En la aldea
18 mayo 2024

La inercia en la economía

¿Puede la actual gestión sacarnos de esa inercia? Sí, es un escenario posible. ¿Qué herramientas tiene a la mano para ello? Su margen de maniobra es reducido, pero si aplican un plan agresivo de vacunación, si profundizan la flexibilización económica, si dan luz verde a ciertas iniciativas del sector bancario en materia de dolarización, si reducen el encaje se permitiría la expansión del crédito, sin duda todo esto podría repercutir en un mayor crecimiento económico para 2021. ¿Con un gobierno con poca credibilidad, que no cree en las libertades, que se encuentra aislado internacionalmente y cuya intención más notoria es mantenerse en el poder, serán posibles estos cambios con la urgencia que se requieren?

Lee y comparte
Henkel García U. | 05 mayo 2021

Inercia: 1. f. Fís. Propiedad de los cuerpos de mantener su estado de reposo o movimiento si no es por la acción de una fuerza.

El diseño y la ejecución de políticas económicas efectivas han estado ausentes en los últimos 22 años. Lo que hemos visto son medidas aisladas, descoordinadas, por nombrar apenas dos características, pero eso sí, siempre supeditadas a objetivos políticos, muchos de ellos centrados en el control y la dominación de la sociedad.

Sabiendo esto, igual sorprende la actual inacción, más cuando estamos en medio de una pandemia, con todo lo que ello significa para el desempeño económico de cualquier país. Este hecho llega hasta tal punto que muchos de los que leen estas líneas desconocen quién es la persona que ocupa el Ministerio de Economía y Finanzas.

Como en otros aspectos de la vida nacional, el sentimiento es que estamos por nuestra cuenta, tratando de navegar un barco que está a la deriva. Empresas y ciudadanos hacen lo mejor que pueden con unas condiciones que se han hecho eternamente adversas. Pero es poco lo que se puede navegar sin viento a favor.

En un ambiente de altísima incertidumbre se hace muy difícil delinear posibles escenarios. El actual camino es de inercia, de deriva y no parece haber algo que lo cambie. Es probable que algunos sectores puedan tener mejores números que 2020, otros seguirán en la postración que finalmente terminará en desaparición.

“El diseño y la ejecución de políticas económicas efectivas han estado ausentes en los últimos 22 años”

¿Puede la actual gestión sacarnos de esa inercia? Sí, es un escenario posible. Siguiendo con el símil del barco, puede que este comience a moverse, pero de hacerlo será algo muy lento e insuficiente.

¿Qué herramientas tiene a la mano para ello? Realmente pocas, su margen de maniobra es reducido. A pesar de ello, si se animasen a un plan agresivo de vacunación, si profundizan la flexibilización económica, si empiezan a darle luz verde a ciertas iniciativas provenientes del sector bancario en materia de dolarización, así como la reducción progresiva del encaje para así permitir la expansión del crédito, todo ello podría repercutir en un mayor crecimiento económico en este 2021, uno que nos acerque a la economía, ya muy precaria, de 2019.

Mucho se ha dicho sobre la necesidad de un cambio político para crecer de la manera robusta que necesitamos. Es poco lo que se puede lograr con un gobierno con poca credibilidad, que no cree en las libertades, que se encuentra aislado internacionalmente y cuya intención más notoria es mantenerse en el poder tanto como pueda.

Es mucho lo que se puede lograr si ese cambio político, necesario, pero no suficiente, abre las puertas a una nueva institucionalidad, a un renovado acuerdo social para la estabilidad, a un ambiente económico lleno de libertades y respeto a la propiedad privada, a un Estado funcional, en fin, si este nos lleva a un escenario en el que cada ciudadano pueda desarrollarse plenamente, con apoyo, pero sin coacción, con independencia y sin dominación.

@HenkelGarcia

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Opinión