En la aldea
24 junio 2024

Tarjeta de Vacunación: Un paso en la atención eficiente de migrantes venezolanos

David Smolansky, comisionado de la OEA para los migrantes y refugiados venezolanos, sostiene que la única solución para que la gente deje de irse de manera forzosa de Venezuela es que haya el “cese de la usurpación”. Mientras, queda una ardua labor para garantizar condiciones mínimas de bienestar a quienes están en refugios como la ya vigente Tarjeta Unificada de Vacunación, y para promover campañas contra la discriminación y la xenofobia, entre otras medidas.

Lee y comparte
Raylí Luján | 22 octubre 2019

A dos meses de la adopción de una Tarjeta Unificada de Vacunación para los migrantes y refugiados venezolanos durante la III Reunión Ministerial Regional de Salud, entró en vigencia el convenio que involucra a 10 países a favor de los 4,3 millones de ciudadanos que han huido de la compleja situación humanitaria que atraviesa Venezuela.

En una primera fase, el documento es válido en Argentina, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Panamá, Perú y República Dominicana.

“Uno de los temas que más hemos impulsado desde la OEA es que a los venezolanos se les dé el estatus de refugiados”

La Tarjeta podrá obtenerse en tres idiomas: Español, inglés y portugués, según explicó para La Gran AldeaDavid Smolansky, comisionado de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para los migrantes y refugiados venezolanos. Considera que la Tarjeta Unificada de Vacunación es un primer logro en el camino por garantizar el bienestar de los migrantes venezolanos, y que ello ha dado paso a conversaciones sobre otros aspectos como la activación de una Tarjeta de Movilidad Regional, o inclusive la bancarización de los ciudadanos venezolanos en diferentes países de destino.

“Se está trabajando en distintas políticas para la atención y protección del migrante y refugiado venezolano, uno de los temas que más hemos impulsado desde la OEA es que a los venezolanos se les dé el estatus de refugiados. Vamos a seguir visitando la región, vamos a seguir teniendo encuentros con los migrantes y refugiados, vamos a seguir promoviendo campañas contra la discriminación”, resaltó Smolansky, quien alertó que para el 2020 el número de refugiados venezolanos en el exterior pudiera superar los cinco millones.

-¿En qué consiste la Tarjeta Unificada de Vacunación para migrantes venezolanos?

-En primer lugar, ofrecer una mejor atención médica a migrantes y refugiados venezolanos; en segundo lugar, tener una política común integral en materia de salud en la región y que esto sirva de referencia para otras áreas donde se requieren políticas integrales y, en tercer lugar, optimizar los recursos para que se evite la revacunación. Muchos venezolanos, especialmente los caminantes, arrancaban su trayecto en Colombia, se vacunaban allí, luego en Ecuador y después en Perú. Más allá de las reacciones sobre las personas, había un uso ineficiente de los recursos.

-¿En qué países se aplicará el acuerdo?

-Los países que suscribieron este acuerdo para implementar la Tarjeta Unificada de Vacunación son: Estados Unidos, Colombia, Ecuador, Panamá, Canadá, Haití, República Dominicana, Argentina, Perú y Paraguay.

-¿De qué forma los venezolanos accederán a las vacunas? 

-El proceso para obtenerlas va a estar sobre todo en las redes de salud de cada país, en hospitales, en ambulatorios, donde haya mayor concurrencia de migrantes y refugiados venezolanos. También se van a utilizar los puntos de la Cruz Roja, como el que se está instalado después del Puente Internacional Simón Bolívar; en los puntos fronterizos de Tumbes, entre Ecuador y Perú; y en Tulcán, entre Ecuador y Colombia.

-¿Cómo se garantizará el beneficio de la Tarjeta Unificada de Vacunación?

-Se va a distribuir un millón de Tarjetas para que cualquier venezolano, en condición de migrante o refugiado, pueda acceder a esta vacunación.

-¿De qué forma se están involucrando los países, además de aceptar el documento?

-Hay un esfuerzo que está haciendo cada gobierno por la impresión y la distribución, evidentemente es una tarjeta con el mismo formato para cualquiera de los países que suscribieron el acuerdo.

-¿Está contemplado extender la ayuda de salud a otras enfermedades?

-Se designaron unas mesas técnicas por temas que van a tratar casos de Malaria, VIH, y otras mesas técnicas de otras enfermedades.

-¿Qué otras acciones se están trabajando desde la OEA a favor de los migrantes venezolanos?

David Smolansky, comisionado de la OEA para los migrantes y refugiados venezolanos.

-Estamos en conversaciones para implementar una Tarjeta de Movilidad Regional. Se calcula que al menos la mitad de los venezolanos que han salido del país no tienen documentación o tienen una que está próxima a vencerse. Hay iniciativas para mejorar las comunicaciones de los venezolanos que se encuentran en albergues y puntos fronterizos, también se está revisando cómo bancarizar a los venezolanos, y hay un llamado para que la empresa privada se involucre mucho más. Desde la OEA vamos a seguir visitando la región, teniendo encuentros con los migrantes y refugiados, promoviendo campañas contra la discriminación y la xenofobia, además esfuerzos de atención al migrante y refugiado como asesoría, apoyo psicológico, entre otros.

Crisis venezolana

La Emergencia Humanitaria Compleja continúa en Venezuela, por lo que organismos internacionales ya realizan proyecciones de un mayor incremento de venezolanos por el mundo. David Smolansky calcula que la cifra podría llegar a ocho millones en 2020.

“Para finales de año pudiesen llegar a cinco millones de refugiados y, peor aún, si esto se extendiera hasta 2020, pudiese haber más refugiados venezolanos que refugiados sirios”

-¿Cuáles son las proyecciones que manejan del éxodo venezolano?

-Para finales de año, que es un trimestre, estamos hablando de que pudiese llegar a cinco millones de refugiados y, peor aún, si esto se extendiera hasta el 2020, pudiese haber más refugiados venezolanos que refugiados sirios. Estamos hablando de que pudiese haber entre seis y hasta ocho millones de refugiados venezolanos para el año que viene.

-¿Cuál es la solución que plantean para frenar esta situación?

-La única solución para que la gente deje de irse de manera forzosa de Venezuela es que haya el “cese de la usurpación”, que los venezolanos recuperemos nuestras libertades, que Venezuela sea un país de oportunidades y haya seguridad, porque no solamente la gente dejará de irse, sino que habrá incentivo para que los millones que están desterrados puedan volver.

-¿Cambio político e inseguridad son las causas determinantes del éxodo venezolano?

-El venezolano se va por la inseguridad, es decir, la violencia generalizada, la violación de Derechos Humanos, el colapso de los servicios básicos, específicamente de agua y luz desde que hubo el apagón el 7 de marzo de 2019; la hiperinflación, el colapso económico, aún para aquellos que tienen trabajo, pues se hace muy difícil mantenerse en Venezuela y, evidentemente, por la crisis humanitaria reflejada en la falta de comida y medicinas.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Éxodo