En la aldea
20 mayo 2024

La hazaña de Sonny León vista por Gustavo Ávila

Los venezolanos hoy más que nunca nos emocionamos cuando vemos a un connacional vencer en otras tierras, más aún cuando es entrevistado y habla de Venezuela. El triunfo de Sonny León llevando las riendas de Rich Strike, ver cómo domina el momento, cómo encuentra el túnel y cómo supera a todos para alzarse con la victoria del Kentucky Derby 2022; orgullo que solo puede comprenderse a través de las palabras de otro grande del hipismo nacional, Gustavo Ávila el jinete que cruzó esa misma meta, hace 51 años, con Cañonero II.

Lee y comparte
Mari Montes | 10 mayo 2022

Una historia fabulosa, increíble e inesperada, que sorprendió al mundo hípico. La dupla perfecta que hicieron el caballo comprado en un reclamo por 35 mil dólares, y un jinete en su primer Derby, dejó atónitos a los 147.294 espectadores presentes en el Hipódromo de Churchill Downs en Louisville, Kentucky, según la página oficial https://www.kentuckyderby.com. La dimensión de la hazaña ha sido reconocida por los expertos hípicos de todas partes del mundo, “La Carrera de las Rosas” es uno de los más prestigiosos y codiciados de los tres que integran la llamada “Triple Corona” de los Estados Unidos, junto al Preakness Stakes y el Belmont Stakes.

A los minutos las redes sociales se inundaron de alegría, no importaba saber o no de caballos de carrera, lo único que interesaba en esos minutos siguientes al fin de la carrera, era que el ganador había sido un jockey venezolano llamado Sonny León, aragüeño, de Quebrada de Apa, un pueblo cercano a la Colonia Tovar, que se formó en la Academia Rancho Alegre, en Ciudad Bolívar. Imposible no pensar en su carrera y el ímpetu del Orinoco.

Pasaron 51 años desde que el jinete Gustavo Ávila ganó el Derby de Kentucky en 1971 al mando de Cañonero II,  para que otro venezolano pudiera emularlo. ¿Cómo lo vivió el “El Monstruo”? Estaba invitado al Hipódromo Gulfstream de Miami, donde el Derby de Kentucky fue transmitido en pantallas gigantes.

“La emoción se siente en la voz de Gustavo Ávila, está francamente orgulloso de lo que significa este logro de su colega Sonny León para los venezolanos”

-La emoción fue muy grande cuando ganó Sonny León, una alegría muy grande. Ninguno de los que estábamos presentes veíamos a ese caballo con chance. Lo que pasó ese caballo para entrar en la carrera fue bastante difícil. Ahí existió algo muy importante que fue la mano de Dios. Entró a esa carrera porque retiran a un ejemplar y él estaba en la cola. Condujo por los espacios con maestría e inteligencia, Rich Strike le respondió todo el tiempo. Él fue a buscar su destino.

En la publicación SportingNews.com se lee: “El caballo fue una adición tardía al campo, sustituyendo a Ethereal Road, que fue eliminado el viernes por la mañana. Con una cuota de 80-1, Rich Strike era la apuesta más alta de sábado. La victoria del potro de 3 años es la segunda mayor sorpresa en la historia del Derby de Kentucky, sólo superada por Donerail, que ganó la carrera de 1913 con 91-1.

-Las carreras son diferentes, depende de muchas cosas. Esta carrera de Sonny León fue muy emotiva, inteligente. En esta corrían los mejores caballos, con los mejores entrenadores y los mejores jinetes. No se desesperó nunca, buscó su carrera sin apurarse y el éxito fue para él. Hizo uso de su experiencia aquí en los Estados Unidos.

Según equibase.com, Sonny León ha ganado 770 carreras de por vida, 77 este 2022. Sin embargo, la victoria de la pareja de León con Rich Strike fue una sorpresa. Los favoritos eran Epicenter y Zandon.

-¿Qué le viene a un jinete que ha ganado una carrera tan significativa en la historia del hipismo?

-Se presentan muchas cosas, se abren muchas puertas, él está en un hipódromo donde ha ganado mucho. Un jinete que gana más 100 carreras al año, en cualquier hipódromo es bueno. Esperemos que pueda seguir ganando, que ganen el Preakness como sucedió con Cañonero. Sonny tiene el mérito de seguir con Rich Strike. En esa carrera corrieron caballos de más de un millón de dólares. Los caballos pasan por muchas cosas; la mayoría de ellos se compran por pedigree y a veces no se consigue de ellos lo que se esperaba. Fíjate que Cañonero II era un caballo barato, que apenas costó 1.200 dólares. Este caballo no se compró en subasta, sino en un reclamo y le ganó a caballos de millones de dólares. Así fue Cañonero II y yo mismo, fuimos una sorpresa, y ahora Sonny y Rich Strike nos han dado esa satisfacción.

Los venezolanos que vieron el triunfo de Gustavo Ávila y Cañonero II revivieron el sentimiento, el orgullo de ver a uno de los nuestros brillar y hacerlo con pasión por nuestra bandera. León no se ha cansado de dedicar su triunfo a toda Venezuela, en cada una de las entrevistas que ha dado y desde su cuenta de Twitter @SONNYLEON1

Para Gustavo Ávila, el jinete que llevó las riendas de Cañonero II, con el que inscribió su nombre en la excelsa lista de los ganadores de la Carrera de las Rosas, Sonny León hizo todo perfectamente.

-Fíjate que él dice que en medio de la carrera pensó “yo voy a figurar, no dijo ‘yo gano’, sino voy a figurar”, así se presentó esa carrera.

La emoción se siente en la voz de Gustavo Ávila, está francamente orgulloso de lo que significa este logro de su colega Sonny León para los venezolanos. Dichoso porque a sus 84 años de edad, 51 años después de cruzar esa misma meta, ha podido disfrutar la victoria de otro jinete nacido en Venezuela. Generoso en palabras, se conmueve recordando aquellos días de mayo de 1971 y cómo aún hoy, cuando alguien lo reconoce, vuelve a escuchar los cascos de los que vienen detrás, porque él sigue punteando.

¡Vivan Gustavo Ávila y Cañonero II! ¡Vivan Sonny León y Rich Strike!

*La fotografía fue facilitada por la autora, Mari Montes, al editor de La Gran Aldea.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Entrevistas