EN LA ALDEA

24 febrero 2024

Lee y comparte

Intentos para no responder a las propuestas de Barbados

La Mesa de Diálogo conformada en la Casa Amarilla (y las ocho mesas alternativas) ha intentado mimetizarse con el nuevo proceso promovido por Noruega en marzo de este año. Mientras, la oposición democrática liderada por Juan Guaidó desde la cabeza del Parlamento, ha cerrado filas con los representantes noruegos para dejar claro que la idea es retomar los puntos que quedaron pendientes en Barbados.

 

La convocatoria a una Mesa de Diálogo para el entendimiento nacional, entre el régimen de Nicolás Maduro y los representantes de partidos disidentes de la oposición, ha servido para evitar que el régimen venezolano ofrezca respuesta formal y por escrito a los puntos que quedaron planteados en Barbados. El más relevante de estos puntos es la propuesta de que Maduro abandonara el cargo que ocupa desde el 5 de enero de 2019, y Juan Guaidó se separara de la presidencia encargada para dar paso a la conformación de un Consejo de Gobierno. Esta instancia (inspirada en los acuerdos del año 1958 y con base en el Artículo 333 de la Constitución Nacional) debería avocarse a la organización de elecciones presidenciales en un lapso de nueve meses, con un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) y observación internacional.

Sin embargo, la respuesta concreta a esta propuesta es la celebración de reuniones semanales entre Jorge Rodríguez, Delcy Rodríguez, Héctor Rodríguez, Aristóbulo Istúriz y Francisco Torrealba con los representantes de los partidos opositores disidentes: Timoteo Zambrano (Cambiemos), Claudio Fermín (Soluciones), Felipe Mujica (MAS), y Luis Romero y Henri Falcón (Avanzada Progresista).

Hasta el momento el avance de esta instancia se limita a la excarcelación del primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), Edgar Zambrano, y al anuncio de la constitución de ocho mesas paralelas que permitan adelantar acuerdos parciales entre Maduro y la oposición disidente. 

De estas instancias aún no se tienen datos formales sobre su funcionamiento, más allá del propósito inicial de su creación: Posicionar temas y argumentos afines al régimen de Maduro, que no prosperaron en las discusiones de Barbados.

La mesa del Poder Electoral. En teoría está es la principal de las mesas paralelas. No obstante, aún se desconoce quiénes la integran. La posibilidad de avance de esta mesa está asociada directamente a que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) aclare las dudas sobre el periodo de los rectores, y posteriormente levante el desacato a la Asamblea Nacional.

Además de la Mesa del Poder Electoral, se anunció la creación de la mesa de los Presos Políticos. Esta instancia debería abocarse a estudiar todos los casos de personas privadas de libertad. No obstante, en recientes declaraciones, Timoteo Zambrano ha indicado que debe precisarse la cantidad “real” de presos políticos, colocando en duda las cifras que manejan organizaciones como el Foro Penal.

Adicionalmente, los resultados de esta mesa deberán ser validados por la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

La tercera mesa está dedicada a la Soberanía e Integridad Territorial. No existe información concreta sobre el propósito de esta instancia, más allá de mantener algunos de los argumentos que propiciaron que los representantes de Maduro se retiraran de la instancia de negociación en Barbados. No obstante, Jorge Rodríguez ha indicado: “Venezuela es, en los actuales momentos, un país amenazado por los poderes fácticos imperiales. Hemos visto con estupor cómo representantes de la extrema derecha han dicho estar dispuestos a entregar el territorio Esequibo a cambio de favores, y hasta cómo han recurrido a grupos irregulares en nuestra frontera occidental”.

Cuarta mesa: Economía nacional. Esta instancia puede servirle al gobierno de Maduro para afianzar su principal argumento para retirarse de las negociaciones con Guaidó: Las sanciones internacionales. Según explicó en su momento Jorge Rodríguez en esta mesa “se evaluarán las brutales sanciones y medidas coercitivas unilaterales que han tomado desde la Administración de los EE.UU. y otros países en contra de Venezuela, la congelación de los recursos, la sustracción ilegal de los recursos que solamente le pertenecen a los venezolanos”.

Quinta mesa: Equilibrio Institucional. El propósito de esta instancia es el de lograr el reconocimiento de la Asamblea Nacional Constituyente y su coexistencia con una nueva Asamblea Nacional.

Sexta mesa: Derechos sociales. En teoría los integrantes de esta mesa deben enfocarse en discutir el funcionamiento de los servicios públicos.

Séptima mesa: Partidos políticos. En este caso no se trata de discutir el status de las organizaciones que fueron ilegalizadas en los últimos dos años, sino en intentar incorporar a nuevos partidos, disidentes de la oposición liderada por Juan Guaidó, en la Mesa de Diálogo.

Octava mesa: Movimientos sociales. Esta instancia está concebida para que reciba las propuestas de las organizaciones sociales reconocidas por el régimen de Maduro.

Repitiendo la fórmula

No es la primera vez que el régimen de Maduro propone la creación de mesas sectoriales. El 10 de abril de 2014 fue el primer intento de conducir un proceso de negociación que concluyera en “un modelo de coexistencia pacífica y tolerancia mutua”.

Más de dos años después se intentó repetir el esquema. El 30 de octubre de 2016 se anunció la constitución de cuatro mesas técnicas:

•Paz, Respeto al Estado de Derecho y a la Soberanía Nacional, coordinada por el ex jefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

•Verdad, Justicia, Derechos Humanos, Reparación de Víctimas y Reconciliación, coordinada por El Vaticano.

•Económico-Social, coordinada por el ex presidente de República Dominicana Leonel Fernández.

•Generación de Confianza y Cronograma Electoral, coordinada por el ex presidente de Panamá Martín Torrijos.

En paralelo se anunciaron ocho acuerdos parciales

•Compromiso conjunto para el mantenimiento de la paz y el entendimiento entre los venezolanos.

•Revisión de la situación de personas privadas de libertad.

•Caso de los Diputados del estado Amazonas.

•Cronograma e institucionalidad electoral y respeto a los procesos electorales previstos en la Constitución.

•Funcionamiento y Autonomía de los Poderes Públicos, y respeto de sus respectivas competencias constitucionales.

•Compromiso conjunto para mejorar las condiciones de abastecimiento de alimentos y medicinas.

•Explorar alternativas que conlleven la acción conjunta de los órganos del Estado para atender los temas económicos más urgentes.

•Formulamos votos para que los problemas de los venezolanos se resuelvan en el marco de la soberanía nacional, agradeciendo altamente el acompañamiento internacional en apoyo a este diálogo político.

Estas instancias no lograron avances concretos. Así se llegó al 14 de septiembre de 2017, cuando se inició el proceso de conversaciones en República Dominicana que fue pospuesto indefinidamente el 7 de febrero de 2018.

En marzo de 2019 comenzó un nuevo proceso promovido por Noruega. Aunque este espacio de negociación se ha intentado sustituir por la Mesa de Diálogo conformada en la Casa Amarilla (y las ocho mesas alternativas) la posibilidad de retomarlo se mantiene, especialmente desde que el propio Maduro ha propiciado encuentros con el gobierno de Noruega para reactivar la negociación. Sin embargo, Maduro aspira a que el proceso comience desde cero y se integren a los espacios de negociación a los integrantes de la Mesa de Diálogo, posibilidad que ha sido rechazada por Guaidó y por los delegados del gobierno de Noruega. En las próximas semanas se podrá tener certeza sobre la reanudación del proceso promovido por Noruega.

@puzkas

Lee y comparte

La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.

Publicidad

Publicidad

Reciente en la gran aldea

Más de

Los únicos mapas peligrosos que me interesan

¿Tú viste esos mapas? Yo no quiero ni mirarlos de lejos porque parece que muestran cosas muy delicadas, secretos.

Los únicos mapas peligrosos que me interesan

¿Tú viste esos mapas? Yo no quiero ni mirarlos de lejos porque parece que muestran cosas muy delicadas, secretos.

Venezolanos en Chile entre la ansiedad y el miedo tras secuestro de militar

El subsecretario del interior de Chile, Manuel Monsalve, aclaró que su gobierno "está abierto a todas las hipótesis”.

La Corte de Apelaciones de Nueva York decidió a favor de PDVSA en el caso de los bonos 2020 ¿Y ahora qué?

La sentencia dictada por la Corte de Nueva York es - sin duda - un alivio, pues difiere en el tiempo el principal riesgo creado sobre Citgo.

Sippenhaft: cuando el castigo colectivo alcanza a las mujeres

La práctica nazi de criminalizar a familiares de perseguidos y presos políticos es utilizada en Venezuela desde 2014