En la aldea
22 mayo 2024

Tamara Suju, abogada defensora de Derechos Humanos. Directora Ejecutiva de Casla Institute. Delegada de WJA ante la Corte Penal Internacional.

Tamara Suju:

“Tarek William Saab es una de las cabezas de mando de los crímenes que han sucedido en Venezuela”

Frontal, clara y decidida en cada argumento; a veces con la vehemencia que le da el conocer todos los detalles de lo que habla, cuestiona y defiende en cualquiera de los escenarios internacionales a favor de los venezolanos. Una abogada que se ha sabido ganar el respeto de quiénes la escuchan cuando clama por la justicia de sus connacionales. “En la CPI no se juzga cualquier cosa, se juzgan aquellos crímenes que no pueden ser perdonados por la humanidad”, y Tamara Suju enfatiza: “Las dos únicas cosas que realmente sirven, que son las amenazas reales y que tanto nos ha costado construir, son las sanciones y la justicia internacional”.

Lee y comparte
Walter Molina Galdi | 23 junio 2021

Su nombre está ligado al de varias organizaciones y causas que promueven los principios democráticos y que luchan en favor de los Derechos Humanos, algo que la vincula precisamente con el proceso que se sigue en la Corte Penal Internacional (CPI) y que puede implicar una investigación contra funcionarios del régimen de Nicolás Maduro por su presunta participación en crímenes de lesa humanidad. Tamara Suju, como abogada que se ha especializado en derechos humanos, tiene una mirada clara del caso, de los pasos que se esperan en la CPI y de la estrategia que la administración de Maduro viene desarrollando para dilatar.

Dice que no descansará para lograr que “la CPI llegue hasta donde tenga que llegar” y que denunciará a quienes estén detrás de los planes para diluir el proceso, “porque entonces son cómplices de los crímenes de lesa humanidad en Venezuela y están listos para convivir con quienes han asesinado, torturado y vejado a los venezolanos”. Sostiene que la evolución hacia una investigación en la CPI terminará por mostrar “quiénes son los amigos de los que han cometido los peores crímenes”.

“No voy a descansar para lograr que la CPI llegue hasta donde tenga que llegar”

Tamara Suju

-¿Qué impacto real puede tener para los venezolanos que la Corte Penal Internacional decida abrir una investigación sobre Nicolás Maduro y funcionarios de su régimen?

-El venezolano de a pie está sufriendo tantas calamidades, que la política interna y la externa a veces lo sobrepasa. No tiene tiempo ni siquiera para enterarse de lo que pasa en los estados hermanos de donde viven. El venezolano normal, de a pie, intenta sobrevivir entre conseguir comida, protegerse de la inseguridad, de la pandemia, buscar los servicios básicos que no tienen como la luz, el agua, el aseo, el gas. Las calamidades que vive el venezolano, que no es el que usa las redes sociales, le da solamente para que esa cúpula que crea en torno a él y su familia no le afecte, entonces no están al tanto lo que están haciendo afuera los que tienen en sus manos la toma de decisiones, para bien o para mal. Muchos no saben lo que está pasando en la CPI, a lo mejor ni saben lo que es la CPI, ni qué juicios se están llevando a cabo, ni los procedimientos, ni qué pasó la semana pasada. Y no puedes ni criticarlos ni exigirles, porque bastante tienen con sobrevivir.

-Pero aun así, la decisión que pueda tomarse en la Corte Penal Internacional tendrá un impacto para los venezolanos, al tener un impacto sobre el régimen.

-Justamente por eso, lo que nos queda a los que sí tenemos el poder real de conocer lo que está pasando, los que sí hemos impulsado el proceso ante la CPI para juzgar a estos criminales que tienen a los venezolanos de rodillas pidiendo clemencia por gas, por agua, por gasolina; los que sí tenemos el poder de tratar de ayudar para salir de estos criminales, debemos seguir por ellos. Tomar la decisión de denunciar a un régimen criminal ante el máximo Tribunal Penal Internacional, señalarlos, decir quiénes son, decir cuáles son sus crímenes y decir qué hacen, trae muchas consecuencias. Pero es justamente para eso estamos los que salimos del país a hacer justicia, por ellos, por los que no pueden hablar, por los que tiene familiares que están muriendo sin medicinas, los que están muriendo por la pandemia sin ningún tipo de protección, sin que nadie clame por ellos, por eso es que estamos trabajando los que sí podemos hacerlo.

-Esta investigación corroboraría los muchos informes que han hecho organismos y ONG sobre Venezuela, que durante mucho tiempo gran parte del mundo no vio y no quiso ver. ¿Es así?

-Así es. Durante todo este tiempo se ha logrado la señalización internacional en el caso de Venezuela, no solamente por la OEA que, incluso antes de hacer el panel de expertos que determinaron que había crímenes de lesa humanidad, hizo cuatro informes fundamentales sobre las violaciones masivas de derechos humanos y los crímenes. No solamente por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que ha sido bien clara sobre lo que está pasando en Venezuela y en determinar las violaciones masivas y los crímenes que han sucedido, sino también por el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra’ad Al Hussein, que estuvo antes que Michelle Bachelet, con sus dos estupendos informes que alertaban sobre la comisión de crímenes de lesa humanidad. La actual Alta Comisionada que mal que bien ha hecho la denuncia sobre estos crímenes como por ejemplo el caso de la tortura y las detenciones arbitrarias. El grupo de expertos de la Misión de Determinación de Hechos de la ONU. Pero ante todo esto, quienes nos hemos dedicado durante años a recopilar dichos crímenes para que todos estos organismos tuvieran las pruebas, porque ese ha sido el trabajo fundamental de las ONG, de los abogados que estamos detrás de esto, documentar esos casos.

“Nos hemos dedicado durante años a recopilar dichos crímenes para que todos estos organismos tuvieran las pruebas”

Tamara Suju

-¿Cómo ha sido ese proceso?

-Ha sido complejo pero muy importante. En mi caso y el del instituto que represento (CASLA), nosotros denunciamos al régimen de Venezuela por crímenes de lesa humanidad en la CPI por detenciones, torturas, violencia sexual y desaparición forzada en junio de 2016. Luego abrimos otro expediente, porque cuando la CPI abre el examen preliminar nos da otro expediente en el 2018 y llevamos desde ese entonces casi 1.000 casos de torturas, tales casos están también entregados a la Secretaría General de la OEA para sus informes.

-¿Qué impactos tendría internacionalmente la apertura de una investigación formal?

-Lo que hace la diferencia entre que se abra una investigación o no, es saber primero quiénes son los que van a seguir apoyando a un régimen criminal. Quiénes son los amigos de los que han cometido los peores crímenes, porque en la CPI no se juzga cualquier cosa, se juzgan aquellos crímenes que no pueden ser perdonados por la humanidad, y yo quisiera ver al gobierno de Argentina y México, siendo cómplices del tirano. Porque el Nicolás Maduro -y su estructura de mando que es muy importante, porque él no va solo de la mano en la comisión de estos crímenes-, han asesinado, han cometido las peores torturas que se pueda imaginar el ser humano, han desaparecido, han permitido que sus organismos de inteligencia y seguridad violen a venezolanos mientras los torturan, pero ellos con base en su amiguismo político y a su ideología, están dispuestos a lavarle la cara a los tiranos, pidiendo una transición con unas elecciones donde la tiranía se convalide en el poder, porque cuando tú aceptas ir a elecciones con el tirano, tú estás aceptado que él está en el mando en este momento. Él es el que está organizando dichas elecciones y tú estás convalidando un período presidencial que todo el mundo democrático declaró como ilegítimo, porque él se reeligió de forma ilegítima.

-Ya que habla de Argentina y México, ¿qué opinión tiene sobre la forma en la que el presidente Alberto Fernández ha tratado la situación en Venezuela? Retirar al país como uno de los que suscribieron la petición para la investigación fue un acto simbólico pero que dice mucho. ¿Lo cree igual?

-Lo que ha sucedido con Argentina es lamentable, es vergonzoso, porque no solamente retiró su suscripción a la petición de investigación en La Haya con el caso de Venezuela, sino que además no apoyó, por ejemplo, la resolución contra el régimen de Nicaragua en la OEA. Es muy lamentable el apoyo de países como Argentina y México a regímenes no democráticos comprobados por denuncias de organismos regionales y universales que dicen que se están cometiendo crímenes en esos países. Así que habría que ver si, países que se dicen democráticos y defensores de derechos humanos, una vez se abra la investigación en la Corte, van a seguir apoyando a un criminal. Yo quisiera ver si en Argentina, sobre todo, que todavía están juzgando a militares por las torturas de las dictaduras, van a seguir apoyando a un tirano que ha torturado a su pueblo, que ha torturado a nuestros jóvenes y que ha violado a nuestras muchachas. Bien sinvergüenza tiene que ser el gobierno de Argentina si sigue apoyando todo esto.

“¿Tú crees que la tiranía se va a portar bien después de las elecciones regionales?”

Tamara Suju

-¿Qué informes ha presentado Tarek William Saab a la Corte Penal Internacional y qué relevancia real tienen a efectos del proceso?, ¿fueron solo una estrategia dilatoria?

-Una vez que se abre la fase tres en diciembre de 2020, la CPI solicitaba información al régimen venezolano sobre qué investigaciones serias y creíbles había hecho para juzgar a quienes han sido señalados de crímenes de lesa humanidad en Venezuela. El régimen ha estado enviando información desde ese entonces, sobre los procesos penales y legales que tiene supuestamente abiertos. Uno muy evidente es el del caso del capitán de fragata Rafael Acosta Arévalo donde ellos sentenciaron a dos personas que nadie conoce, a dos totales desconocidos que los juzga por este caso y los sentencia al principio por asesinato y luego echan para atrás y hacen un nuevo juicio, en este caso por torturas para decirles a la CPI que ellos están haciendo investigaciones supuestamente sobre el caso de Acosta Arévalo y juzgándolos supuestamente por torturas. Lo importante de este caso es que primero estas dos personas están libres, están en las sedes del Dgcim sin estar en las celdas, incluso los pusieron de custodios de los presos políticos. Y además, todo el mundo sabe que la cadena de mando en el caso de Acosta Arévalo, comienza por Nicolás Maduro que sabía lo que estaba ocurriendo, sigue por Diosdado Cabello que incluso dijo en su programa de televisión que los estaban cuidando bien, además va por el ministro de la Defensa que es quien rige el lugar donde fue torturado Acosta Arévalo que es una finca de Fuerte Tiuna en La Mariposa; está el director de la finca que es un teniente coronel que es quien rige la finca, y de ahí para abajo todo los torturadores, entonces, este tipo de farsas es la que imagino estuvo enviando Tarek hasta hace poco. Además de eso, él prepara aparentemente cuatro comunicaciones este último mes. Una de ellas en caso de que supuestamente las pruebas que utilizaba la CPI eran sobre información que se hacían en las redes sociales, una cosa insólita. Y la otra, es la de cuando pide el control judicial.

-¿Qué significa el control judicial?

-El control judicial, cuando un Estado parte está siendo examinado, se pide en el momento en que la fiscalía tiene el informe final del examen preliminar y lo más importante de todo es que se pide cuando la decisión de la fiscalía es abrir una investigación, esto quiere decir que ya el Estado había sido notificado de que se iba a proceder con esta acción y echó el último tiro para tratar de dilatar ese proceso que es justamente pedir el control judicial. Entonces, no tengo dudas de que ellos lo que hicieron en este caso fue utilizar la última arma que tenían y la Fiscalía no podía responder o colgar su informe antes de que la sala de jueces respondiese al Estado venezolano y resolvieran el asunto que el Estado estaba pidiendo.

-Es decir, la ahora ex fiscal Fatou Bensouda actuó conforme a la normal, no “se lavó las manos” como muchos pudimos creer. ¿Es así?

-A mí me parece que en el caso de la fiscal Bensouda actuó como tenía que actuar, porque ella no podía pasar por encima. Segundo, ya había dicho en diciembre del año pasado que existían bases razonables para creer que se habían cometido crímenes de lesa humanidad en Venezuela. Es decir, ella envió un mensaje diciendo “yo tengo bases reales para decir que hay crímenes razonables”, particularmente en caso de detenciones, torturas, violencia sexual, persecución contra grupos minoritarios por motivos políticos, etc. Ella dijo en su carta de despedida, que quizás en anticipación a este resultado, el régimen actuó como actuó hace una semana, es decir, hasta el día en que la fiscal entregó el cargo, el día lunes, el régimen estaba metiendo otra comunicación. Yo lo que pienso es que ellos utilizaron las armas legales que tenían, que son las últimas que podían utilizar. El nuevo fiscal, Karim Khan, no ha recibido cualquier cosa, recibió el informe final de un equipo que trabajó durante tres años para determinar que en Venezuela se habían cometido crímenes de lesa humanidad. Y recibió ese informe que está esperando las palabras de la Sala de Jueces sobre el pedido del Estado venezolano, para que se anuncie finalmente lo que todos los venezolanos sabemos que iba a pasar y queremos que suceda.

“Tienen a los venezolanos de rodillas pidiendo clemencia por gas, por agua, por gasolina”

Tamara Suju

-¿Qué implicaciones sobre lo que ha pasado y lo que está por pasar tiene la designación de Gladys Gutiérrez como Embajadora de Venezuela ante la Corte Penal Internacional?

Gladys Gutiérrez está sancionada por Estados Unidos, Canadá y otros Estados. No nos olvidemos que ella fue fiscal del chavismo, fue una fiscal implacable en juzgar a personas por crímenes que no habían cometido. Fue una fiscal que formó parte de esa estructura represiva. Yo digo siempre con mucho énfasis que esto que nos está sucediendo no es nuevo, por eso siempre en mis escritos a la Corte me refiero a la planificación de la represión. Desde Hugo Chávez se planificó la estructura criminal que iba a controlar a la población, y Gladys Gutiérrez fue parte de esa estructura represiva que ayudó a lo que hoy está pasando en Venezuela. La utilización del sistema de justicia por el chavismo, para perseguir a la oposición, para reprimirla, para tratar de callar a las voces, que implicó tanta persecución de jóvenes, de periodistas, de abogados, de gremios completos; ella fue parte de esa estructura criminal, no en balde tenemos hoy un sistema de justicia totalmente a la disposición y a los pies de lo que dice le tirano, y es por ello que yo no creo en la justicia transicional.

-Pero gran parte de la oposición ha expresado la necesidad de una justicia transicional.

-No creo en la justicia transicional que está proponiendo el Gobierno interino en ese “Acuerdo de Salvación Nacional”, porque en Venezuela no podemos aspirar a que haya justicia nacional hasta que no salgamos de esta estructura que ha tardado 21 años en formarse, que tiene a todo el aparato de justicia funcionando en sus pies; hasta que no haya una limpieza del sistema de justicia, donde busquemos jueces probos, fiscales probos que no se hayan prestado a la corrupción y a ser herramientas de represión contra los venezolanos; hasta que no tengamos ese sistema, no vamos a poder aspirar a tener un sistema de justicia interno que sea creíble, independiente y que realmente busque juzgar a los responsables.

-Si la Corte Penal Internacional decide abrir una investigación, ¿cuánto tiempo puede tomar este proceso?

-Esto es muy importante aclararlo. El Estatuto de Roma no establece lapsos procesales, ni en el examen preliminar ni en la investigación ni en la fase de juicios. Esto quiere decir que, en el proceso de investigación, donde realmente se hacen ese tipo de análisis como si fueran una justicia nacional, sobre los casos se profundiza, etc., no tiene períodos. No puedo decir si puede tardar un año, dos o tres. La idea, en el caso de mi organización es tratar de impulsar que esto se dé lo antes posible. Yo creo que una de las cosas que los mantiene a ellos dando respuestas como las están dando, es porque le temen a la justicia internacional. A la nacional no, ellos se ríen de la justicia nacional porque la tienen en sus manos, por eso ellos dicen “vamos a hacer transición con justicia nacional”.

“Es muy sabroso vivir en Argentina, comer carne como la que debe comer el presidente Fernández y ser cómplice de lo que pasa en Venezuela, Nicaragua y Cuba”

Tamara Suju

-¿Cuáles serían los pasos de esta investigación?

-La Corte en ese período puede citar a los altos responsables, a los que ellos consideren que tienen que declarar sobre las implicaciones en las cuales están, pueden tener órdenes de comparecencia en la Corte o pueden dictar órdenes de aprehensión internacional. Y esto es muy importante porque en el caso de Venezuela, estos criminales siguen en el poder y como sabes la CPI puede juzgar a funcionarios en mando, así sean presidentes. Como dije, a la justicia internacional sí le temen, sobre todo porque, al tratarse de un proceso largo, ellos le temen a la crítica, a que los expongan mundialmente ante un Tribunal Penal Internacional, no a que los agarren porque se sabe que si hay una orden de aprehensión pues no pisarán un país que forme parte del Estatuto de Roma para que no tengan la obligación de entregarlos, pero sí a que los expongan al escarnio público diciendo que los están buscando por criminales. Se pueden producir muchas cosas. No diré que será pronto ni que será lo más cercano posible a una salida, porque no es la Corte la que va a sacar a Maduro. En Venezuela mucha gente pensó eso, pero no. Lo que va a hacer la Corte es abrirle el camino a la justicia real, pero no hay lapsos, no sabemos cuánto tiempo va a tardar el nuevo fiscal en decidir sobre lo que tienen en sus manos.

-Hay quienes mencionan que la Corte Penal Internacional podría ayudar a la transición en Venezuela. Que la presión desde La Haya podría ser un incentivo para el régimen a abrirse a un proceso de cambio. ¿Piensa usted igual?

-Es un error querer utilizar a la CPI para lograr una transición. No debemos poner a la CPI como mecanismo para lograr que el régimen “se siente”. Lo que más me preocupa, es que hay voces que están llevando de alguna manera las pretensiones del régimen de que, en una transición, en este tipo de acuerdos que se están haciendo con noruegos y mexicanos, se trate de que el rol de la CPI se convierta en complemento de la justicia nacional, que es hacia donde está remando Tarek William Saab. Ellos quieren que la Corte sea supletoria positiva al proceso de justicia que ellos tienen en Venezuela, por eso dicen que hay no sé cuántos investigados, que nadie sabe quiénes son pero sí que ninguno es un alto responsable, porque yo no veo a un Padrino separado del cargo ni a ninguno de la cadena de mando señalada. Lo peligroso de todo esto que estamos viendo con estos acuerdos y ofrecimientos, es que el tema de la justicia internacional se ponga como medio para que los altos responsables queden impunes, sacrificando a los que pegan, a los soldados que obedecieron órdenes, pero dándoles impunidad a la cadena de mando para liberarlos del proceso de la CPI. La complementariedad de la Corte se da cuando hay realmente indicios dentro del país de que habrá procesos creíbles e independientes y eso no existe. No hay ningún tipo de justicia en Venezuela creíble e independiente.

-¿Esa es entonces la estrategia de Tarek William Saab?

-Tarek William Saab es una de las cabezas de mando de los crímenes que han sucedido en Venezuela. Cuando era “defensor del pueblo” y hoy en día siendo fiscal. Él ha sido uno de los promotores de esa persecución sistemática contra venezolanos. Hoy día quiere lavarse la cara, primero diciéndole a la CPI que está haciendo investigaciones; y segundo, jugando a este papel de la transición política, a que la CPI pase a ser complementaria a la justicia venezolana. Y yo no entiendo cómo hay oposición venezolana que se presta para esto. Oposición que ha sido perseguida, encarcelada, torturada, exiliada, prestándose para lo que tanto trabajo nos ha costado construir a quienes hemos señalado a la Corte, a quienes hemos denunciado, a quienes logramos que se abriera un examen preliminar, que esto de alguna manera pase a complementar lo que no existe en Venezuela. Yo te puedo decir que no voy a descansar para lograr que la CPI llegue hasta donde tenga que llegar. Y si hay que denunciar a quienes están detrás de un plan maquiavélico para que la Corte pase a ser complementaria, los voy a denunciar, porque entonces son cómplices de los crímenes de lesa humanidad en Venezuela, y están listos para convivir con quienes han asesinado, torturado y vejado a los venezolanos.

“No hay nada que les haya traído más dolor a los latinoamericanos que el castrochavismo, yo no sé cuál es el masoquismo de Latinoamérica de simpatizar con estos regímenes”

Tamara Suju

-Ya que entramos en ese tema, quisiera preguntarle sobre la presión internacional. Hoy pareciera que lo único que se tiene a la mano para negociaciones o presiones que obliguen al régimen a ceder, son justamente la Corte Penal Internacional y las sanciones. ¿Es suficiente?, ¿se necesita algo más?, ¿qué puede hacer el liderazgo político al respecto?

Se necesita más presión de la comunidad internacional democrática, que sí ha presionado, pero siempre bastante frenado. Mira el caso de España con Delcy Rodríguez, que hizo lo que le dio la gana en el Aeropuerto. ¿No era deber de España sacarla de ahí por sus sanciones? Si realmente la comunidad internacional hubiese hecho lo que dijo, lo que prometieron, hoy tuviéramos otro proceso en Venezuela. Si realmente hubieran aplicado como tenían que aplicar el cerco contra Maduro, pero parece que a algunos países prefieren tomar decisiones propias. Tienes a unos criminales que se la pasan volando cielo europeo para ir a los países donde sí pueden ir, y se ríen de esto. ¿Cómo es posible que esto suceda? Si yo fuera la comunidad internacional democrática, hubiera dictado no más sanciones, sino prohibiciones a sus familias estar en piso donde estén sancionados, porque ahí tienes a Europa recibiendo a los familiares de los criminales. Allá están en España conviviendo todos juntos como hermanos, con criminales, con enchufados, con “bolichicos”, con financistas del régimen venezolano. Ahí tienes a Europa como cómplice de la estructura del lavado de oro de sangre venezolano. Vendiéndolo en países europeos en todas las redes que compran oro que sacan de Venezuela de forma ilegal. Es el oro el que les está dando dinero, el que envían a Turquía, a Irán, a Rusia, y que lavan en las cadenas de la venta de oro en Europa para luego mandarle dinero al régimen venezolano. No es que el régimen no tenga plata, es que no tiene plata para darle salud a los venezolanos, pero sí tienen para seguir financiándose ellos, pero además financiar a procesos desestabilizadores en Latinoamérica, como ocurre con los sinvergüenzas del Grupo de Puebla.

-Ya que toca el Grupo de Puebla y hablamos antes de Argentina, pareciera que esta coalición cada día toma más fuerza y, al ser Alberto Fernández el único presidente en ejercicio que la integra, se nota que han usado al gobierno argentino para muchas actividades como por ejemplo lavarle la cara al régimen de Venezuela. ¿Qué opina sobre esto?

-El Grupo de Puebla es el que está liderando todo este renacimiento del castrochavismo, y eso es muy lamentable. No hay nada que les haya traído más dolor a los latinoamericanos que el castrochavismo, yo no sé cuál es el masoquismo de Latinoamérica de simpatizar con estos regímenes. ¿No ven cómo viven los venezolanos y cubanos? Todos los simpatizantes del castrochavismo deberían irse a Venezuela e instalarse allá sin electricidad, sin gas, sin comida y ni medicinas, y vivir del realismo, al igual que a Cuba si tanto les gusta estos tipos de regímenes. Lo que pasa es muy sabroso vivir en Argentina, comer carne como la que debe comer el presidente Fernández y ser cómplice de lo que pasa en Venezuela, Nicaragua y Cuba. Así el socialismo es muy sabroso, desde afuera. Yo pienso que estas fuerzas de izquierda unida en el Grupo de Puebla, se han embrutecido ante su ideología. Embrutecido, cegado, se han vuelto sordos contra el dolor de los pueblos. Por eso, repito, es muy lamentable que México vaya encaminado en esa dirección, que Argentina vaya encaminada en esa dirección, que Bolivia haya retrocedido, y quién sabe qué otros países.

-Usted que está afuera y ha denunciado desde otros países lo que ocurre en Venezuela, que habla constantemente con diferentes dirigentes, defensores de derechos humanos, académicos de diferentes partes del mundo, ¿por qué cree que no hay una contraparte de estas coaliciones dañinas, como el Grupo de Puebla o el mismo Foro de Sao Paulo?, ¿por qué no hay algo parecido de derecha o simplemente de verdaderos demócratas que sean un muro contra el populismo o contra el castrochavismo, como usted lo ha llamado?

-Es que parece que nos diera miedo que nos digan que somos de derecha. A ellos no les importa que les digan que son de izquierda, y ese es un gran error. Creo que hay gente que los enfrenta, por ejemplo, Vente Venezuela y así habrá en cada uno de los países que enfrenta esta ideología no de izquierda sino castrocomunista. También creo que está llegando el momento en que los buenos se unan contra los destructores. Está llegando el momento de que América Latina entienda que hay toda una planificación para controlar, para apoderarse y para ampliar el sistema castrocomunista que tiene muchísimo dinero para financiarse y crecer en la región. Sobre todo, dinero venezolano que es el que ayuda a financiar todo.

“Ha llegado el momento de enfrentar a quienes pretenden con sus sistemas populistas o dictatoriales, controlar a la población”

Tamara Suju

-Hay que dar la lucha ideológica entonces. Darla en todos los escenarios posibles y pareciera que todavía hay mucha resistencia a ello, ¿no cree?

-Sí creo que debería haber un bloque ideológico que, además, debe educar a la población, porque es algo que nos ha faltado. El castrochavismo se ha metido en las escuelas y universidades y está de esa forma, tratando de expandirse. ¿Por qué los partidos políticos de ideología contraria, democráticos, libertarios, etc., no están en los centros educativos?, ¿por qué no están dentro de las universidades? Ha llegado el momento de enfrentar a quienes pretenden con sus sistemas populistas o dictatoriales, controlar a la población. Todo eso cuesta levantarlo, pero hay que hacerlo, hay que enfrentarlo. Esta es una lucha ideológica. Ellos siempre se han vendido como si fueran las minorías, los pobrecitos que no han tenido oportunidades y eso es falso. Ellos han tenido las oportunidades y han demostrado que no sirven, que sus países no han avanzado económicamente y que son hoy más reprimidos. Ya llegó la hora de decirles que ni son minorías ni los pobrecitos, sino los causantes de la pobreza en Latinoamérica, de que no progresemos y seamos un Continente que pareciera estar en pañales en progreso con respecto al resto del mundo. Entonces sí, es importante crear un frente que los combata.

-Hace poco tuiteó sobre la gira internacional que una comitiva del Gobierno interino llevará a cabo. ¿Por qué le parece errada esa estrategia?

-Tú estás saliendo de gira para ver cómo negocias el retiro de sanciones “si el régimen se porta bien”. Por lo menos esto es lo que han anunciado. ¿Quiénes están sancionados?, ¿quiénes han sido sancionados por Europa, Canadá, Suiza, EE.UU., entre otros? Los que han cometido crímenes de lesa humanidad. ¿Tú vas realmente a negociar que le levanten las sanciones a quienes han cometido crímenes de lesa humanidad?, ¿de verdad?, ¿en serio estás propiciando que estas sanciones que costaron tanto, que evitan que estos criminales puedan viajar por el mundo libremente, se las retiren?, ¿a cuenta de qué? A cuenta de que han soltado a cuatro presos que nunca debieron estar presos. A cuenta de que quieres que se sienten en una mesa para ir a elecciones porque tú realmente crees que la tiranía va a ir a elecciones para perder. Se les está quitando las únicas dos cosas que los  acorralan, las dos únicas cosas que realmente sirven, que son las amenazas reales que tantos nos ha costado construir, son las sanciones y la justicia internacional.

-Entonces tampoco está de acuerdo con participar en las elecciones regionales y municipales. ¿Es así?

-Van a ir a elecciones para que Maduro les dé cuotas de poder y parcelitas como gobernaciones y alcaldías para que luego suceda lo que le hicieron a Ledezma, Capriles, Smolansky o Ceballos en Táchira. ¿Dónde están los alcaldes que fueron acusados y desprendidos de sus cargos?, ¿dónde están los diputados que tuvieron que huir del país?, ¿tú crees que la tiranía se va a portar bien después de las elecciones regionales? No se puede seguir jugando con un narcoestado.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Entrevistas