En la aldea
23 junio 2024

Luis Emilio Rondón: «Todos estamos concitados para el 28J»

Luis Emilio Rondón, vicepresidente ejecutivo de UNT

“El protagonismo le corresponde al candidato”

Esta es la cuarta entrega de la serie Rumbo al 28J en la que han sido consultados casi todos los factores de la Plataforma Unitaria más Vente Venezuela, que apoyan la candidatura de Edmundo González Urrutia. Junto a Omar Luis Colmenares y Armando Díaz nos hemos propuesto exponer el momento político a dos meses de las presidenciales. Luis Emilio Rondón es el vicepresidente ejecutivo de Un Nuevo Tiempo, partido que representa una de las tres tarjetas por las que se podrá votar por el cambio. “No hay ningún nubarrón que nos indique que el proceso electoral está en peligro”, afirma Rondón.

Lee y comparte
Javier Conde | 31 mayo 2024

Luis Emilio Rondón fue parte de una generación señalada a renovar Acción Democrática, el histórico partido venezolano que simbolizó en mayor medida el proceso democrático iniciado a partir del 23 de enero de 1958. Pero en la década de los ochenta y noventa del siglo pasado las turbulencias económicas, sociales y políticas -con su Viernes Negro (podía ser también verde o blanco), el Caracazo y las intentonas golpistas del 92- fueron inmanejables e invencibles, AD sucumbió al igual que Copei, e incluso el MAS del 6% histórico que cargó con culpas ajenas y despistes propios. Rondón es hoy el vicepresidente ejecutivo de Un Nuevo Tiempo: ¿una AD remozada? En todo caso, de la estirpe socialdemócrata.

Nacido en 1957, es, por tanto, un político formado en la era democrática de esta República ahora menguada y herida. PHD en Estudios del Desarrollo, profesor en la Universidad Central de Venezuela y en la Universidad Santa María, Rondón es un expositor claro, estructurado, que habla sin prisas, que mide cada palabra porque espera que cada palabra tenga el matiz que le corresponde. Y en esta entrevista hay una variedad de matices.

Su primera respuesta es una valoración del trecho andado en los últimos y vertiginosos meses que hacen creer que Venezuela puede llegar a la elección del 28J y que la oposición democrática puede ganar. Empieza Rondón, con el tono profesoral de quien sabe de qué va la clase porque la mastica todos los días.

-La Plataforma Unitaria (PU) ha logrado sortear la carrera de obstáculos a la que ha sido sometida desde el punto de vista electoral. En primer lugar, logramos superar el bloqueo que se nos planteó después de la realización de las primarias; en segundo lugar, logramos un acuerdo unitario que permitió la candidatura de Edmundo González; en tercer lugar hemos establecido equipos de campaña en todo el territorio nacional; en cuarto lugar, nuestro candidato ya está tomando contacto directo con la gente y aspiramos a que en estos dos meses que restan de tiempo de campaña consolidemos la ventaja estadística que tenemos sobre Maduro. Todas las encuestas señalan que hay un profundo deseo de cambio en la sociedad venezolana y que este cambio se va a materializar de manera pacífica y democrática. Esa es otra característica importante, ya que no nos anima la venganza ni el revanchismo. A Venezuela hay que sacarla de abajo entre todos y para ello estamos presentando un programa amplio de incorporación de todos los sectores que tengan como propósito la reconstrucción política y económica de Venezuela.

-¿Un Nuevo Tiempo está integrado en todas las estructuras que se han ido creando en esta campaña política y electoral?

-Un Nuevo Tiempo participa de todos los espacios de campaña a los que ha sido convocada.

-¿Eso quiere decir el Comando con Venezuela, por ejemplo?

-No, el Comando con Venezuela es una estructura que creó María Corina Machado para su campaña. Nosotros respetamos mucho esas estructuras de participación pero nosotros tenemos también la obligación de promover nuestra tarjeta electoral. Son tres tarjetas que están en el tarjetón que apoyan a Edmundo (González Urrutia), la del Movimiento Por Venezuela (MPV), la de la Mesa de la Unidad (la de la manito) y la de UNT. Nosotros no estamos generando una competencia feroz entre nosotros, sino sencillamente creemos que es importante que el elector sepa que tiene tres vías para participar y que por cualquiera de ellas es buena.

-¿Hay entonces un comando de campaña, más el candidato, más la PU, más Vente Venezuela?

-El Comando con Venezuela es preexistente a la candidatura de Edmundo. Lo que hemos tratado de hacer es adecuar las estructuras preexistentes a la nueva realidad política porque nosotros desde un principio le dimos apoyo y soporte al resultado de la primaria y luego también acordamos apoyar a la candidata que propuso (María Corina) Machado como su sustituta, la doctora Corina Yoris, y finalmente convinimos en la Plataforma en la candidatura de Edmundo González. El espectro opositor no se ha mantenido rígido, se ha movido conforme a todas las contingencias que desde el punto de vista político se nos han presentado. 

¿Hay un comando político integrado?

Sí, como en toda campaña  presdencial la acción política gira en torno al candidato presidencial, y esta no tiene porque ser una excepción. Nosotros nos incorporamos en los equipos del candidato y estamos desde la Plataforma trabajando con el resto de los factores que hacemos vida en la oposición. Hay un buen ambiente que nos hace ser auspiciosos en cuanto a que el resultado de este esfuerzo se traduzca en la victoria electoral del 28 de julio.

-¿ Cuál es la principal amenaza que puede impedir esa victoria?

-En primer lugar, el ventajismo obsceno que representan los partidarios de la candidatura de Maduro pero estamos muy atentos para impedir que se pretenda burlar la opinión mayoritaria de la gente. Todas las encuestas de opinión son muy favorables a la candidatura de Edmundo González.

«Hay un solo candidato y la madurez política nos obliga a actuar con seriedad»

– ¿Cuáles son los focos de mayor atención?

– En primer lugar, como lo hicimos en el año 2015, cubrir todas las mesas y centros de votación. Esa es la única manera de prevenir cualquier propósito de distorsión o alteración de los resultados. Estamos en ese trabajo en la formación de ese extraordinario, formidable, equipo humano que nos dé la confianza y protección necesaria en el proceso electoral. 

Lo que se concreta, de acuerdo a lo que se conoce, en el programa de los 600k

-No me gusta usar las nomenclaturas de otras organizaciones. Nosotros tenemos que garantizar testigos de nuestra alianza en todo el espectro electoral del país y estamos trabajando en ese sentido, cargando nuestros testigos, preparando nuestros coordinadores, dando los cursos para los miembros de mesa principales y suplentes, y garantizar que no haya una sola mesa en todo el país, sean centros de una sola mesa, o centros de dos mesas, que parecen ahora ser la mayoría, donde en cada uno no esté atento un equipo humano para proteger el voto cualquiera que este sea, no para inducirlo ni para favorecernos nosotros, sino para preservar la intención que tiene el elector. Eso va por muy buen camino.

-¿Cuando dice ‘estamos’ se refiere a todo el esfuerzo unitario o a Un Nuevo Tiempo?

– En esa materia no hay diferencias. Tenemos que estar todos porque ningún factor individualmente puede por sí solo lograr la construcción de ese voluntariado electoral, donde habrá militantes de partido, independientes, personalidades, gente de buena fe que quiera ayudar a que se preserven las garantías electorales el día de la elección.

¿En el caso del Zulia, que es la mayor entidad electoral, ustedes disponen de esa estructura?

-Sí, pero está al servicio de la unidad. Existe en el Zulia y la estamos construyendo en todo el país. Recientemente se acordó la incorporación de los gobernadores y alcaldes, de los que disponemos, precisamente para fortalecer los equipos de trabajo donde somos gobierno regional o municipal, pero también se designaron o se están designando los coordinadores para los estados donde no tuvimos la suerte de ser elegidos, donde estamos haciendo un voluntariado con una participación muy amplia.

¿Quisiera insistir en precisar dónde se coordinan esos tres factores de la candidata electa, la candidatura que está en la calle y la PU?

-Lo primero es que hay un solo candidato y la madurez política nos obliga a actuar con seriedad. Tenemos una instancia política de coordinación que es la PU a la cual se ha incorporado María Corina Machado y su equipo de trabajo. Es indudable que ella tiene una presencia importante en la campaña, pero el protagonismo le corresponde al candidato, esa es una cosa que es de Perogrullo. 

Se ha creado una nueva central política desde Vente Venezuela a la que entiendo han sido invitados los partidos a participar, ¿existe o no?

-Lo que pasa es que en estos momentos puede haber una sana competencia de los factores que integramos la Plataforma más Vente Venezuela. Nosotros creemos que el esfuerzo principal debe estar en la claridad del mensaje, en la responsabilidad principal del candidato y en la estructuración de un equipo que nos proteja y nos defienda los votos el día de la elección.

Cuando habla de la claridad del mensaje, ¿el mensaje de Edmundo González en La Victoria (acto del 18 de mayo) recoge lo que le parece que debe ser el mensaje?

-Yo considero ese mensaje impecable, porque recoge varios aspectos y se aleja y marca clara distancia con elementos altisonantes del discurso político.

¿Cómo cuáles?

-Fue una invitación abierta al reencuentro de los venezolanos, a la participación de todos para la reconstrucción del país. Eso hacía mucho tiempo que en Venezuela no se hablaba de manera compresiva sino disruptiva, los míos contra los tuyos. La Venezuela que va surgir a raíz de este proceso electoral, del año 25 en adelante, tiene que ser la Venezuela de la reconstrucción, de la reinstitucionalización y eso no es tarea de una sola persona, de un solo grupo. Esa es tarea colectiva.

“Todos los factores de oposición han moderado su discurso”

¿Ustedes ya conocían ese mensaje, o los sorprendió o se ajusta a lo que venían hablando

– Nosotros recibimos al candidato en nuestro partido y nos habló más o menos en esos términos. No conocíamos previamente su discurso. Un discurso que fue pensado porque fue escrito, no fue dejado a la improvisación, lo que significa también la seriedad con la que el candidato ha tomado la forma de comunicarse con el país. Y sí, fue de nuestra satisfacción lo que él expresó porque, en buena medida, forma parte de nuestro discurso político.

Para la reconstrucción del país nos necesitamos todos. A Venezuela no la va a reconstruir un porcentaje de venezolanos por muy alto que este sea, se necesita la participación de todos, esa es la nuez de nuestro planteamiento político, que no lo venimos haciendo ahorita oportunistamente porque hay un proceso electoral. Lo venimos haciendo desde hace mucho tiempo y eso nos ha granjeado simpatías y antipatías producto de la forma polarizada como está el sistema político venezolano. Nosotros creemos que esa polarización debe cesar una vez que se resuelva el problema electoral y de legitimidad del ejercicio del poder. La tarea más importante  que se nos plantea es despolarizar la vida política venezolana y abrirla a un cauce más sereno, más sosegado que permita que esa reconstrucción sea con la participación de todos.

– ¿No observa que el discurso de la primaria se ha ido decantando hacia eso como un proceso natural?, ¿que este es el discurso que corresponde en este momento y que es diferente al anterior?

– Creo que todos los factores opositores han moderado su discurso y esa es una buena señal para el país. Nos estamos alejando de las posiciones radicales y construyendo posiciones más consensuadas.

Después del 28 de julio se iniciaría una etapa de transición, un periodo de enormes complejidades…

-Tendremos un semestre agitado porque incompresiblemente los señores del gobierno tomaron la decisión de hacer ese proceso electoral en julio, lejos de las fechas tradicionales que para la elección de la presidencia en Venezuela que era el mes de diciembre. Ya lo hicieron hace seis años cuando adelantaron el proceso para mayo y generó toda esta turbulencia política que hemos vivido estos seis años. Ahora se va a dar el proceso electoral el 28 de julio dentro de los parámetros acordados en Barbados  de que fuera en el segundo semestre del año 24. Nosotros planteábamos que fuera el último trimestre  de este año pero se acordó el segundo semestre. Y la política se trata de eso, de generar mecanismos que hagan que el proceso se canalice de la mejor manera posible desde el 28J hasta enero del año 25 que es cuando se materializará realmente el cambio del equipo actual a un equipo nuevo que tenga bajo su responsabilidad  todo ese proceso de recuperación  política y económica.

-No hay una certeza absoluta de que habrá elecciones el 28J, ¿o usted si ve más cerca ese día?

-Todos estamos comprometidos con esa fecha. No hay ningún nubarrón en el panorama que nos indique que ese proceso está en peligro de materializarse. Todo lo contrario, lo admiten tirios y troyanos, todos los voceros del PSUV y del régimen tanto como los voceros de la oposición democrática venezolana. Todos estamos concitados para el 28J. Y afortunadamente abogando para que sea un proceso  pacífico y democrático. Es un ambiente que se consolida cada día.

-¿La batalla será en las mesas de votación?

– No me gustan los términos bélicos. Esperamos que el rayado de la cancha de juego sea equitativo, los arcos de los mismos tamaños, porque las asimetrías generan aprensiones.  Hay una gran responsabilidad institucional de la República, del CNE, de los partidos, de los candidatos. Y ojalá, como antes, pueda ser una fiesta electoral gratificante.  

El seriado Rumbo al 28 de julio es coordinado por Javier Conde, Armando Díaz y Omar Colmenares.

Entregas anteriores:

Los equipos por centro de votación están organizados al 40%

Los Comanditos, ¿con qué se come eso?

“Mis 5 por Venezuela”

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Contexto