En la aldea
20 mayo 2024

Francisco Palmieri: “Dimos un gran paso con la licencia de apertura del sector de petróleo y gasífero, hecho que es fundamental para la recuperación de la economía en Venezuela”.

Francisco Palmieri: “Si no hay avances sobre los temas importantes para finales de mes, no podemos decir que el Acuerdo está funcionando”

El diplomático fue enfático en señalar que si Maduro pretende mantener el alivio de sanciones, debe abrir las puertas a un proceso electoral con garantías democráticas en 2024. Asimismo, asegura que para la Casa Blanca es muy importante que la implementación del Acuerdo de Barbados pueda progresar y por eso hacen seguimiento diario a la situación en Venezuela.

Lee y comparte
Alejandro Hernández | 21 noviembre 2023

A un mes de la firma del Acuerdo de Barbados y de la contundente demostración cívica que fue la Primaria opositora, la tensión en Venezuela continúa. Hay incertidumbre sobre lo que puede ocurrir en los próximos días, dado que se acerca el 30 de noviembre, fecha que la administración Biden ha puesto como límite para que Nicolás Maduro demuestre que está dispuesto a cumplir con lo que su delegación firmó y, entre otras acciones, ofrezca una ruta para revertir las inhabilitaciones impuestas a diferentes líderes políticos en Venezuela, entre los que destaca el nombre de María Corina Machado.

En este sentido, el actual jefe de misión de la Oficina Externa de los Estados Unidos para Venezuela, Francisco Palmieri, hace un balance sobre lo ocurrido en las últimas semanas en el país y dibuja unos escenarios de lo que podría venir, si el oficialismo decide no abrir la puerta para unas elecciones presidenciales medianamente democráticas en 2024.

Palmieri también es el encargado de negocios de Estados Unidos para Colombia y es un funcionario diplomático que ha tenido importantes cargos en América Latina, hecho que lo hace un gran conocedor de la región. En sus casi cuarenta años de carrera ha pisado suelo caraqueño en más de una oportunidad; y hoy afronta un importante reto al ser una de las piezas clave para destrancar la crisis política e institucional que padece Venezuela.

“Quiero insistir en que el 30 de noviembre no es una fecha dentro del Acuerdo, sino un plazo para actuar en favor del proceso”

Francisco Palmieri

Su estilo formal y reservado contrasta un poco con el de su antecesor y encaja con el viraje diplomático que ha dado Estados Unidos hacia Venezuela. La actual negociación entre los dos países, a pesar de los obstáculos y los constantes vaivenes, representa una oportunidad para que Venezuela logre encaminarse hacia una transición democrática, luego de más de dos décadas del chavismo en el poder. 

-¿Considera que se está cumpliendo el Acuerdo firmado en Barbados?

-Esa situación es difícil. Lograr un acuerdo entre partidos políticos opositores y Nicolás Maduro siempre ha sido algo complejo. Antes de la firma en Barbados se decía que no permitirían la Primaria, que la iban a ilegalizar o que encarcelarían a los candidatos; eso no sucedió y fue un avance. Pero después ha venido toda una andanada institucional del oficialismo, a través del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y la Fiscalía General de la República, para intentar anular lo ocurrido, y eso constituye un paso para atrás. Estamos monitoreando la situación todos los días, vamos a ver.

-Estamos a una semana del 30 de noviembre, ¿qué pasara ese día y por qué eligieron esa fecha como límite?

-La firma de Barbados dejó varios planteamientos importantes sobre la mesa, nosotros queremos demostrar que lo acordado está progresando; por eso, nuestro secretario de Estado, Antony Blinken, y otros funcionarios importantes de la Administración han subrayado la importancia de cumplir con temas vitales para este proceso como lo son: las habilitaciones políticas de candidatos, la liberación de presos políticos y, también, la excarcelación de varios ciudadanos americanos.

-¿Y el 30 de noviembre veremos avances concretos en esos temas que usted menciona?

-El plazo del 30 de noviembre es para demostrar a los venezolanos y a la comunidad internacional que hay intenciones de cumplir y avanzar con lo firmado en Barbados. Es un tiempo para que las partes ganen confianza entre ellas y ejecuten acciones que evidencien la implementación del Acuerdo. Con la inmediata flexibilización de las sanciones, Estados Unidos mostró su disposición de cooperar para que esta negociación funcione. Por eso quiero insistir en que el 30 de noviembre no es una fecha dentro del Acuerdo, sino un plazo para actuar en favor del proceso. Si no hay avances sobre los temas importantes para finales de mes, no podemos decir que el Acuerdo está funcionando.

-¿Estados Unidos espera ver el 30 de noviembre un camino hacia la reversión de las inhabilitaciones políticas en Venezuela por parte del régimen de Maduro, o eso ha cambiado?

-No, nada ha cambiado, antes del fin de noviembre debemos ver un procedimiento para la habilitación no solo de un candidato, sino de todos; porque recuerda que no estamos solamente hablando de 2024, hay líderes políticos que quieren postularse en las elecciones regionales y legislativas de 2025. Es muy claro que si Nicolás Maduro y su equipo quieren que la flexibilización de las sanciones continúe y se profundice, deben abrir espacios para que pueda haber una cotidianidad más democrática en Venezuela.

-¿En el caso de que no haya progresos importantes en las próximas semanas, podría iniciarse un proceso de desmontaje de la flexibilización de las sanciones o habría que esperar al mes de abril, que es cuando vencen las licencias?

-Podrían pasar las dos cosas, Nicolás Maduro y sus representantes saben que dimos un gran paso con la licencia de apertura del sector de petróleo y gasífero, hecho que es fundamental para la recuperación de la economía en Venezuela; pero eso se puede quitar en cualquier momento. Además, esta licencia no se extiende automáticamente, sino que debe ser otorgada nuevamente en abril. Pero lo importante es que Estados Unidos puede revertirla e imponer sanciones nuevamente cuando considere, si se demuestra que Maduro y su gente no están trabajando en una manera constructiva y positiva sobre el Acuerdo firmado en Barbados.

-¿Por qué el convenio de deportación de migrantes indocumentados entre Estados Unidos y Nicolás Maduro se realizó previo a Barbados?

-Porque el Acuerdo de Barbados era entre la Plataforma Unitaria y los representantes de Nicolás Maduro, Estados Unidos no formaba parte de los firmantes de ese documento. El convenio de los vuelos de repatriación que hicimos, fue para ayudar a Venezuela a recibir a sus ciudadanos que no tienen una manera de estar en Estados Unidos de manera legal.

-El acuerdo entre la Plataforma Unitaria y el gobierno venezolano, es público, pero se sabe que también hay un convenio privado entre Estados Unidos y Maduro, ¿en qué consiste ese acuerdo?

-No tengo ningún comentario sobre un acuerdo privado diplomático entre Estados Unidos y Nicolás Maduro.

-¿Han hablado con María Corina Machado después de su victoria en la elección primaria?

-Sí, he tenido la oportunidad de hablar con ella varias veces y, también, con otros candidatos y políticos venezolanos. Vamos a continuar abriendo canales de comunicación y entendimiento entre mi oficina y los distintos representantes de la sociedad venezolana.

-¿Cómo interpreta que luego del Acuerdo de Barbados, otro ciudadano estadounidense, en esta oportunidad Savoi Wright, haya sido detenido en Venezuela?

-Cuando un americano está detenido en cualquier parte del mundo, nos preocupa; pero en el caso puntual de Venezuela estamos muy pendientes de la situación de todos los ciudadanos estadounidenses que se encuentran encarcelados, y vamos a continuar haciendo los esfuerzos que sean necesarios para ayudarles. En este caso en particular que mencionas estamos todavía averiguando las circunstancias y la información, pero antes de que hablemos con él no podemos comentar sobre su condición.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Entrevistas