En la aldea
23 mayo 2024

¿Regresarán algún día?

“Estamos en una de esas coyunturas en las que se dispara la esperanza. La segunda condición para que mucha gente quiera regresar es que sean llamados a participar en la reconstrucción, por un liderazgo de gran estatura política, moral y espiritual”.

Lee y comparte
Gerver Torres | 21 noviembre 2023

¿Regresarán algún día los millones de venezolanos que se han ido del país? Esta pregunta tiene para muchos una respuesta simple y contundente: No. Esos venezolanos no regresarán, dicen, porque la mayoría de ellos se ha establecido ya fuera, construido familia, descubierto nuevas oportunidades profesionales y de trabajo, pero, sobre todo, rematan su argumento: ¿Quién va a querer regresar a un país tan destruido como este?

Yo tengo una opinión contraria. Creo posible que muchos venezolanos quieran regresar y regresen cuando se produzcan dos hechos cruciales que afectarían de manera significativa lo que ellos sienten respecto al país: primero, el comienzo de la reconstrucción. Eso significa que el país al que los venezolanos estarían regresando no es al país de Nicolás Maduro, no es este país de hoy, del cual precisamente han huido con enormes costos y grandes sacrificios en numerosos casos. No tendría ningún sentido para quienes tomaron la difícil decisión de irse, volver a las circunstancias de las cuales algún día decidieron escapar. No, el país al cual estarían retornando es uno que habría comenzado a levantarse de nuevo, a renacer, a buscar ser otra vez una tierra de oportunidades, tierra de gracia.

“La alegría de la resurrección. Algo de lo que muchos quisieran ser parte, incluso gente de otras latitudes, gente que no nació en nuestra tierra”

La segunda condición para que mucha gente quiera regresar es que sean llamados a participar en la reconstrucción, por un liderazgo de gran estatura política, moral y espiritual. Que los convoque y los emocione con su determinación y con los planes y proyectos para la recuperación del país: “compatriotas, vengan, vengan a participar de esta gran gesta que será la reconstrucción de nuestro país. Hagamos de esta obra uno de los grandes acontecimientos del siglo XXI”. Planteado en su momento, ese llamado puede tener una enorme fuerza, transitando entre lo moral y lo emotivo, entre la convocatoria del deber y la vibración por hacernos parte de una causa grande. La reconstrucción tendría además un fuerte carácter festivo, lo que la haría más atractiva.

La alegría de la resurrección. Algo de lo que muchos quisieran ser parte, incluso gente de otras latitudes, gente que no nació en nuestra tierra.

Esta experiencia de un regreso masivo de nacionales a propósito el despertar o del inicio de una nueva etapa en sus países de orígenes no sería la primera que el mundo conociera. Existen, entre otros, los siguientes episodios históricos que marcaron grandes retornos:

-La creación del Estado de Israel en 1948, provocó el regreso masivo de judíos de la diáspora a su tierra ancestral. Se estima que entre 600.000 y un millón de judíos regresaron a Israel en los años inmediatamente posteriores a la creación del Estado.

-La caída del Muro de Berlín en 1989, provocó el regreso masivo de alemanes orientales que habían emigrado a Alemania Occidental durante la Guerra Fría. Se estima que entre 2 y 3 millones de alemanes orientales regresaron a Alemania Oriental en los años posteriores a la caída del Muro.

-El fin de la Guerra Civil en Colombia en 2016, provocó el regreso masivo de colombianos que habían huido del país durante el conflicto. Se estima que entre 2 y 3 millones de colombianos regresaron a Colombia en los años posteriores al fin de la guerra.

Estamos en una de esas coyunturas en las que se dispara la esperanza. La oposición venezolana ha convergido unitariamente en la realización de una elección primaria, de cara a las presidenciales de 2024, ha escogido como su líder y candidata a María Corina Machado, una dirigente de extraordinarias cualidades. Esas mismas cualidades capaces de convocar a los venezolanos, donde quiera que estén, para la reconstrucción del país. Sí, muchísimos podrían volver.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Opinión