En la aldea
20 mayo 2024

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, durante su intervención en una audiencia de la Corte Internacional de Justicia.

Venezuela defiende referendo por el Esequibo y pide rechazar medidas provisionales solicitadas por Guyana

Venezuela pidió a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) rechazar las medidas provisionales solicitadas por Guyana contra el referendo consultivo sobre el Esequibo. La CIJ tomará una decisión “a la brevedad posible”. Makane Moïse Mbengue, abogado del Estado venezolano, alegó que el referendo es “un tema interno” que no tiene efecto perjudicial sobre el supuesto título de Guyana sobre el Esequibo; y agregó, respecto a la pregunta 5, que ‘la emisión de documentos sería beneficiosa porque aseguraría a los habitantes de la zona el libre tránsito’.

Lee y comparte

El Estado venezolano solicitó este miércoles a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) rechazar la solicitud de medidas provisionales solicitadas por Guyana contra el referendo consultivo en defensa del Esequibo que se celebrará el 3 de diciembre, y alertó que representa un intento de utilizar la instancia para intervenir en asuntos internos del país.

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, aclaró que la participación de Venezuela en la audiencia oral no implica el reconocimiento de la CIJ sobre la disputa territorial con Guyana e insistió que es inaceptable que se pretenda abrogar el orden constitucional venezolano intentando impedir la consulta.

“Nada evitará la realización del referendo previsto para el 3 de diciembre”, ratificó durante la audiencia celebrada en La Haya.

Además, nuevamente cuestionó que Guyana haya entregado concesiones de petróleo y gas en territorio marítimo pendiente por delimitar. “Guyana sabe que está actuando contrario a derecho”, insistió.

“La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, aclaró que la participación de Venezuela en la audiencia oral no implica el reconocimiento de la CIJ sobre la disputa territorial con Guyana”

Venezuela realizará un referendo consultivo en el que, entre otras preguntas, consultará a los venezolanos si aprueba anexar la Guyana Esequiba, territorio en disputa de unos 160.000 kilómetros cuadrados, como un estado e incorporarlo al mapa de territorio venezolano y si reconocen la Jurisdicción de la CIJ para resolver la controversia territorial.

Guyana denunció el martes ante la CIJ que el referendo consultivo busca obtener respaldo popular para rechazar la jurisdicción de la CIJ en la disputa territorial y, tras la consulta, anexar el territorio en disputa por la fuerza.

El 30 de octubre Guyana solicitó medidas provisionales por considerar que Venezuela no debe celebrar el referendo hasta que la CIJ se pronuncie sobre los temas de fondo para determinar si el Laudo Arbitral de 1899 es válido. Además, puntualmente, expuso que no debería incluir en la consulta la primera, tercera y quinta pregunta.

Makane Moïse Mbengue, abogado del Estado venezolano, manifestó que la CIJ debe rechazar la solicitud de Guyana. Alegó que el referendo es “un tema interno” que no tiene efecto perjudicial sobre el supuesto título de Guyana sobre el Esequibo y que sería inédito que un Estado obligue a otro de desistir de una consulta popular.

“Sobre la quinta pregunta del referendo, aborda la potencial creación de una región administrativa de Guyana Esequiba y el desarrollo de un plan de atención integral que incluiría la emisión de cédulas de identificación y la incorporación de dicho estado en el mapa territorial de Venezuela. Ninguna de estas acciones administrativas puede afectar el supuesto título de Guyana sobre este territorio en disputa”, argumentó al precisar que la emisión de documentos sería beneficiosa porque aseguraría a los habitantes de la zona el libre tránsito.

El abogado también descartó que Venezuela tenga pretensiones de usar la fuerza y aseguró que la solicitud de Guyana se basa en la premisa de que “la Corte ya decidió a su favor”.

“Guyana postula que Venezuela pretende rechazar esa futura sentencia y le solicita a la Corte que ordene a Venezuela aceptar esa futura sentencia”, dijo.

Samuel Moncada, embajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) insistió en que en el Acuerdo de Ginebra no existen disposiciones que impidan que Venezuela organice un referendo sobre sus derechos territoriales.

La histórica controversia entre Venezuela y Guyana por el territorio Esequibo, zona rica en recursos naturales, escaló en meses recientes, luego de que el gobierno de Maduro rechazó una licitación petrolera llevada a cabo por Guyana, argumentando que las áreas costeras están en disputa y que, por lo tanto, las empresas a las que se le adjudique no tendrían derechos para explorarlas.

En 1966 fue firmado el Acuerdo de Ginebra para dirimir el conflicto sobre la soberanía, luego de que Venezuela consideró nulo e írrito el Laudo Arbitral de París de 1899 que cedió el territorio a Gran Bretaña, que en ese entonces mantenía a Guyana como colonia.

En 2018 Guyana acudió unilateralmente CIJ, principal órgano judicial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para pedir resolver el diferendo.

En 2020, la CIJ se declaró “competente” para examinar la disputa fronteriza que desde hace más de 100 años mantienen Venezuela y Guyana sobre el territorio Esequibo, lo que ha sido objetado por Venezuela que considera el Acuerdo de Ginebra como el “único instrumento válido” para resolver la controversia territorial.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Contexto