En la aldea
24 junio 2024

“Transcurridos seis meses de su regreso al TSJ y a su Presidencia, la magistrada Gladys Gutiérrez se ha embarcado en una misión para hacerse con una de las últimas instancias del Poder Judicial”.

Gladys Gutiérrez maniobró para colocar a uno de sus lugartenientes al frente de la DEM

La presidenta del TSJ exigió a Jesse Arias, hasta ahora jefe de la oficina encargada de pagarle los sueldos a los jueces y mantener operativos los juzgados, que designara como su segundo de a bordo al magistrado suplente Silio Sánchez.

Lee y comparte
Juan Francisco Alonso | 26 octubre 2022

Transcurridos seis meses de su regreso al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y a su Presidencia, la magistrada Gladys Gutiérrez se ha embarcado en una misión para hacerse con una de las últimas instancias del Poder Judicial que aún no controla: La Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM). Así en la tarde del pasado jueves maniobró para colocar a uno de sus lugartenientes, el magistrado Silio Sánchez, al frente del organismo encargado de pagarle los sueldos a los jueces y de garantizar la operatividad de los distintos juzgados del país. 

Gutiérrez llamó al director de la Magistratura, Jesse Arias, y le requirió que designara como coordinador general; es decir, como su segundo de a bordo, a Sánchez. Una petición que Arias rechazó y por ello dejó su cargo, aunque sin dimitir ni ser destituido, revelaron fuentes del organismo rector del Poder Judicial. 

Las mismas fuentes aseguraron que Arias ordenó redactar un acta de entrega, documento con el que se oficializa el traspaso de una oficina pública de un funcionario a otro, en la cual no figuran las palabras renuncia o remoción, sino que se indica que “por instrucciones de la presidenta del TSJ” fue nombrado el magistrado suplente como coordinador general y que él quedó al frente de la institución. 

La escena fue presenciada por Julio Arias y Veira Lozada, asistentes de Gutiérrez; y por Osiris Nieves, Saulo Pérez, Julio Zamora, coordinadores generales de Finanzas, Recursos Humanos y Comunicaciones de la DEM; respectivamente.  

“Gutiérrez pretende que Sánchez vuelva a dirigir la DEM, pero sin pasar previamente por la Sala Plena del TSJ. Así que ha decidido utilizar una estrategia de hechos consumados: Imponerle Sánchez a Arias, forzando la salida de este último y dejando al suyo al frente, para luego acudir ante los demás magistrados y decir: El director renunció, pero el coordinador general está allí y ya conoce la institución, así que ratifiquémoslo”, explicó otro informante. 

Los pronósticos se cumplieron el pasado lunes 24, la instancia que reúne a los 20 magistrados ratificó a Sánchez en el organismo. Sánchez ya dirigió la DEM entre 2015 y 2017, pero con la llegada de Maikel Moreno a la Presidencia del TSJ fue removido y reemplazado por Arias.  

Un segundo intento

Los intentos de Gutiérrez por colocar a una persona cercana en la DEM no son nuevos. En septiembre pasado algunos medios se hicieron eco de una versión que aseguraba que Arias había sido destituido por la Sala Plena. Sin embargo, tal remoción no ocurrió, por cuanto la instancia conformada por los 20 magistrados no se reunió para debatir el asunto, debido a que se encontraba de receso.  

Gutiérrez no solo es la presidenta del TSJ, sino de la todopoderosa Sala Constitucional y además de la Comisión Judicial, organismo encargado de designar y remover a los jueces provisorios. Y a colocar a un cercano en la DEM se asegura otra institución.

La DEM solía administrar el 85% del presupuesto del Poder Judicial, pues es la instancia encargada de pagarle los salarios a los jueces y demás funcionarios tribunalicios, y además la responsable de velar por el mantenimiento de sus instalaciones y de su equipamiento.

El regreso 

La vuelta de Arias no es la única. El abogado Federico Fuenmayor también se ha dejado ver nuevamente por el TSJ, donde ahora sería asesorando a la presidenta del TSJ. Hasta junio de 2017 Fuenmayor se desempeñó como magistrado de la Sala Constitucional, pero renunció ante el temor de que ser objeto de sanciones internacionales por las sentencias que esa instancia dictó contra la Asamblea Nacional electa en 2015 y que estaba controlada por la oposición. 

Más allá de que la primera gestión de Sánchez no dejó buen sabor de boca en el Poder Judicial, también hay quienes consideran que la elección de un magistrado suplente es la mejor opción a la luz de lo dispuesto en el artículo 75 de la reformada Ley Orgánica del TSJ. “El Director Ejecutivo de la Magistratura será designado por mayoría simple de la Sala Plena y será de libre nombramiento y remoción. En ningún caso podrán ocupar este cargo magistrados en ejercicio”, dice la norma. 

No obstante, en el máximo juzgado la tesis que se ha impuesto es que la ley solo se refiere a magistrados titulares, aunque no lo señala expresamente.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Contexto