铆stico conocido como Los Disidentes fue fundado en Par铆s en 1945 y dur贸 hasta 1950. Estuvo compuesto por un grupo de artistas venezolanos. El 鈥淢anifiesto No鈥 fue la declaraci贸n p煤blica de principios art铆sticos del grupo Los Disidentes, el cual fue redactado y publicado en Par铆s el 30 de junio de 1950 por los artistas Rafael Zapata, Bernardo Chataing, R茅gulo P茅rez, Guevara Moreno y Omar Carre帽o. Entre los aportes de los 鈥Los Disidentes鈥 se se帽alan: El inicio de las experimentaciones del arte neofigurativo, del abstracto y de otras corrientes del arte contempor谩neo; rompieron con el figurativismo y renovaron la pintura venezolana tradicional signada por la tendencia de El C铆rculo de Bellas Artes y la Escuela Paisajista de Caracas.

A帽ade a esto que el debut de Boulez como director, y esto lo comprob贸 Diana Arismendi, su disc铆pula, fue en el Aula Magna. Imag铆nate la importancia en los a帽os cincuenta de la Ciudad Universitaria: Boulez, uno de los grandes directores de la modernidad, dirige por primera vez en el Aula Magna.

Pierre Boulez lleg贸 a ser parte de la vanguardia musical llamada 鈥serialismo total鈥. Si examinamos la historia del arte no solo desde los movimientos de las artes pl谩sticas, y nos vamos tambi茅n a la m煤sica, vemos que la vanguardia de inicios del siglo XX incluye la dodecaf贸nica de Sch枚nberg. Los disc铆pulos de Sch枚nberg, Alban Berg, y especialmente Anton Webern, desarrollaron el 鈥渟erialismo鈥, el cual llega a su m谩xima expresi贸n cuando Pierre Boulez est谩 componiendo la primera de sus 鈥渆structuras para dos pianos鈥 en 1952, el mismo a帽o en que Villanueva est谩 componiendo sus movimientos entre la Plaza Cubierta y el Aula Magna.

-Expl铆canos un poco qu茅 es el 鈥渟erialismo鈥.

-El serialismo es una reacci贸n absoluta, extrema, ante los excesos mel贸dicos del romanticismo, sustituyendo la melod铆a por el ritmo hasta llegar a un punto absolutamente racional. Mercedes Otero lo menciona como una secuencia de notas que no puedes repetir hasta que no has terminado la serie. Yo lo hab铆a asimilado en una conferencia que le o铆 a Diana Arismendi, a lo mejor adapt谩ndolo a mis intereses, como fragmentos r铆tmicos discontinuos y, haciendo una reducci贸n a煤n m谩s personal, lo llam茅 鈥渕煤sica que no se puede silbar鈥. El ep铆tome es esa 鈥渆structura para dos pianos, n煤mero uno鈥. Pierre Boulez la consider贸 tan acad茅mica, tan racional, tan intelectual, que no autoriz贸 que se tocara en conciertos. Queda la grabaci贸n de dos pianistas insignes, los hermanos Kontarsky. Por cierto est谩 en YouTube. Quiz谩s podr谩s disfrutarla, pero no silbarla.

Nota en Wikipedia: La distinci贸n fundamental entre el serialismo y el dodecafonismo estriba en que el principio serial se puede aplicar a varios par谩metros musicales (ritmo, din谩mica, timbre, etc.), y no solo a la altura de las notas, como suger铆a la propuesta dodecaf贸nica original.

-Ni recordar, que creo es lo que quieres decir con silbar.

-Es algo impresionante. A m铆 me parece que de la interlocuci贸n de Pierre Boulez con Alejandro Otero proviene la idea de coloritmo, pues tambi茅n son fragmentos que se van disponiendo en el espacio. Puede que no sea una traducci贸n literal de la m煤sica a las artes visuales y la arquitectura, pero si advierto una continua interlocuci贸n de Pierre Boulez con Alejandro Otero que obviamente incluy贸 a Villanueva.

Nota. Luis P茅rez Oramas, Moma, 2017: Los coloritmos son un conjunto de obras del artista venezolano Alejandro Otero creadas en los a帽os 鈥40 y 鈥50. Consisten en pinturas rectangulares, verticales u horizontales, que se despliegan en innumerables variaciones de composici贸n seriales. Otero busc贸 resonancias r铆tmico-crom谩ticas en estas obras radicales. Los Coloritmos son la primera tipolog铆a repetitiva, en serie, dentro del arte geom茅trico abstracto en Am茅rica Latina, anticipando los logros de las series de H茅lio Oiticica y Lygia Clark de finales de los a帽os 鈥50.

-Villanueva creo que pas贸 un largo per铆odo en Par铆s.

-Iba todos los a帽os.

-Digamos entonces que es un largo per铆odo a trav茅s de los a帽os.

-Recuerda que Villanueva ten铆a una cercan铆a muy grande con Sof铆a Imber y Guillermo Meneses, y Meneses ten铆a la segunda secretar铆a de la embajada de Venezuela que equival铆a a una secretar铆a cultural. Imag铆nate el poder de convocatoria de esa secretaria con el d贸lar a 3,35 bol铆vares y Par铆s bajo el Plan Marshall. Guillermo y Sof铆a convirtieron la embajada en un sal贸n parisino con todas las de la ley, donde acud铆an maestros modernos como L茅ger o Henri Laurens, y vanguardistas como Vasarely y Boulez. Era un sitio verdaderamente efervescente. El inter茅s de Villanueva por el movimiento viene desde mucho antes. En la Feria de Par铆s de 1937, el Pabell贸n de Venezuela lo proyectan Malaussena y Villanueva. Malaussena se quejaba porque Villanueva no estaba presente en el Pabell贸n de Venezuela, sino en el de Espa帽a, dise帽ado por Josep Lluis Sert. All铆 fue donde Villanueva pudo ver el primer m贸vil de Alexander Calder, la Fuente de Mercurio. Sert entonces viv铆a en Boston y era muy amigo de Calder. A trav茅s de Sert, Villanueva conoce a Calder y comienza una relaci贸n maravillosa, una profunda y prol铆fica amistad. Por cierto, se acaba de publicar el segundo tomo de la biograf铆a de Calder que est谩 haciendo Jed Perl. Yo pude tener con Perl una interlocuci贸n muy larga y me siento muy orgulloso de su generosidad. En los dos tomos que van de la biograf铆a de Calder me da las gracias. Imag铆nate qu茅 honor. Con Jed Perl estuve estudiando toda la correspondencia de Villanueva con Calder. Por las cartas sabemos que Villanueva quer铆a unos m贸viles para la entrada del Aula Magna y Calder le dice que donde 茅l quiere estar es adentro. Villanueva le responde que no se puede porque est谩n los reflectores ac煤sticos y Calder le dice: -Vamos a jugar con esos reflectores. A m铆 siempre me llam贸 la atenci贸n por qu茅 Calder se entusiasm贸 tanto con ese interior. En la maravillosa conferencia que nos dio aqu铆, en Caracas, Jed Perl nos hizo ver que para Calder era muy importante el teatro de sombras indonesio. Adem谩s proven铆a de una familia de escen贸grafos, de manera que participar en un teatro, y a esa escala, era una ambici贸n juvenil, quiz谩s incluso infantil, y Villanueva se lo permiti贸. Quisiera insistir en que el gran interlocutor de los 鈥渕ovimientos鈥 de Villanueva fue Vasarely. Seg煤n mi sistema de valores, el positivo-negativo de Vasarely, que est谩 frente a la Sala de Conciertos, es la obra m谩s elaborada de los llamados 鈥渕ovimientos鈥. Adem谩s de lograr el movimiento por desplazamiento de los transe煤ntes, cuando ves la estructura de frente, la composici贸n de llenos y vac铆os luce de manera opuesta a lo que ves del otro lado. La b煤squeda de los 鈥渕ovimientos鈥 que Villanueva realiz贸 en la Facultad de Arquitectura nos dej贸 obras maestras, como el penetrable de Soto que est谩 en el jard铆n del cafet铆n, y, hacia la biblioteca, el m贸vil de Calder m谩s bello de todos: La r谩faga de nieve. Esta idea constante de movimientos es la que genera y explica la importancia de los pasillos dentro de la Ciudad Universitaria. Villanueva, en di谩logo con su gran ingeniero, Juan Otaola, concibi贸 las distintas estructuras para esos pasillos que tanto emocionaron a Kenneth Frampton. Frampton qued贸 realmente asombrado y nos dijo que en ellos, junto a las marquesinas y las rampas, est谩 el origen de la arquitectura param茅trica. Cada pasillo cubierto es un ensayo distinto y, de todos esos pasillos, a pesar de que mi amiga Mercedes Otero insiste en que estoy equivocado, el pasillo central al que se le fracturaron dos m贸dulos, es el tramo m谩s importante. Su dise帽o es muy bello. Tiene una elegante ondulaci贸n que genera una torsi贸n estructural. Esta ondulaci贸n hace que se acumule el agua como en una bandeja, una condici贸n que es letal por el sobrepeso si no se le da mantenimiento a los drenajes. Siento que hay algo tr谩gico, como de or谩culo. Uno no relacionar铆a el realismo m谩gico con Villanueva, porque la modernidad se supone que sea absolutamente racional, pero justamente es la fractura de la raz贸n, del amor a la arquitectura, a la Ciudad Universitaria y a la obra de Villanueva. Cuando vemos c贸mo ha sido manejado el mantenimiento de la Ciudad Universitaria, los absurdos y esc谩ndalos de las instituciones, un abandono fruto del desprecio, la abulia, la incompetencia, es un milagro que la ins贸lita y coral belleza de esos 鈥渕ovimientos鈥 contin煤en existiendo. Lo que me conmueve y quiero compartir, es cu谩n simb贸lico resulta que haya sido justo en ese pasillo, que es, con el perd贸n de mi amiga Mercedes, el que m谩s asoci贸 con un eco espiritual del serialismo total. No lo estoy considerando un paralelismo entre m煤sica y arquitectura, ni sugiriendo que un concepto musical se vuelve un concepto arquitect贸nico; simplemente siento que es una maravillosa met谩fora. Ese tramo del pasillo realmente tiene un rol fundamental, pues es el que corta radicalmente con la estructura acad茅mica que, en una primera fase, dio origen al plan de la Ciudad Universitaria. Ha ocurrido un hecho lamentable, incluso m谩s que lamentable. Como dice el diccionario, 鈥渓agrimable鈥: 鈥淒igno de ser llorado desconsoladamente鈥.

鈥淗a ocurrido lo peor que le puede pasar al epicentro utilitario y simb贸lico de la modernidad鈥

Rafael Pereira

-Para entender, para que nos entre en los tu茅tanos. Podemos decir que esa fractura, consecuencia del abandono y la desidia, se da justamente donde ocurri贸 el giro hacia una nueva b煤squeda conceptual y arquitect贸nica.

-Exacto, eso es lo incre铆ble. Nos est谩 anunciando que si no le prestamos atenci贸n, cari帽o, respeto, y, para empezar, acomodamos los drenajes de los dem谩s pasillos, esa terrible suerte se va a multiplicar. Es muy interesante, sobrecogedor, porque hay algo simb贸lico que se vuelve f铆sico, patente y pat茅tico.

-Siento que esa tercera etapa, que, seg煤n lo que me est谩s contando, tiene que ver con el serialismo, con la idea de coloritmo y con el cinetismo, genera una ausencia de narrativa, de una composici贸n que podamos recordar. En la primera etapa, todo estaba dise帽ado para poder recordarlo, digamos que para silbarlo. Exist铆a una armon铆a, una l贸gica legible, una direccionalidad, un recorrido con un principio y un final; y, de repente, irrumpe un principio de composici贸n que es cin茅tico, de vol煤menes que est谩n vibrando en el espacio y cuya importancia no proviene de una secuencia lineal, narrativa, sino de una atm贸sfera total en la que est谩 vibrando pr谩cticamente todo a la vez, como en una obra de Soto o de Otero. De las cosas que recuerdo de mis recorridos por la Universidad Central, es que no era f谩cil guiarse y, al mismo tiempo, era delicioso perderse. Los pasillos cubiertos producen curvas, sorpresas, m煤ltiples puntos de fuga. Hay algo que est谩 hecho para el puro disfrute del recorrido como un valor en s铆 mismo, y ya no tanto porque te lleve de un lugar a otro.

-Exacto, tal cual.

-Es totalmente l贸gico y a la vez un milagro que se dieran esos contactos, esos di谩logos, entre un Villanueva ya maduro y unos j贸venes y geniales artistas que estaban comenzando. Qu茅 dicha debe haber sido para ellos conseguir al mismo tiempo un mecenas y un maestro, un promotor y un gu铆a. Entiendo que la diferencia de edad entre Villanueva y Vasarely es muy poca, pero con Otero, Soto y Boulez es casi un cuarto de siglo.

-Recuerda que Villanueva trabaj贸 con dos generaciones. Entre los maestros modernos m谩s pr贸ximos a 茅l est谩 Narv谩ez; luego viene una generaci贸n mucho m谩s joven que tuvo el privilegio de ser formada por Antonio Edmundo Monsanto en la Escuela de Artes Pl谩sticas y luego, a instancias de Monsanto, terminaron traslad谩ndose a Par铆s e inclusive a Holanda a conocer a Mondrian en vivo. Tuvieron la suerte de adquirir una formaci贸n universal, cosmopolita. Participaron en un movimiento moderno global, verdaderamente internacional. Tuvieron acceso al arte abstracto, cuyas ideas seminales, principios de composici贸n, o compositio, como lo llamaba Leon Battista Alberti, termina siendo el elemento com煤n. Esto explica que Villanueva pudiera entender y concertar toda esa gente tan dis铆mil. Por esa raz贸n es que se produce esa extraordinaria integraci贸n de las artes, quiz谩s la m谩s notable e irrepetible en la historia del arte.

鈥淓l gran interlocutor de los 鈥榤ovimientos鈥 de Villanueva fue Victor Vasarely鈥

Rafael Pereira

-Uno podr铆a decir que en la Ciudad Universitaria, la clave, el momento estelar o la sensaci贸n que m谩s intensamente nos da la idea de lo que estaba pasando en los cincuenta, son los pasillos cubiertos.

-Acu茅rdate adem谩s, Federico, que la labor tit谩nica que se lanzaron Mar铆a Fernanda Jaua, madame moderne, y Ana Mar铆a Mar铆n, (Mar铆a Fernanda argumentando y Ana Mar铆a gestionando) fue el empuje que logr贸 la declaratoria de la Unesco. La cual no se refiere solo a una obra de arquitectura, sino a un modelo de ciudad moderna; un rango que solo tienen Brasilia y Chandigarh. Es justamente esa nueva visi贸n del transitar, del ocupar, la que genera y unifica esta suerte de revelaci贸n. Es por esto que los pasillos son tan importantes. Ellos son los que hacen que la Ciudad Universitaria no sea un campus normal de facultades aisladas. F铆jate que en la idea original hab铆a un gran 贸valo vac铆o en el medio alrededor del cual se ubicaban las facultades.

La Ciudad Universitaria de Caracas es el campus principal de la UCV, posee un 谩rea construida de 164,22 hect谩reas (1,64 km虏) y terrenos que alcanzan 202,53 hect谩reas.

-Un conjunto totalmente legible pr谩cticamente desde un solo punto. Qu茅 diferente es desde un solo punto ver todo y entender todo, a generar una serie de puntos de vista m煤ltiples que participan en una ecum茅nica y progresiva comprensi贸n del espacio.

-Es lo que dec铆a Maci谩 de c贸mo al principio se plante贸 la visi贸n cubista del m煤ltiple encuadre simult谩neo. El problema es que esa complejidad no es tan f谩cil de restaurar, de mantener. Ahora la tarea es la recuperaci贸n de la Universidad Central, siempre comprendiendo que estamos restaurando una obra de arte.

-Esa tarea adquiere un peso unido a un gran dolor. Estamos ante una fractura que ha ocurrido en el meollo de la historia de la cultura venezolana.

-Eso es lo que quiero hacer ver, que ha ocurrido lo peor que le puede pasar al epicentro utilitario y simb贸lico de la modernidad, a un modelo de ciudad moderna basado en recorridos, en movimientos.

-Creo que nos dieron en la madre. Qu茅 tristeza.

-Sobreviviremos. T煤 sabes que yo tengo un bote salvavidas capaz de navegar aguas turbulentas que es la arquitectura y, contigo, es muy bueno montarse en ese bote.

-Creo que nos queda mucho mar y mucho r铆o para navegar juntos.

Lee y comparte
La opini贸n emitida en este espacio refleja 煤nicamente la de su autor y no compromete la l铆nea editorial de La Gran Aldea.
M谩s de Entrevistas