En la aldea
24 junio 2024

El outsider que huyó y regaló el poder al PSUV: el extraño caso del municipio Cardenal Quintero

Sorprendió primero al acabar con la hegemonía chavista en esa entidad del estado Mérida. Y luego sorprendió mucho más al desaparecer de escena y enviar su renuncia a través de un video. El independiente Yovani González, quien ganó la candidatura de la oposición en unas primarias, dejó la Alcaldía sin ofrecer mayores razones y ahora el oficialismo retoma el control del pueblo natal del polémico rector del CNE, Carlos Quintero.

Lee y comparte
Pedro Pablo Peñaloza | 20 abril 2023

Al productor agrícola se lo tragó la tierra. Yovani González renunció el martes 11 de abril de 2023 a la Alcaldía del municipio Cardenal Quintero, en el estado Mérida, y se marchó de su pueblo natal sin dejar rastro. Estupefactos por la misteriosa huída, vecinos y colaboradores del ahora exalcalde buscan explicación, mientras el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) celebra una nueva conquista -quizá- inesperada.

González era el outsider perfecto. Oriundo de la Parroquia Las Piedras del municipio Cardenal Quintero, este hombre que cumplió 40 años de edad el 17 de abril no tenía ninguna experiencia en política. Solamente figuraba como uno de los más de 1.100 productores agrícolas -en su caso de papa, específicamente- registrados en la asociación local.

“Este es un municipio pequeño, de 350 kilómetros cuadrados, que tiene básicamente dos actividades económicas: agricultura y turismo. Yovani era un pequeño productor, pero su fuerza estaba en la comercialización de los productos agrícolas. Compraba la mayoría de la carga de papa, zanahoria, repollo, lechuga y pimentón, entre otros, y la enviaba a los mercados de Coche, en Caracas, Valencia y Barquisimeto. Esa era la base de su economía personal”, detalla una persona que trabajó a su lado.

“Como es un alcalde de la oposición, le pusieron todas las trabas. Utilizó recursos propios para paliar algunas cosas de la Alcaldía, hasta que llegó un momento en que prácticamente quebró, entra en conflicto con su esposa porque perdieron el capital que tenían”

Los dirigentes locales de oposición resolvieron convocar unas elecciones primarias para escoger a su candidato a las municipales del 21 de noviembre de 2021. En las internas se impuso el independiente González, quien posteriormente dio el gran batacazo en los comicios generales al derrotar a Keing Santiago, abanderado del PSUV. Llegaba a su fin la hegemonía chavista de 20 años en ese municipio merideño.

Sin embargo, los rojos mantuvieron el control de la cámara municipal con cuatro concejales frente a solo uno de la oposición. ¿Cómo fue esto posible? “Porque el chavismo se dividió”, responden. El oficialismo también realizó primarias, en las que resultó derrotado el alcalde en funciones, Armando Lobo. En venganza, los partidarios de Lobo llamaron a sufragar por el opositor González, pero sí apoyaron a los ediles chavistas. Voto cruzado.

La sombra del rector

En Cardenal Quintero manda el rector Quintero. O solía hacerlo. Antes de Lobo, actual miembro del Consejo Legislativo de Mérida, la Alcaldía fue dirigida por Idania Quintero, hermana del rector suplente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Carlos Quintero, considerado el poder detrás del trono del ente comicial y sobre quien pesa una sanción del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Quintero entró en la lista negra de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) en noviembre de 2017 junto con otros nueve funcionarios. “Esta designación se produce tras las elecciones estatales del 15 de octubre de 2017 en Venezuela, las cuales estuvieron marcadas por numerosas irregularidades que sugieren firmemente que el fraude ayudó al partido gobernante a ganar inesperadamente la mayoría de las gobernaciones”, argumentaron las autoridades norteamericanas.

En medio de la acalorada campaña de las primarias chavistas en Cardenal Quintero, medios digitales reseñaron que Norelis Quintero, también hermana del rector y directora de la Alcaldía con Lobo, golpeó en el rostro a Leida Santiago, hermana de Keing Santiago. “Quintero nació en Santo Domingo -capital del municipio- y su hermana Idania -hoy diputada a la Asamblea Nacional de mayoría chavista- es la pareja sentimental de Lobo”, asegura una fuente consultada.

Lo que no ganaron por los votos, ahora lo consiguen por abandono. Con la bandera del PSUV, el concejal Yonfer Uzcátegui está sentado en la silla del alcalde.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Yovani Gonzalez (@yovanigonzalez1)

¿Sin dinero?

Después de estar “desaparecido” desde el 17 de marzo, González publicó un video en el que informaba que ponía su cargo a la orden. Más allá de señalar las dificultades presupuestarias que enfrentó, en Instagram el alcalde escribió que tomó la decisión al encontrarse “en una difícil cruzada personal y familiar que me impide continuar con el importante rol que he venido desempeñando”.

“Lamento de todo corazón no haber cumplido con lo prometido (…). Con una firme convicción reconozco que tal vez no fui el mejor líder (…). No hay palabras suficientes para de verdad expresar lo que siento en estos momentos”, confesó.

Las especulaciones volaron. “Allí hay de todo. Primero, estaba mamado y sin recursos, esa es la verdad. Trimestralmente no recogía ni mil dólares en impuestos y el situado, según él, daba risa. También alega que empezaron a amenazarlo desde la cárcel, sacó a toda su familia del pueblo y el hombre se perdió”, expone un dirigente local.

Otro añade: “Ese municipio está casi tutelado por el rector Quintero. Se ganó en 2021 porque hubo una división efectiva del PSUV. Hasta ahora la información que manejo es que se agotó de la presión que ejercía el PSUV y de la imposibilidad de hacer gestión. Lo malo fue que no solo renunció, sino que lo hizo de manera cobarde y a escondidas. Cuando su directora declaró la falta absoluta, tenía 15 días sin aparecer”.

Un tercero agrega: “Ese es un municipio agrícola, con ingresos muy escasos, vive única y exclusivamente de la renta regional y nacional. Como es un alcalde de la oposición, le pusieron todas las trabas. Utilizó recursos propios para paliar algunas cosas de la Alcaldía, hasta que llegó un momento en que prácticamente quebró, entra en conflicto con su esposa porque perdieron el capital que tenían, y toma la decisión de salir del país. La conjetura es que partieron hacia España”.

Tampoco así

González llegó independiente y, ya en el poder, se inscribió en Voluntad Popular (VP). Sin embargo, en VP no permaneció ni dos semanas, pues el partido le negó la jefatura municipal. Entonces, saltó a Primero Justicia (PJ), que sí le entregó las riendas de la organización en Cardenal Quintero.

Un director de la gestión del exalcalde reconoce que sí estaban cortos de presupuesto, mas niega que estuvieran en la inopia. “La Alcaldía no manejaba lo suficiente, pero tampoco estaba en quiebra. Sí entraba dinero, no mucho, pero sí el necesario para el funcionamiento de la parte administrativa y reparaciones menores de servicios públicos y limpieza”.

Desmiente que apenas ingresaran mil dólares por el cobro de tributos. “Ingresaba un monto superior, registramos cuatro superávits en el año fiscal por los impuestos. Estábamos como todas las alcaldías, el dinero insuficiente y no llegaba a tiempo. El Fondo de Compensación Interterritorial aprobó 100 mil dólares que se invirtieron en reparaciones menores. No había recursos suficientes para obras de envergadura y viviendas”, admite.

Enumera la obra adelantada en un año y cinco meses: “Se limpiaron y desmalezaron más de 16 kilómetros de vialidad que conectan con el estado Barinas. Resolvimos problemas con el agua potable. Se reparó el camión compactador de la basura. Rescatamos los paradores turísticos ‘El velo de la novia’ y ‘La montaña de la fe’. Se realizó el primer congreso de la mujer del páramo merideño con más de 250 mujeres”.

Y claro que no fue sencillo porque, dice, “cuando llegamos no había vehículos operativos ni computadoras ni bombillos en la oficina. Eso hizo el trabajo más cuesta arriba”. Pese a este cuadro adverso, el antiguo funcionario subraya que “desconozco las razones por las cuales Yovani abandonó de esta manera, dejando a la deriva a su equipo y electores”.

El artículo 87 de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal establece que “cuando se produjere la ausencia absoluta del alcalde o alcaldesa antes de tomar posesión del cargo o antes de cumplir la mitad de su período legal, se procederá a una nueva elección, en la fecha que fije el organismo electoral competente”. ¿Se animará el rector Quintero a hacer cumplir la norma en su tierra natal?

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Contexto