En la aldea
12 julio 2024

Ilustración elaborada por Luis A. Pacheco en Midjourney

El petróleo reacciona al optimismo sobre las tasas de interés y anuncios de la OPEP+

La producción nacional continuó afectada por la escasez de diluente, a pesar de la llegada de crudo liviano ruso, y por cortes eléctricos en un sistema sobrecargado por la demanda.

Lee y comparte

El precio del crudo se benefició durante la semana de la publicación de los datos del índice de consumo personal (PCE: por sus siglas en inglés), el indicador de inflación preferido de la Reserva Federal (FED), que tal como se esperaba disminuyó en enero. A pesar de que el índice aún se mantiene muy por encima del objetivo anual de la FED, esto ha generado cierta esperanza de que la Reserva Federal considere reducir las tasas a medida que la inflación se enfríe, con ello impulsando la actividad económica en el mayor consumidor de petróleo del mundo En tanto que en la eurozona, la inflación cayó al 2,6 % en febrero, desde el 2,8 % en enero, pero tanto la cifra general como la inflación subyacente, que excluye los precios volátiles de los alimentos y los combustibles, apenas cumplieron con las expectativas de los analistas. Esta cifras también crean esperanza en que un recorte en las tasas está sobre la mesa. Por otro lado, el Banco Central Europeo (BCE) parece estar preocupado por los problemas económicos de las economías industriales más grandes de la Unión.

Las informaciones, que se habían filtrado desde la OPEP+, fueron confirmadas el domingo en la mañana con un anuncio de  Arabia Saudita, extendiendo los recortes de producción actual, hasta la mitad del año 2024. Igual mensaje dio la Federación rusa en boca del ministro Alexander Novak. La confirmación tendrá poco efecto sobre los precios cuando abra el mercado el lunes; creemos que esta extensión de los recortes fue ya descontada por el mercado. La próxima reunión formal del Comité Ministerial Conjunto de Monitoreo de la OPEP+ está programada para el 3 de abril.

En el lado del suministro, tanto Brasil como Guyana se encuentran en mesetas de producción que se mantendrán hasta el arranque de desarrollos adicionales con la incorporación de nuevas unidades flotantes de producción (FPSO: por sus siglas en inglés), a finales de año en el caso de Brasil, y el año que viene en el caso de Guyana. Los miembros de la OPEP produjeron 26,88 millones de barriles diarios en febrero, un aumento de 110.000 barriles por día respecto al mes anterior, aunque al incluir los países asociados, el cártel ampliado cumplió con los recortes acordados.

Mientras tanto, en EE. UU., la producción se encuentra restringida por el número de taladros activos en las cuencas apropiadas, el agotamiento de la bolsa de pozos DUC (pozos perforados no completados en las cuencas de “Shale”), y el relativo alto número de empresas involucradas en transacciones de M & A que afectan el flujo programado de inversiones de capital. Los datos de inventarios de la EIA, mostraron un crecimiento sostenido en crudo, pero que fue contrarrestado por caídas en los inventarios de gasolina y destilados, mitigando la natural reacción a la baja del mercado a los crecientes inventarios de crudo.

Las perspectivas de demanda siguen siendo inciertas, sobre todo por las dificultades que experimenta el gobierno chino tratando de promover crecimiento y poner orden en el sector inmobiliario. El índice de gerentes de compras para el sector manufacturero de China (PMI: por sus cifras en inglés) alcanzó un 49,1 % en febrero, frente a un 49,2 % en enero, una ligera baja que podría ser una consecuencia de las vacaciones del Año Nuevo Lunar del mes pasado y por debajo del umbral que pudiera indicar una recuperación. La incertidumbre en China ha sido compensada por incrementos en la demanda en India y en algunos renglones, como destilados, en EE. UU. y Brasil.

Geopolítica

Las guerras en Europa y Medio Oriente mantienen las primas de riesgo político elevadas por los potenciales efectos colaterales en el suministro de hidrocarburos al mercado y el nerviosismo asociado a la expansión de los conflictos.

En el caso de la invasión de Rusia a Ucrania, el retraso o reducción de ayuda militar de EE. UU. está dejando sin municiones al ejército ucraniano, lo que explica los avances que los rusos han logrado en los últimos días. Así, la estrategia ucraniana ha cambiado a atacar la infraestructura energética y aérea rusa. Como resultado, Rusia ha suspendido, por seis meses, las exportaciones de gasolina y destilados, para estabilizar su mercado doméstico. Esta medida representa una reducción de los suministros rusos al mercado internacional. 

En el otro conflicto, el entramado Israel, Hamás, Hutíes, Hezbollah e Irán sigue complicado. La administración Biden presiona Israel para que retrase su escalada militar en el sur de Gaza, para proteger a los civiles cercados en Rafah. En el norte, Hezbollah amenaza con atacar a Israel. Fuentes indicaron que Israel había aceptado hacer un alto al fuego por seis semanas, período que comenzaría con la entrega de un número de rehenes “vulnerables”, presumiblemente enfermos, ancianos y mujeres. El acuerdo fue logrado en reuniones en Doha y ahora se trasladan a El Cairo para continuar las negociaciones

Los efectos sobre el transporte marítimo de crudos se manifiestan en reducciones en los niveles de inventario en los países desarrollados (OECD),  debido a los ataques Hutíes, que están imbricados en este conflicto, poniendo en juego la seguridad energética de algunos países. Hay nuevos informes que dicen que los hutíes de Yemen han destruido varios cables submarinos de telecomunicaciones que unen Europa y Asia; aunque la magnitud de los daños sigue siendo incierta.

Todos estos elementos, y muy especialmente los sólidos fundamentos físicos que apuntan a un precario balance demanda/suministro, influyeron sobre la percepción del mercado, y los precios aumentaron cerca del 3 % en relación con la semana anterior. Al cierre de los mercados, el viernes 1° de marzo, los crudos Brent y WTI se cotizaban en $83,55 por barril  y $79,97 por barril, respectivamente. 

Otras noticias

  • Durante la última semana, los taladros activos en EE. UU. aumentaron marginalmente, agregando dos unidades para perforar en Alaska y una en Nuevo México. En el resto del mundo, durante el mes de febrero, la actividad de taladros mostró una reducción de 7 unidades, principalmente en el mar del Norte y Colombia. 
  • ExxonMobil (NYSE: XOM) dijo esta semana que los términos de su asociación con Hess Corp. (NYSE: HES) le otorgan a ella (y a su tercer socio, la empresa china CNOOC) el derecho de preferencia en la adquisición de la participación de Hess Corp. en el bloque Stabroek. Esto en relación con la anunciada compra de Hess por Chevron (NYSE: CVX).  Sin los activos de Guyana, la alianza entre Hess y Chevron tendría poco sentido. Por otro lado, fuentes extraoficiales indicaron que el gobierno de Guyana quiere que el acuerdo Hess/Chevron llegue a buen término. 
  • TotalEnergies (NYSE: TTE), la petrolera francesa, avanza a todo vapor con sus planes de tomar una decisión final de inversión (FID: por sus siglas en inglés) para un gran proyecto petrolero en el Bloque 58, frente a la costa de Surinam, a finales de 2024. Tras la evaluación de dos importantes descubrimientos de petróleo (Sapakara Sur y Krabdagu) en el Bloque 58, se estimaron recursos recuperables combinados de cerca de 700 millones de barriles, en profundidades de agua de menos de 1.000 metros para los dos campos. TotalEnergies es el operador del bloque, con una participación del 50 %, junto con APA Corporation (NASDAQ: APA), que posee el 50 % restante.
  • Según importantes comerciantes de carbón ruso, las nuevas sanciones de EE. UU. a Rusia parece que reducirán las importaciones de India de carbón térmico desde Rusia. Rusia, aumentó los envíos a India después de las sanciones occidentales contra Moscú por su invasión de Ucrania. Las últimas sanciones de EE. UU. incluyen el sistema de pagos de Rusia, las instituciones financieras y la producción de energía.

Situación político – económica de Venezuela

La directiva de la Asamblea Nacional (AN), liderada por Jorge Rodríguez, ha entregado al Consejo Nacional Electoral (CNE) un acuerdo “nacional” que aborda principios generales, calendario y ampliación de garantías electorales para la elección presidencial de 2024. El acuerdo, firmado por organizaciones políticas aliadas del régimen y por otras de “oposición”, pretende, según los anuncios, sustituir los acuerdos de México y Barbados. Esto es una clara estrategia para excluir las fuerzas políticas que aglutina la “inhabilitada” María Corina Machado, mientras que decoran el escenario de cara a sus aliados internacionales y nacionales.

A todo evento, el régimen parece que quiere quedar bien con Dios y con el diablo, desconociendo sus compromisos en el Acuerdo de Barbados, pero manteniendo conversaciones con sus contrapartes en ese acuerdo. Se especula con que ha habido encuentros, esta misma semana, y que las conversaciones entre Jorge Rodríguez y los nuevos representantes de Biden continúan. El propósito del régimen es tratar de convencer a los “gringos” de que la inhabilitación de María Corina Machado no es una violación del Acuerdo de Barbados, ya que ella bien puede nombrar un candidato sustituto, argumento con el que esperan lograr la renovación de la Licencia 44 de la OFAC. En este mismo contexto, actores no gubernamentales abogan para que la licencia sea renovada. 

Mientras tanto, ya se inició el tan esperado incremento del gasto público, especialmente en aquellos elementos que mayor efecto puedan tener en el favoritismo popular, como el incremento de cajas CLAP. 

Internacionalmente, Maduro sufrió un revés al desestimarse un recurso de apelación presentado por el régimen ante la Corte Penal Internacional (CPI), en el que exigía detener el avance de las investigaciones en su contra por posibles crímenes de lesa humanidad. El juez Marc Perrin de Brichambaut leyó la sentencia unánime en la cual “La Cámara de Apelaciones rechaza los argumentos presentados por Venezuela”. De manera que el proceso continúa hacia su siguiente fase.

Sector de hidrocarburos de Venezuela

PDVSA anunció esta semana dos hechos de poca relevancia, pero que reportamos aquí para conocimiento de nuestros lectores. Por un lado, se anunció la puesta en producción del pozo A-162 en el Campo Ambrosio, operado por la empresa mixta PetroWarao (PDVSA y Perenco), en el lago de Maracaibo.  Detalla el anuncio que el condensado producido será utilizado como diluente y el gas natural será enviado a Tía Juana – el anunció no menciona cifras volumétricas. Quizás la noticia obedece a que cualquier gota cuenta en un ambiente de crónica escasez de diluente y de gas natural. Por otro lado, se informó de una visita conjunta PDVSA y Chevron al mejorador de PetroPiar para “verificar” la seguridad, confiabilidad y los niveles productivos de la planta.

Adicionalmente, PDVSA también informó que su presidente estaba visitando a Repsol en España, presumiblemente para adelantar la potencial reactivación de la empresa mixta PetroQuiriquire.

La producción nacional continuó afectada por la escasez de diluente, a pesar de la llegada de crudo liviano ruso, y por cortes eléctricos en un sistema sobrecargado por la demanda. El retraso en mezclar crudo a especificaciones de exportación limitó las operaciones de carga en el terminal de Jose, generando un congestionamiento de tanqueros anclados en las afueras del terminal, esperando por crudo. Como solución parcial, se maximizó la exportación de crudos que no requieren dilución y tratamiento, Boscán y Hamaca.

Bajo estas condiciones de borde, la producción de la semana fue de 754 mil barriles por día, distribuidos geográficamente como se indica a continuación:

  • Occidente 138 (Chevron 55)
  • Oriente 148
  • Faja               468 (Chevron 88)
  • TOTAL754 (Chevron 143)

Las refinerías nacionales procesaron 194 mil barriles diarios de crudo y productos intermedios. La producción de gasolina fue de 66 mil barriles por día y 74 mil barriles por día de diésel. En las próximas semanas, la producción de gasolina podría reflejar la utilización de oxigenados producidos en oriente. Sin embargo, el mercado interno de gasolina continúa dependiendo de las importaciones de productos a través de los trueques con Chevron.

La exportación de crudo para el mes de febrero promedió 605 mil barriles por día, por las limitaciones mencionadas anteriormente: 32 Mbpd fueron exportados a partir de inventarios, 15 Mbpd de Boscán y 17 Mbpd de Hamaca, lo que elevó el crudo destinado a EE. UU. a 195 Mbpd; 395 Mbpd se despacharon a Asia (China e India) y unos 10 Mbpd (un cargamento de 300 mil barriles) salió, posiblemente, con destino a Holanda, pero no pudo ser confirmado. La disponibilidad de taladros de perforación se está perfilando como obstáculo en el anunciado incremento de producción. Alrededor de unas cincuenta unidades están en el país: dos que están operando en la faja del Orinoco, nueve almacenadas en los patios de contratistas privados, y 39 que pertenecen a PDV Servicios. De los taladros de tierra, 41 requieren mantenimiento mayor y/o han sido canibalizadas. Solamente dos son taladros lacustres, pero no están en condiciones de ser operados.

M. Juan Szabo es analista Internacional de Energía
Luis Pacheco es académico no-residente del Baker Institute

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Contexto