En la aldea
28 mayo 2024

El Día Internacional de la Mujer no es un capricho

Estereotipos, narrativas, costumbres, falsas creencias, abuso laboral, entre otros muchos atropellos siguen presentes en pleno siglo 21. Una verdad soterrada que con múltiples matices afecta a mujeres de todo el mundo; las alarmantes cifras de la violencia de género así lo demuestran. Situación que contrasta sobre una realidad comprobada, que donde las mujeres tienen acceso a la educación e igualdad de oportunidades, hay mejor calidad de vida. Entonces, ¿cuándo dejará de ser noticia que una mujer sea exitosa en “un mundo de hombres”? El Día Internacional de la Mujer se debe conmemorar porque es una fecha para honrar a las protagonistas de una lucha que no cesa.

Lee y comparte
Mari Montes | 08 marzo 2022

Hace unos días, Susana Reina, Directora de FeminismoINC, me hizo llegar una encuesta que me dejó movida. Las preguntas me hicieron pensar en todo lo que nos pasa por ser mujeres. El machismo es un problema porque obstaculiza la realización personal y la vida en armonía de muchas mujeres en todo el planeta.

Nunca faltan, cada 8 de marzo, los que se preguntan por qué se celebra Día Internacional de la Mujer, y preguntan por el “Día del hombre”; califican de “feminazis” a todas las feministas, están convencidos de que hay espacios  donde las mujeres no tenemos cabida y se burlan de los temas de igualdad e inclusión. Les molesta que se destaque cuando una mujer alcanza una posición importante, en cualquier ámbito que se consideraba “reservado a los hombres” o donde la presencia femenina no ha sido habitual.

El Día Internacional de la Mujer es un día necesario para hablar, una vez más, de reclamos. La desigualdad sigue siendo un problema que afecta a muchas mujeres en todo el mundo. La discriminación de la mujer tiene impacto en la sociedad. Está demostrado que donde las mujeres tienen acceso a la educación e igualdad de oportunidades, hay mejor calidad de vida. Sin duda se ha avanzado.

“El machismo es un problema porque obstaculiza la realización personal y la vida en armonía de muchas mujeres en todo el planeta”

Tiene su origen en una huelga de mujeres trabajadoras de la industria textil de Nueva York, organizada el 8 de marzo de 1857. El paro fue en reclamo de salarios más justos y condiciones laborales más humanas. Fueron reprimidas y detenidas por agentes de la policía. Dos años más tarde, esas manifestantes crearon su primer sindicato para pelear por sus derechos. Otros acontecimientos dolorosos están relacionados con lo que significa este día. El 8 de marzo de 1908, 15 mil mujeres tomaron otra vez las calles de Nueva York para exigir aumento de sueldo, menos horas de trabajo, derecho al voto y la prohibición del trabajo infantil. El  28 de febrero de 1909 se celebró por primera vez en todo el territorio de los Estados Unidos el Día Nacional de la Mujer. Y se eligió el último domingo de febrero.

El 25 de marzo de 1911 ocurrió la tragedia del incendio de la fábrica textil Triangle Shirtwaist, en Nueva York, donde123 trabajadoras, mujeres inmigrantes, entre 14 y 45 años, en su mayoría de Europa del Este e Italia, perdieron la vida. Cuentan las crónicas de la época que las trabajadoras continuaban con su jornada laboral mientras que los otros trabajadores, por ser sábado, se habían ido a sus casas. Pasadas las 4 de la tarde comenzó el incendio. Según un informe de los bomberos de Nueva York, por causa de una colilla mal apagada lanzada en un pipote de basura donde se depositaban retazos de telas. Una práctica común de los propietarios era cerrar con llave las puertas para que sus empleados no pudieran llevarse nada. Esto fue una de las causas de la tragedia. También fallecieron 23 hombres y hubo 70 heridos. La víctima de más edad tenía 43 años y la más joven, 14 años. Este hecho impulsó a las mujeres a continuar la lucha.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, más países se sumaron a la conmemoración el Día de la Mujer. En1975, las Naciones Unidas celebraron por primera vez el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo. Hoy en día, la lucha sigue por erradicar la violencia de género y lograr que exista igualdad entre mujeres y hombres.

Sigue siendo desigual la participación de las mujeres en el mercado de trabajo, según un informe de las Naciones Unidas UNWoman.org:

La relación entre hombres con empleo y población se ubicó en un 72,2%, mientras que esa relación entre las mujeres fue del 47,1%”.

Otro de los aspectos que subraya el estudio tiene que ver con la diferencia entre los salarios devengados por hombres y mujeres:

En todo el mundo, las mujeres ganan menos que los hombres. En la mayoría de los países, las mujeres en promedio ganan sólo entre el 60% y el 75% del salario de los hombres. Los factores coadyuvantes incluyen el hecho de que es más probable que las mujeres se desempeñen como trabajadoras asalariadas y en trabajos familiares no remunerados; tienen más probabilidades de dedicarse a actividades de baja productividad y a trabajar en el sector informal y con menores probabilidades de movilidad al sector formal que los hombres; la noción que prevalece sobre la dependencia económica de las mujeres; y la probabilidad de que se desenvuelvan en sectores no organizados y sin representación sindical”.

El Día Internacional de la Mujer se seguirá celebrando mientras sigan existiendo barreras que limiten la participación femenina en todos los ámbitos; mientras no sea igual la compensación por el trabajo realizado, y que una mujer sea exitosa en “un mundo de hombres” no sea noticia, porque no será una novedad.

El Día Internacional de la Mujer se debe conmemorar para llamar la atención sobre las alarmantes cifras de la violencia de género, que todos los días deja un saldo de mujeres muertas. El derecho de las mujeres a vivir sin violencia está consagrado en los acuerdos internacionales pero la realidad es que es vulnerado de diversas maneras. Las agresiones han aumentado de forma dramática en los últimos años, que incluyen la pandemia por la Covid-19, según las Naciones Unidas, en el que se destaca que:

Menos del 40% de las mujeres que experimentan violencia, buscan algún tipo de ayuda. En la mayoría de los países para los que existen datos disponibles sobre esta cuestión se constata que, entre las mujeres que buscan ayuda, la mayoría acude a familiares y amistades. Muy pocas recurren a instituciones formales, como la policía o los servicios de salud. Menos del 10% acuden a la policía”.

Apunta el informe que “se estima que 736 millones de mujeres -una de cada tres- ha experimentado alguna vez en su vida violencia física o sexual. Estos datos no incluyen el acoso sexual, pero algunos estudios muestran que la proporción puede llegar al 70% de las mujeres. Las tasas de depresión, trastornos de ansiedad, embarazos no planeados, infecciones de transmisión sexual e infección por VIH son más altas en las mujeres que han experimentado este tipo de violencia, en comparación con las que no la han sufrido; así como muchos otros problemas de salud que pueden durar incluso después de que la violencia haya terminado”.

La mayoría de las mujeres hemos pasado al menos por situaciones incómodas; con esa descripción atenuamos abusos que nunca debimos aceptar; desde tolerar propuestas para tener sexo disimuladas como “halagos” o conversaciones “seductoras” para las que no dimos ningún pie; toqueteos “descuidados” con la “mano muerta”; besos cerca de la boca; abrazos para “recostarnos” el pene; piropos subidos de tono; miradas lascivas, chistes y burlas como “¿tienes la regla?” y cuando somos mayores “tienes la menopausia”; usar algo tan natural y femenino como una descalificación. La lista de acciones como las descritas es extensa, cada una debe tener episodios por el estilo.

El Día Internacional de la Mujer no es un capricho, es una fecha para honrar a las protagonistas de una lucha que no cesa.

Mucho por reconocer, mucho por recorrer.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Opinión