En la aldea
23 mayo 2024

La importancia de las Primarias

“Ni el chavismo (¿madurismo?), ni los sectores democráticos cuentan con un liderazgo legítimo, uno que realmente represente lo que la gente quiere. Las Primarias tienen que ser un evento que movilice, que encante, que llene a la gente de esperanza bien fundamentada, que le permita nuevamente soñar. (…) Tiene que ser, también, un evento de desafío al poder, de rebeldía ciudadana”.

Lee y comparte
Henkel García U. | 01 febrero 2023

Hace quince días escribí sobre algunos argumentos para asomar la posibilidad de una oportunidad política en 2024. De hecho, de existir, solo se hará realidad si se realiza un excelso trabajo de coordinación y entendimiento desde este año. Una pieza relevante en tal campaña es, sin duda, las Primarias para la elección del candidato de las fuerzas democráticas.

Hay tres puntos que quiero desarrollar para explicar esa relevancia. El primero tiene que ver con el vacío de liderazgo que hoy tiene Venezuela, asunto complejo y delicado al que debemos darle respuesta en un tiempo relativamente breve y de la manera más apropiada. Como suele apuntar y destacar el estimado profesor Ramón Piñango “esos vacíos se llenan y no siempre de la mejor manera”.

El segundo punto se relaciona con el primero y se refiere a la ausencia de noción de la preferencia ciudadana frente a las diferentes opciones políticas. La elección de la Asamblea Nacional en 2015, últimos sufragios con condiciones aceptables, ocurrió hace más de 7 años. Ni el chavismo (¿madurismo?), ni los sectores democráticos cuentan con un liderazgo legítimo, uno que realmente represente lo que la gente quiere.

“La realización de las Primarias es un evento que incomoda al poder, incomoda al sistema de statu quo que hoy impera en el país”

Como tercer punto, hoy la ciudadanía tiene muy pocas opciones para su expresión. Los eventos electorales no reúnen un mínimo de condiciones, los medios de comunicación, los que quedan, funcionan con censura por parte de organismos del Estado y otros tantos prefieren autocensurarse para lograr su supervivencia. El Parlamento, que es por excelencia el espacio de debate político, no cuenta con la representatividad y legitimidad para asumirlo como una vía a través de la cual los problemas del ciudadano se discutan, y mucho menos que sean resueltos.

Recientemente la Plataforma Unitaria nombró a un grupo de venezolanos para que formaran parte de la Comisión de Primarias. En esa comisión hay gente muy valiosa, a quienes admiro y respeto. Todos debemos estar conscientes de la inmensa responsabilidad histórica que les tocó asumir. Cabe preguntarnos si esas personas han contado con el apoyo y reconocimiento apropiado para tan importante labor. A mi parecer no ha sido así, pero estamos a tiempo de cambiar esa realidad.

La Comisión tiene muchos desafíos. Llevar adelante una consulta de este tipo requiere esfuerzo, tino y dedicación. Además, el proceso se torna más complejo por la inmensa cantidad de venezolanos que hoy están fuera del país. Tampoco faltarán factores que trabajen para el fracaso o implosión de la Comisión, porque la realización de las Primarias es un evento que incomoda al poder, incomoda al sistema de statu quo que hoy impera en el país.

Entiendo el escepticismo de muchos, entiendo que en la actualidad quizá no tenga mucho sentido esforzarse por realizar unas Primarias con unas fuerzas políticas disminuidas y fragmentadas. Pero precisamente estas pueden funcionar como punto de inflexión, ese momento que energice a una ciudadanía que está hastiada de la dinámica del país de los últimos años. Hoy esa población luce resignada, y lo está, entre otras cosas, porque no se siente representada, ni por unos, ni por otros. Eso puede cambiar.

Las Primarias tienen que ser un evento que movilice, que encante, que llene a la gente de esperanza bien fundamentada, que le permita nuevamente soñar, que sea nuestra burbuja democrática, que represente un hito político e histórico para el país. Tiene que ser, también, un evento de desafío al poder, de rebeldía ciudadana.

Si logramos esto, va a ser un gran primer paso para el cambio político que todos deseamos.


@HenkelGarcia

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Opinión