En la aldea
23 abril 2024

La necesidad del mito

Los deseos colectivos, debido a que no cuentan con un empujón celestial, deben concretarse en unas figuras y en unos hechos trascendentales de los antepasados. No solo es una necesidad de los pueblos, sino un bastón que utilizan los políticos para lograr sus fines. Si se convierten en heraldos de una historia ancestral cultivada por los antepasados, ¿no tienen el mandado hecho? Solo tienen que fomentarla y utilizarla en su beneficio, aunque sepan que solo están multiplicando fantasías sin asidero.

Lee y comparte
Elías Pino Iturrieta | 02 marzo 2020

Solo los judíos, que son el pueblo elegido de Dios, no tienen necesidad del mito. Especialmente del mito fundacional, porque nacieron en cuna de oro. Lo asegura el Antiguo Testamento. El resto de las sociedades tiene que inventarse sus héroes imperecederos, sus hazañas originarias, y de allí proviene la necesidad del mito. Los deseos colectivos, debido a que no cuentan con un empujón celestial, deben concretarse en unas figuras y en unos hechos trascendentales de los antepasados: Así se hacen herederas de esfuerzos olímpicos, de asuntos dignos de veneración. No solo es una necesidad de los pueblos, sino un bastón que utilizan los políticos para lograr sus fines. ¿Por qué? Como veremos en las próximas entregas, debido a que facilitan su acceso a las masas, debido a que son el puente que los conecta con las antiguas pretensiones de los hombres comunes. Si se convierten en heraldos de una historia ancestral cultivada por los antepasados, ¿no tienen el mandado hecho? Solo tienen que fomentarla y utilizarla en su beneficio, aunque sepan que solo están multiplicando fantasías sin asidero. Lo veremos en el fragmento que seguirá.

Continuará el miércoles 4 de marzo…

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Opinión