En la aldea
28 enero 2023

Sistema comunal: El comodín repetido de Maduro en las campañas electorales

En días pasados Nicolás Maduro instó a los candidatos a diputados del partido oficialista a crear leyes para consolidar al régimen comunal; pero la estructura legal de las comunas ya está plasmada en marcos legales aprobados por la Asamblea Nacional en 2010, cuando era de mayoría oficialista, e incluidos en los planes de la Patria de 2013 y 2019.

Lee y comparte
Redacción LGA | 28 octubre 2020

Cuando se acerca un proceso electoral Nicolás Maduro suele repetir parte de la estrategia de su predecesor, el fallecido mandatario Hugo Chávez Frías, y los próximos comicios legislativos no son la excepción. Impulsar las Misiones y el sistema comunal vuelven a ser los comodines de la campaña para el 6 de diciembre.

“Yo quiero que la nueva Asamblea Nacional redacte, elabore y apruebe una poderosa y muy creativa Ley de las Ciudades Comunales”, dijo Maduro recientemente en un acto con los candidatos oficialistas a diputados, a quienes también les pidió elaborar una ley de Parlamento Comunal.

Pero esas “sugerencias” que les hace el mandatario a los integrantes de su partido ya están contempladas en instrumentos legales que aprobó la Asamblea Nacional, cuando tenía mayoría oficialista, en diciembre de 2010. Textos que luego sirvieron de base para la formulación del régimen comunal en los planes de la Patria de 2013 que presentó Chávez, y de 2019 que entregó Maduro.

En las leyes autorizadas hace 10 años está definida una estructura que abarca desde el Estado comunal, el gobierno y el parlamento comunal, la organización de las comunas hasta su sistema económico.

Pero la consolidación del sistema comunal, pese a tener una base legal, ha tenido sus obstáculos por los problemas de organización a lo interno del oficialismo y la falta de transparencia en el manejo de los recursos asignados a dichos esquemas. A esto se suma la mala gestión en el manejo del sector público, incluida las empresas estatales, y la prolongada crisis económica.

La ruta comunal y la estrategia similar

Cuando Chávez llegó al poder en 1999 asomó sus intentos de imponer un modelo de mayor peso del Estado en la economía, lo que incorporó en varios planes y leyes, que se fueron postergando dado que el primer mandato fue agitado por las paralizaciones de actividades, un referendo y dos elecciones. Tras ganar la reelección en diciembre de 2006, el entonces mandatario buscó afianzar su ideal socialista que arrancó con las nacionalizaciones de empresas en sectores clave de la economía y una propuesta de reforma constitucional para crear el Estado comunal, bajo una etapa de boom de ingresos petroleros.

En la propuesta de modificación de la Carta Magna y en su exposición de motivos se detallaba un modelo cuya base serían los consejos comunales que agrupados formarían comunas, las que, a su vez, tendrían un gobierno y parlamento comunal. Incluso se establecía el espacio geográfico de la comuna.

El proyecto de modificación de la Constitución fue rechazado en un referendo, pero Chávez omitió el resultado electoral y, a través de posteriores leyes habilitantes y marcos legales aprobados por la Asamblea Nacional, logró sentar bases legales para ese sistema comunal.

A finales de 2010 el Parlamento, presidido por la hoy primera dama, Cilia Flores, autorizó las leyes del poder popular, comunas y sistema económico comunal, porque la intención de Chávez era que esas instancias también manejaran los procesos productivos, tuvieran bancos y su moneda propia. En varios poblados del país hasta hubo ensayos de monedas comunales.

“El proyecto de modificación de la Constitución fue rechazado en un referendo, pero Chávez omitió el resultado electoral y, a través de posteriores leyes habilitantes y marcos legales aprobados por la Asamblea Nacional, logró sentar bases legales para ese sistema comunal”

Luego, en el Plan de la Patria, Chávez buscó afianzar su modelo comunal que tenía como meta crear 3.000 comunas al 2019. El plan de Maduro -presentado en 2018- señaló que dicha meta fue cumplida y que el objetivo era conformar 8.000 comunas más al 2015 y que ahora el sistema comunal se complementara con el “Carnet de la Patria” y los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).  

Tras casi dos años de profundización de la crisis política, Maduro avanza en las elecciones legislativas, sin la participación de la oposición y el cuestionamiento de varios países por la falta de garantías en el proceso. En el contexto de esta campaña las promesas nuevamente son Misiones y comunas.

La reedición del régimen comunal también sería una respuesta a los cuestionamientos de algunos miembros de base del oficialismo, quienes objetaron a la cúpula por “abandonar el legado de Chávez” al haber aprobado una la “Ley Antibloqueo” que permitiría modificar secretamente el régimen de empresas mixtas petroleras y realizar alianzas con el sector privado en diversas áreas.

Hace un mes Maduro rescató la Misión AgroVenezuela, creada por Chávez antes de las elecciones presidenciales de 2012, y en días pasados sumó a las comunas.

Pero entre las promesas, las leyes de papel y la realidad hay grandes trechos.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Contexto