EN LA ALDEA

24 febrero 2024

Lee y comparte

Andrés Velásquez: “María Corina es insustituible” y seguirá su campaña en la calle

Este veterano político que construyó su liderazgo en los años ochenta y noventa del siglo pasado desde la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), y luego desde la gobernación del estado Bolívar, centra su actividad en el impulso de la Gran Alianza Nacional (GANA), en todas las aristas por ajustar de la “unidad superior” que él promulga y en el armado de un poderoso movimiento laboral en respaldo a la candidatura de María Corina Machado. “Los trabajadores son el sector más golpeado por este desastre”, sentencia.

Luego del triunfo apabullante de María Corina Machado en la primaria del 22 de octubre, Velásquez y su partido se sumaron de inmediato a la campaña política de la candidatura unitaria de la oposición. Cree que la inhabilitación dictada por el TSJ no entierra el Acuerdo de Barbados y coloca el énfasis en la fuerza interna que permita presionar y obligue a la revertir la medida que tilda de un adefesio jurídico. “El único propósito (de la decisión) es perpetuarse en el poder con elecciones fraudulentas”.

“Ya lo dijo María Corina, quien esté hablando de sustitución es que no quieren un cambio en Venezuela, y yo comparto eso”

Andrés Velásquez

-¿Andrés Velásquez esperaba la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) contra María Corina Machado o pensaba que Nicolás Maduro seguiría la ruta del Acuerdo de Barbados?

-Estaba preparado para esa decisión del TSJ porque la habían telegrafiado Diosdado Cabello y aun con más firmeza Jorge Rodríguez, y Nicolás Maduro lo dejaba entrever. No terminaban de decirlo de una vez hasta que lo hizo el TSJ.

-¿Esa decisión que inhabilita a Machado pone fin al Acuerdo de Barbados?

-No, porque es una decisión que por ser totalmente inconstitucional, ilegal, eso no tiene ninguna rigurosidad procesal. Es una locura, una sinrazón, un sin sentido, sin apego a la ley. Puede ser, por tanto, perfectamente revertida. Como han dicho los abogados: no hay una inhabilitación que ellos pudieran ratificar en este caso por vía del TSJ. Es un mamotreto, un adefesio jurídico, carece de valor. Esto es un asunto político y puede ser negociado. Ya se convocó la Comisión de Seguimiento del Acuerdo de Barbados y de nuevo la posibilidad de sentarse a conversar. Pero más allá del asunto legal, que no lo es, se trata de la fuerza interna con la que podamos contar, además de toda la solidaridad internacional. Hay que apostar a nuestra propia fuerza. Ahí es donde tenemos que aplicarnos.

-Además de intentar sacar del juego a Machado, ¿qué más busca el oficialismo con esta decisión?

-El hecho de no permitir la participación de María Corina tiene el único propósito de perpetuarse en el poder mediante un proceso electoral fraudulento. La única razón que esta gente tiene para no permitir que ella participe es que saben que serán derrotados. Nicolás Maduro va a ser candidato y a ese no lo quiere nadie. Tiene 10% de la aceptación nacional, y el rechazo que tiene dentro de su propio partido es impresionante. Incluso hay sectores dentro de su partido y dentro del Polo Patriótico que se han planteado la posibilidad de sustituir a Maduro y sin embargo va a ser candidato. María Corina, y aquí está el contraste, fue aprobada en la histórica elección primaria del 22 de octubre por más de dos millones y medio de venezolanos. La única razón es perpetuarse en el poder de manera fraudulenta, no permitiéndoles a los venezolanos expresarse por la vía electoral, que es la ruta que se ha determinado para salir de la dictadura.

-¿Cree que a Maduro pudiera convenirle, siguiendo el modelo cubano, perpetuarse con las sanciones porque esa sería la forma de justificar su incompetencia en el gobierno?

-Pudiéramos estar ante una situación en la que ellos quieren continuar poniendo la vara más alta para en medio de esta negociación, a la que han sacado mucho provecho, seguir obteniendo beneficios. He oído a Maduro, he oído a Diosdado, hablar de las sanciones personales, que quieren que se las quiten. Maduro haciendo chistes que es muy poquito la recompensa por él. En fin, creo que detrás de estas conversaciones, de que el régimen mantenga una inconstitucional inhabilitación contra María Corina, pudiera sacar algo más de provecho a todo esto.

-¿Cómo se debe expresar la fuerza popular en torno a la sentencia del TSJ?

-La fuerza popular tiene que expresarse organizadamente. Es lo que dijo María Corina en su rueda de prensa del lunes (29 de enero). Vamos a continuar con el trabajo de los 600K, las seiscientas mil personas organizadas para la defensa del voto. Por cierto, algo que nunca hemos tenido en Venezuela. Pero aun suponiendo que sean menos, 500 mil por ejemplo, sería algo verdaderamente importante. Una fuerza como esa y una convocatoria a una Gran Alianza Nacional, o a esa unidad superior como yo la defino, de todos los sectores del país que eligieron a María Corina aun sabiendo que estaba amenazada por el régimen. Los ciudadanos decidieron que ella era nuestra candidata y por eso planteo la determinación a defenderla. María Corina es insustituible y todo el liderazgo político tiene que acompañarla a encontrarse con el país, con la calle. La campaña debe continuar, con ella en la calle, en todo el país. Eso es demoledor, esa es la mejor defensa que podemos hacer.

“La única razón que esta gente tiene para no permitir que ella participe es que saben que serán derrotados”

Andrés Velásquez

-Pero da la impresión de que el esfuerzo organizativo va detrás de las medidas del oficialismo.

-Puedo confirmar que el trabajo está en pleno desarrollo, y por supuesto se va a afianzar más con María Corina.

-¿Es un error la inhabilitación de María Corina?

-Es una decisión equivocada porque ellos piensan que con eso desaniman y desmoralizan, pero el efecto ha sido todo lo contario. Lo he constatado, no es una figuración, lo he podido confirmar con la gente en la calle. Esto le ha dado más fortaleza a María Corina, le ha generado mucha mayor solidaridad, ha logrado anillar y amarrar a su lado a todos los factores democráticos de oposición que están con el cambio político. La gente en la calle lo primero que dice cuando se le menciona la inhabilitación es ‘le tienen miedo’, ‘esa es la que lo derrota’. La gente ha asumido esto como un reto, como un desafío.

-La próxima jugada de Maduro será fijar la fecha electoral, ¿lo piensa así?

-Sí, el anuncio del cronograma electoral, porque ellos van a tratar de mantenerse  dentro del Acuerdo aunque sea con disimulo. Nosotros vamos a seguir defendiendo el proceso electoral, presionando por ese cronograma electoral, para que en el segundo semestre del año haya las elecciones.

-¿Con ese cronograma y con la hipotética fecha electoral es posible pensar que aparezcan candidaturas de apariencia opositora o desde dentro de las fuerzas democráticas?

-Ya comenzaron a aparecer candidaturas, tienen sus ‘alacranes’ que van a aparecer por allí. Hay otros con la intención de lanzar candidaturas afines al régimen, colaboracionistas. No nos van a distraer. En el seno de las fuerzas democráticas, ya lo dijo María Corina, quien esté hablando de sustitución es que no quieren un cambio en Venezuela, y yo comparto eso. Maduro no puede pretender nombrar el candidato de la oposición porque eso convierte la elección en fraudulenta. Hay que luchar duro, muy duro, para que María Corina sea nuestra candidata. En el caso de la Causa R y de otras fuerzas políticas se trata de defender el derecho de María Corina a participar.

-¿Hasta dónde deberían llegar las garantías para que el oficialismo se avenga a una elección competitiva?

-Las garantías están en la Constitución y en las leyes.

-Hay mucha gente sancionada, cerca de 200, ¿cuánto se deben ampliar las garantías y los acuerdos?

-Estamos en un proceso de negociación y bien vale la pena que en Venezuela se establezcan acuerdos que permitan abrir el camino democrático. El sufrimiento es demasiado grande. En el ámbito laboral el valor social del trabajo no existe, en este país ya la gente no trabaja para vivir, eso se podía decir antes. El trabajo es un ‘trabajo en condiciones de esclavitud’. No hay salario, el tema de la salud, la educación, los servicios, la seguridad, de las instituciones que imparten justicia, eso no existe. No hay separación de poderes porque hay un solo poder. Una dictadura en la que solo existe el capricho y la orden de Maduro desde Miraflores y lo que ordena el PSUV como partido único, porque tampoco hay reconocimiento de los demás partidos. La elección de 2024 tiene que abrirnos el cauce democrático.

Lee y comparte

La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.

Publicidad

Publicidad

Reciente en la gran aldea

David Smolansky: «El único plan es atender el mandato que dio la gente a María Corina»

El dirigente ve la decisión del 26 de enero del TSJ como una reedición de lo ocurrido el 30 de junio de 2023, cuando el anuncio de la inhabilitación le dio impulso para arrollar en las primarias. Pensaban dejarla fuera de juego y aumentaron su popularidad. Considera que Maduro se metió en una calle ciega y está entrampado. Dice que una elección sin la candidata de Vente Venezuela ratificaría la ilegitimidad del presidente

David Smolansky: «El único plan es atender el mandato que dio la gente a María Corina»

El dirigente ve la decisión del 26 de enero del TSJ como una reedición de lo ocurrido el 30 de junio de 2023, cuando el anuncio de la inhabilitación le dio impulso para arrollar en las primarias. Pensaban dejarla fuera de juego y aumentaron su popularidad. Considera que Maduro se metió en una calle ciega y está entrampado. Dice que una elección sin la candidata de Vente Venezuela ratificaría la ilegitimidad del presidente