En la aldea
20 mayo 2024

Elías Sayegh: “Es clave aferrarnos a nuestros principios y valores para poder seguir adelante”.

Elías Sayegh: a nadie le sirve el país como está, trabajaré por María Corina Machado

Lee y comparte
Alejandro Hernández | 22 diciembre 2023

El alcalde del municipio El Hatillo asegura que a nadie de bien le conviene la Venezuela de hoy, y hace un llamado a todos los sectores opositores apoyar a María Corina Machado de cara a las presidenciales del año que viene. Cree que indefectiblemente es a través del voto es como se podrá materializar un cambio político en el país, pero no es ingenuo sobre los obstáculos y dificultades que habrá en el camino hacia una transición en Venezuela.

Elías Sayegh fue muy cuidadoso al hablar de su salida del partido Fuerza Vecinal y no quiso profundizar en las razones por las que decidió irse de esa tolda política; sin embargo, sí comentó que hubo muchas razones de peso que le hicieron dar un paso al costado, entre ellas la negativa de la organización a tener un candidato presidencial propio, los ataques que hicieron a la Primaria días previos a la elección, y la falta de información sobre la vinculación de funcionarios de la Alcaldía de Baruta en el escándalo de corrupción de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA).

“Es urgente que se puedan negociar condiciones para las elecciones de 2024 y así poder cerrar definitivamente este ciclo de pobreza, miseria y odio”

Elías Sayegh

También fue muy claro al explicar las regulaciones que ha hecho su gestión en la polémica construcción del Traki de El Cigarral. Asimismo defiende su integridad y sostiene que en cargos como el que desempeña es imposible que no surjan tentaciones para desviarse del buen camino, él ha logrado mantener sus principios y valores hasta la fecha.

-¿Qué opina de la reciente liberación de Alex Saab?

-En este tema hay que entender que en toda negociación hay que ceder para poder recibir, nunca se gana todo o se pierde todo y el país necesita negociaciones profundas que ayuden a una transición democrática. Es urgente que se puedan negociar condiciones para las elecciones de 2024 y así poder cerrar definitivamente este ciclo de pobreza, miseria y odio. Tenemos que abrir una nueva era que debe estar basada en un gran acuerdo nacional y no puede empezar con venganzas personales. Además, creo que es prematuro para opinar con respecto a esa liberación, porque es probable que contenga otros elementos que aún no conocemos. Lo más importante en las negociaciones es respetar los acuerdos que se hagan, y nuestro llamado a las partes es a cumplir lo que suscriben.

-¿María Corina Machado fue al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)?

-En el marco de los acuerdos de Barbados deben ser habilitados todos los candidatos y obviamente la candidata unitaria; la candidata que ganó las primarias tiene un rol fundamental y debe ser habilitada. Ella ha cumplido con su parte al ir al TSJ, que probablemente no era lo que más hubiese querido hacer, pero entendemos las razones por las cuales decidió ir, y ahora le toca al Gobierno cumplir su parte para habilitarla.

-¿El 22 de octubre hubo un respaldo a la forma de hacer política de María Corina Machado o fue una expresión de apoyo a una ruta electoral?

El 22 de octubre fue una gran manifestación ciudadana que dejó claro, a pesar de los obstáculos que hubo para que no se llevara a cabo o fracasara, que la gente asume la participación como el medio de lucha para el cambio político. Considero que también fue, evidentemente, un respaldo a la forma de hacer política que ha ejercido la candidata que ganó, que, por muchos años, ha mantenido una lucha constante y por eso el pueblo venezolano le ha entregado la oportunidad que ella estaba esperando desde hace muchos años. Pero es interesante analizar que hubo un voto castigo a los partidos tradicionales; demuestra que existe un hastío hacia los actores de siempre. Lo que parece evidente es que el país clama a gritos por una renovación, por formas distintas de hacer las cosas, y por caras y nombres nuevos. Es decir, por organizaciones renovadas con sangre nueva.

-¿Tienes alguna relación o comunicación con María Corina Machado?

-No, honestamente no hemos tenido comunicación y tengo muy poca relación con ella. Sí conozco bien a varias personas de su equipo, pero lo importante es que hemos seguido su lucha desde hace muchos años. Nosotros fuimos impulsores de la Primaria aquí en El Hatillo porque somos participacionistas, razón por la cual el 22 de octubre fungimos como articuladores para que la ciudadanía se expresara.

-¿En qué consiste el ‘participacionismo’?

-Es una expresión que acabo de usar, y se refiere a los ciudadanos que creemos que haciéndonos parte de la lucha política y usando el voto como instrumento, podemos abrir un nuevo ciclo en la historia de nuestro país. 

“El país necesita negociaciones profundas que ayuden a una transición democrática”

Elías Sayegh

-¿Cuál es tu lectura de lo ocurrido con el referendo que montó el chavismo el 3 de diciembre?

-Ese día se evidenció una gran desconfianza de los venezolanos en torno a ese proceso. A mi modo de ver, la ciudadanía entendió como un ejercicio electoral interno, más que una herramienta para la política exterior. La conclusión obvia es que los venezolanos no compraron la tesis del Gobierno y no vieron que el referendo ayudara a la recuperación del Esequibo, que es un territorio importante para todo el país; por eso vimos centros electorales sin gran participación, lo que demuestra la desconfianza que existe sobre los convocantes de ese proceso.

-¿Por qué se fue del partido Fuerza Vecinal?

-Un conjunto de dirigentes vimos cómo existían diferencias profundas tanto de forma como de fondo con la manera en que estaban conduciendo la organización y decidimos que lo mejor era dar un paso al costado, para que ellos pudieran seguir con su visión y nosotros pudiéramos mantener nuestros valores, principios y forma de trabajar. Yo entendí que no era el momento de defender siglas partidistas, sino de apoyar objetivos superiores que unan a todos los venezolanos.

-¿Cuáles eran esas diferencias?

-Muchas, pero ninguno de nosotros ha querido caer en pormenores o detalles, para evitar que se genere una diatriba política que el país no necesita. Lo que menos quieren los venezolanos hoy, es ver un conflicto público entre dirigentes y pienso que nosotros no debemos prestarnos para eso, el Evangelio dice: “por sus hechos los conoceréis”; así que la gente está viendo y juzgando las acciones de cada uno, y, en esa medida, todos podrán sacar sus conclusiones.

-¿En su decisión influyó el escándalo de corrupción que hubo PDVSA en el que estuvo vinculado el alcalde de Baruta, Darwin González?

-Como te digo, son un conjunto de factores, no puedo hablar de uno solo, fueron varias situaciones que nos llevaron a muchos dirigentes en todo el país a abandonar Fuerza Vecinal. De ninguna manera estoy buscando malponer a nadie, ni entrar en una polémica; simplemente hubo un conjunto de diferencias notorias, válidas y legítimas que nos hicieron tomar la decisión. Todas esas diferencias las hablamos en su momento y buscamos que hubiese correctivos, pero, al final, decidimos irnos y no estamos arrepentidos, porque estuvimos en sintonía con nuestros valores y principios.

-¿Su decisión tuvo algo que ver con que no fuera el candidato presidencial de Fuerza Vecinal?

-La organización tomó una muy mala decisión al no llevar un candidato a las elecciones primarias, de hecho, al final, casi que ni se participó en las elecciones primarias. Yo sí lo hice, pero otros factores no, o por lo menos, no como dijeron que lo harían; eso empezó a generar un cambio de rumbo en la organización. Fuerza Vecinal era un partido pro participación y no entendimos por qué empezaron a buscar obstáculos a la Primaria. Como te dije antes, hubo muchas razones de peso e irnos era la decisión que debíamos tomar. 

-Entonces, sí influyó que no lo hayan nombrado candidato.

-No, no es un tema de que no me hayan proclamado candidato; es decir, la organización tenía posibilidad de presentar varios candidatos y creo que cualquiera de ellos hubiese hecho un buen papel. Teníamos la fortaleza para hacerlo bien y, en ese momento, estaban dadas las condiciones para que el partido se fortaleciera en el proceso de la Primaria; eso era lo lógico, lo coherente y lo que se ha debido hacer. Yo nunca abogué para ser candidato, todo lo contrario, pero mi posición siempre fue que la organización debía tener un candidato propio, tal como fue aprobado en el Comité Político Nacional de enero de este año. Tristemente esa decisión no fue tomada en cuenta.

-¿A qué obedece la polémica sobre la construcción de un Traki enorme en El Cigarral?

-Si hubo ruido en algún momento porque desde el comienzo de esa obra algunos vecinos empezaron a ventilar informaciones que no eran ciertas: primero dijeron que la Alcaldía había cambiado la zonificación para que se construyera una edificación comercial dentro de una zona residencial; después se dijo que íbamos a convertir a El Cigarral y La Boyera en una zona anárquica estilo Sábana Grande, y así cualquier cantidad de cosas más. La verdad es que este ha sido el proceso más auditado en la historia de El Hatillo, el expediente más visto, nosotros hemos dado todas las explicaciones del caso. Yo me siento orgulloso del trabajo que ha hecho nuestro equipo para hacer cumplir las variables urbanas, esa construcción está dentro del marco de la legalidad, nos guste o no. Pero la realidad es que las alcaldías no decidimos los proyectos que van en los terrenos privados, nosotros lo que hacemos es velar para que esas iniciativas cumplan la ley establecida. Paradójicamente, nuestra ingeniería municipal tiene récord de paralizaciones de obras en el municipio. A esta construcción que mencionas la obligamos a demoler un piso entero porque no cumplía con la normativa; lo que quiero decir con esto es que hemos tomado cartas en el asunto cuando ha hecho falta. Otro ejemplo, cuando la obra inició, la constructora quería trabajar corrido veinticuatro horas, siete días a la semana y tuvimos que ponernos muy duros para que respetaran los horarios y no vulneraran el sano descanso de los vecinos de El Cigarral.

-Usted ha dicho que ha logrado transformar El Hatillo en la peor crisis económica que ha pasado Venezuela, ¿con qué recursos lo ha hecho?

-Aquí ha habido dos elementos clave: En primer lugar, la plata alcanza cuando nadie se la roba, aquí hemos tenido una gestión honesta y los pocos recursos que nos ha tocado gerenciar se los hemos devuelto a los vecinos en servicios, obras, calidad de vida. Los recursos salen, mayormente, de los impuestos de las actividades económicas que se cobran en el municipio, cada negocio establecido paga un porcentaje de su facturación en impuesto a la Alcaldía, de ahí sale más del 90% de nuestro presupuesto. También están el situado constitucional, que es muy poco y otras fuentes de financiamiento como el impuesto de inmuebles urbanos que la gente tristemente paga poco. En segundo lugar, hemos tenido un modelo de gestión en alianza con el sector privado que ayuda a maximizar los recursos de la Alcaldía en obras como el Terminal de Transporte Público El Hatillo o el Bulevar Sucre, nuestra administración no ha gastado un centavo gracias a aliados privados, son convenios que hemos establecido en beneficio de la gente.

-¿El sancionado Raúl Gorrín o alguna de sus empresas le han ayudado a financiar sus campañas políticas o su gestión como alcalde?

-Para nada, en cuanto a mis campañas nunca hemos aceptado un solo centavo de nadie fuera de mi familia; y a nivel de gestión, como te he comentado, todo lo que hacemos sale del presupuesto de la Alcaldía y de las alianzas con privados. Quien quiera puede ir a la Sindicatura de El Hatillo y ver los contratos firmados, ahí está todo, está en blanco y negro. Lo que sí ocurrió fue que al principio de la gestión la Fundación Gorrín, que es la fundación de la esposa del señor Gorrín, se acercó a la Alcaldía para ofrecer unos lentes de un programa visual para escuelas municipales y no municipales. Nosotros aceptamos, le permitimos la entrada a nuestras escuelas y obviamente ayudamos a nuestros niños que necesitaban los lentes.

-¿Y esa ha sido la única vinculación con la familia Gorrín?

-Absolutamente, bueno, si es que lo quieres llamar vinculación. Nosotros no hemos tenido ningún tipo de financiamiento, ni hemos recibido dinero de absolutamente nadie fuera de las alianzas que te he señalado.

-¿Por qué Fospuca es la empresa que recoge la basura en El Hatillo?

-Cuando yo llegué aquí, Fospuca tenía ya muchos años recogiendo la basura y créeme que no abundan las empresas que prestan ese servicio en el país. Esa compañía ha estado aquí durante muchos años y puedo decirte que el municipio está limpio y no hemos tenido problemas de ningún tipo con ellos. ¿Por qué presta el servicio? Porque fue la que ganó el contrato de licitación cuando se hizo hace mucho tiempo.

“Todo lo que hacemos sale del presupuesto de la Alcaldía y de las alianzas con privados. Quien quiera puede ir a la Sindicatura de El Hatillo y ver los contratos firmados, ahí está todo”

Elías Sayegh

-¿Usted era alcalde cuando ese contrato se hizo?

-No, no era; y cuando toque nuevamente renovar la concesión, llamaremos a un proceso de licitación y aquella empresa que gane será la recolectora de los desechos en El Hatillo.

-¿En qué consiste la organización Cambio en Paz?

-Cambio en Paz no es un partido político, es un movimiento social independiente que esta agrupado en torno a la aspiración ciudadana de un cambio político real en el país. Creemos que a nadie le sirve el país como está, nadie de bien puede decir que le conviene la Venezuela de hoy; y hemos visto que la única forma de avanzar hacia ese deseo es a través de los mecanismos pacíficos que están establecidos en la Constitución. Es una obligación que cerremos este ciclo de veinticinco años, que es el peor de nuestra historia republicana en el país; y en ese sentido es que estamos trabajando como organización. Hoy tenemos estructura en diecinueve de los veintitrés estados del país, contamos con ocho alcaldes, más de treinta concejales y muchísimos dirigentes sociales, ciudadanos de bien que se están incorporando todos los días.

-¿Por qué el alcalde Darwin González nunca ha respondido a los señalamientos que se le han hecho por su vinculación a la trama de corrupción de PDVSA?

-Bueno, yo creo que eso es una pregunta que le debes hacer a él.

-Pareciera que Fuerza Vecinal intenta ocultar el tema y, aunque usted ya no está en la organización, cuando estalló el escándalo sí pertenecía a ella.

-Debo decir que nosotros en su momento pedimos explicaciones y no tuvimos mayor respuesta, pero eso fue un tema de la Alcaldía de Baruta, no fue un tema político del partido. Aún así nosotros pedimos que nos explicaran lo ocurrido, pero no nos dieron la información. Sé lo mismo que tú, por eso te insisto en que cualquier interrogante sobre el tema debes hacérsela al alcalde Darwin González.

-¿Va a trabajar por María Corina Machado en 2024?

-Claro, nosotros apoyamos el proceso de primarias y nos acogimos a las reglas de juego. Hubo una candidata ganadora y, evidentemente la apoyaremos, porque es la candidata de todos, es la candidata de la oposición venezolana. Vamos a buscar el cambio en Venezuela y todos los factores debemos remar en la misma dirección.

-Hay denuncias de corrupción y malos manejos dentro de la oposición, ¿cree que hay en marcha una estrategia de cooptación de dirigentes para debilitar a la oposición en las presidenciales?

-Es un factor que complica todo, pienso que hay gente buena y gente mala en todas partes y es muy claro que vamos a tener muchos obstáculos, siempre puede haber algún gallo tapado o gente que pueda estar jugando en otra dirección; pero creo que si cada uno de los buenos hace lo que le toca, podemos lograr el cambio que tanto anhelan los venezolanos.

-¿A usted alguien lo ha intentado comprar o le ha hecho alguna oferta rara?

-En estos cargos siempre hay tentaciones y ahí es cuando los valores que uno tiene se demuestran. La formación que tú tengas es la que te va a permitir saber lo que debes hacer para rechazar esas provocaciones que están al margen de la ley. Nosotros hemos logrado mantener nuestra integridad durante todo este tiempo, y en esa dirección vamos a continuar.

-Es decir que sí le han hecho ofrecimientos.

-Pero es que a todo el mundo, no es que se te acerca uno y te ofrece un soborno, es que en estos cargos y en estos sistemas hay muchas situaciones y seducciones que te pueden desviar de tu objetivo. Es clave aferrarnos a nuestros principios y valores para poder seguir adelante.

-¿Cómo define el periodo madurista en el país?

-Como el peor gobierno en la historia de nuestro país porque ha representado la ruina de la nación y ha traído muchas desgracias a los venezolanos. Pero no pienso que sea solo este último periodo, sino la era del chavismo completo que convirtió la mayor bonanza petrolera en la pobreza más atroz, debido a la corrupción y los malos manejos.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Entrevistas