En la aldea
23 junio 2024

“Abajo la dictadura, queremos libertad”

En Cuba la gente ha salido a las calles a gritar su frustración, exigiendo el cese de la dictadura, clamando por ayuda para evitar que la mortandad se extienda, en una movilización que, según afirman los expertos, no se veía en ese país desde 1994. La población continua y desde hace años, padeciendo la escasez de alimentos y medicinas, situación agravada por la pandemia con cerca de 7.000 casos diarios. El castrismo con 62 años en el poder y el chavismo con 22 tratarán de seguir apalancándose uno al otro. Pero entre tantas necesidades y atropellos, ¿qué están pidiendo hoy a viva voz los cubanos en la calle?: “Abajo la dictadura, queremos libertad”.

Lee y comparte
Redacción LGA | 12 julio 2021

La revolución cubana, con la que Cuba ha quedado bajo el control del castrismo desde 1959, ha sido el modelo a seguir para la llamada revolución bolivariana impulsada en Venezuela primero por Hugo Chávez y sostenida ahora por Nicolás Maduro. Ejemplo, aliada, secuaz. Una relación del castrismo y el chavismo, simbiótica a veces y otras tantas parasitaria, que solo ha servido para garantizar preservar el poder en las mismas manos por siempre.

Cuba, que es mostrada al mundo por sus gobernantes como de avanzada, plena de desarrollos científicos para hacer frente al coronavirus, en verdad sucumbe. Una contradicción más en la puesta en escena de los revolucionarios para vender su ensayo social como algo exitoso, cuando en verdad es un gigantesco fracaso para la sociedad latinoamericana.

Así, mientras Maduro decide que en medio de la pandemia es bueno experimentar con los venezolanos, incluso con los niños y adolescentes, para probar el producto cubano Abdala, que no ha logrado las aprobaciones requeridas por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Cuba la escalada de contagios de la Covid-19 alcanza niveles históricos. Solo en un día los casos se acercan a los 7.000 y la incapacidad del Estado para atender la crisis se hace patente.

Escasez de alimentos y de medicinas en el lado de la gente, silencio y opacidad en el de las autoridades.

Y los cubanos han salido a las calles a gritar su frustración, exigiendo el cese de la dictadura, clamando por ayuda para evitar que la mortandad se extienda, en una movilización que, afirman los expertos, no se veía en ese país desde 1994.

Las voces del oficialismo cubano dicen que todo es una campaña y una manipulación para presentar una imagen distorsionada de la realidad en la Isla, un discurso bien conocido por los venezolanos -protagonistas de dos décadas de protestas silenciadas por la represión- e incansables luchadores en defensa de sus derechos ciudadanos.

La historia se ocupará de juzgar a los depredadores de ocasión y a quienes decidieron mirar para otro lado mientras permitían que todo esto sucediera, y si bien castrismo y chavismo tratarán de seguir apalancándose uno al otro, la ciudadanía luchará hasta lograrlo: “Abajo la dictadura, queremos libertad”.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Opinión