En la aldea
18 mayo 2024

🎥El paraíso chavista de Liechtenstein

No son precisamente sus Alpes y castillos los que han cautivado a prominentes figuras del chavismo sino sus cualidades de “paraíso fiscal”. Por el pequeño principado de Liechtenstein han transitado fondos movidos por Claudia Díaz Guillén, ex enfermera del propio Hugo Chávez, y de otros ex funcionarios venezolanos; sin olvidar la visita que hicieron algunos diputados de la llamada “Operación Alacrán” en sus esfuerzos por defender las empresas de Alex Saab.

Lee y comparte
Redacción LGA | 12 agosto 2020

Liechtenstein es un principado de habla alemana con 25 kilómetros de extensión entre Austria y Suiza”, esa es la primera descripción que ofrece Google cuando se intenta conocer algo de este pequeño terruño. Pero si en la búsqueda se añade la palabra Venezuela todo cambia. Deja de aparecer el lugar de fantasía, con Alpes y castillos, para mostrar el oscuro mundo de conexiones y operaciones con las que se le ha dado soporte a la abrasadora corrupción que ha dejado a Venezuela en el hueso e, incluso, que casi le ha arrebatado la calidad de país petrolero.

Pero durante años el principado ha sido también sinónimo de “paraíso fiscal” y “opacidad financiera”. Estas características más que las geográficas son las que han cautivado a prominentes figuras del chavismo, algunas más llamativas que otras, como Claudia Díaz Guillén, ex enfermera del propio Hugo Chávez, otros ex funcionarios y hasta algunos diputados de la llamada “Operación Alacrán”

Su población se ubica ligeramente por encima de los 220.000 habitantes y entre sus peculiaridades se cuenta el hecho de que LGT Group, uno de los principales bancos del país con oficinas en varias partes del mundo, pertenece a la Casa Real de Liechtenstein y ni por eso ha estado fuera de radar en investigaciones de blanqueo de dinero.

“Según el reportaje de AP, Claudia Díaz Guillén, quien también fue ex tesorera de la nación, movió 250 lingotes de oro valorados en unos 9,5 millones de dólares como forma de extraer de Venezuela el dinero acumulado”

Las autoridades han hecho esfuerzos por lavar la cara del principado y borrar esa etiqueta de opacidad financiera. “Tomamos la clara decisión de que no había otro camino que cumplir con los estándares internacionales en regulación y no exponernos a ningún riesgo de reputación y lo hemos conseguido. Somos un centro de innovación no un paraíso fiscal (…) Aquí no entra dinero sucio”, declaró tras un escándalo de fraude fiscal y lavado de dinero en Europa, Aurelia Frick, ministra de Asuntos Exteriores hasta 2019.

Los casos relacionados con Venezuela ponen en duda esa afirmación. Esta semana la agencia Associated Press (AP) reveló una investigación criminal internacional en curso, sobre la red de compañías fantasmas y banqueros suizos poco fiables que han ayudado a funcionarios venezolanos y empresarios cercanos al chavismo a esconder sus fortunas.

Según el reportaje de AP, Claudia Díaz Guillén, quien también fue ex tesorera de la nación, movió 250 lingotes de oro valorados en unos 9,5 millones de dólares como forma de extraer de Venezuela el dinero acumulado. Los lingotes fueron almacenados en una bóveda privada en el diminuto principado europeo. Pero sólo relacionados con esa investigación hay al menos otras cinco personas posiblemente involucradas en este tipo de operaciones que, al final, terminaron canalizando recursos a un banco suizo.

La investigación a cargo del tribunal estatal de Liechtenstein y la Fiscalía General de Suiza también detectó al banquero suizo Charles-Henry de Beaumont, quien trabajó en la CBH Compagnie Bancaire Helvetique SA, con sede en Ginebra, cuando Díaz operaba como tesorera. El despacho de AP señaló que a Beaumont se le identifica como la persona “encargada de transferir los fondos de los miembros corruptos del gobierno venezolano a Suiza”.

No es primera vez que este banquero suizo aparece en escándalos de dineros provenientes de Venezuela. Durante unos años Beaumont fue el gestor predilecto de ex funcionarios y empresarios que hicieron fortunas gracias a la revolución bolivariana. Una investigación periodística de los portales Armando.info, Runrunes y El Pitazo, basada en informes del CBH, conectaba a Beaumont con los movimientos de dineros de ex funcionarios como el ex guardaespaldas de Hugo Chávez y ex director de la Disip, el capitán Carlos Luis Aguilera Borjas, o como Nervis Villalobos, ex viceministro de Energía, vinculado a la millonaria malversación de fondos en el sector eléctrico tras la emergencia eléctrica decretada por Chávez en 2011.

A la cartera de clientes del banquero suizo se suman también empresarios como Danilo Díaz Granados, Luis Oberto Anselmi, Alejandro Betancourt y Francisco Convit, estos dos últimos también ligados al escándalo de corrupción en el sector eléctrico con la empresa Derwick, de acuerdo con la investigación periodística de los tres portales venezolanos. 

Pero a Liechtenstein también fueron en abril de 2019 los diputados opositores Luis Parra, José Brito, Richard Arteaga, Chaim Bucaran, Adolfo Superlano, Conrado Pérez y José Luis Pirela. Fue una de las paradas que hicieron en Europa en defensa de las empresas con las que el colombiano Alex Saab manejaba el negocio de suministro de alimentos para los CLAP, según reveló Armando.info.

A la postre todos esos parlamentarios, salvo José Luis Pirela, terminaron participando en la denominada “Operación Alacrán” con la que el 5 de enero pasado asaltaron la directiva del Parlamento, y más recientemente varios de esos parlamentarios se han quedado con las tarjetas de partidos como Primero Justicia y Voluntad Popular vía sentencias del Tribunal Supremo de Justicia controlado por el chavismo.

Fuente video: Cortesía Youtube
Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Contexto