En la aldea
24 mayo 2024

El libro del año

Con una plantilla de profesionales que avalan la calidad de los análisis, el Observatorio Venezolano de Finanzas publicó el libro “Propuestas para resolver la crisis económica de Venezuela” donde se muestran datos y cifras actualizadas de una relevancia fundamental que todos deberían conocer. “En un país donde la política práctica muchas veces nubla la visión para ver más allá de la crítica necesaria, a un sistema que ha logrado literalmente destruir buena parte de la estructura económica de Venezuela”. Ventajas y retos compilados estratégicamente “para la reflexión serena” del país y sus prioridades.

Lee y comparte
José Guerra | 02 junio 2022

El 27 de mayo de 2022 el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) hizo público el libro Propuestas para resolver la crisis económica de Venezuela. Se trata de la compilación de las transcripciones, debidamente editadas, de las conferencias organizadas por esa institución durante junio de 2021; y hasta donde se conoce es el texto más estructurado sobre un conjunto de ideas acerca de cómo encarar la ya prolongada crisis que ha venido experimentado Venezuela, la cual se ha agudizado con particular virulencia durante el régimen de Nicolás Maduro.

El libro fue editado por quien esto escribe, pero las tesis fundamentales  corresponden a los autores. Así, José Pineda economista de la Universidad Central de Venezuela (UCV) con doctorado en Economía en la Universidad de Maryland explica con detalle las bases de un programa de estabilización de la economía venezolana para abatir de forma consistente la inflación y reanudar un ciclo de crecimiento para mejorar las condiciones de vida de los venezolanos, partiendo de una situación inicial muy comprometida. Tanto Pineda como su comentarista, Francisco Sáez economista de la UCV y Doctor en Economía de la Universidad Complutense de Madrid, con amplia experiencia en el Banco Central de Venezuela (BCV), hicieron énfasis en la necesidad de la consolidación fiscal y la credibilidad para lograr una senda descendente de la inflación.

“Cualquier política para reducir la pobreza tiene como requisito un crecimiento económico sostenido”

Alejandro Grisanti, economista de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y doctor en Economía de la Universidad de Pensilvania, aborda el tema del crecimiento económico, tras el colapso que experimentó la economía entre 2014 y 2020. Para Grisanti, el motor del crecimiento a corto plazo de Venezuela seguirá siendo la actividad petrolera debidamente complementada con un programa de financiamiento externo que provea los recursos para apoyar la recuperación de la economía. Insiste Grisanti en la necesidad urgente de una política que permita renegociar la deuda externa en situación de morosidad como requisito para poder acceder al mercado financiero internacional, en el contexto de un acuerdo político de gobernabilidad. Sin embargo, Luis Pedauga, economista de la Universidad de Los Andes (ULA) y doctor en Economía de la Universidad de Granada, expone sus dudas acerca de la capacidad del petróleo para continuar impulsando la economía venezolana. Su argumento se sostiene en el hecho que la industria petrolera nacional está seriamente averiada, y su efecto multiplicador sobre la economía no petrolera se ha reducido considerablemente.

El tema de la pobreza en todas sus dimensiones fue tratado por Omar Zambrano, economista de la UCV con maestría en la Universidad de Harvard. En esta parte se abunda en una variedad de indicadores sociales a nivel nacional y regional, con cifras actualizadas y de una dimensión poco conocida y publicada en Venezuela. Los datos de pobreza, tanto a nivel de ingreso como en su vertiente multidimensional no dejan lugar a dudas acerca del drama que vive Venezuela en materia de caída del ingreso y empobrecimiento. El trabajo avanza en un conjunto de proposiciones para diseñar una política social inclusiva sobre la premisa de que cualquier política para reducir la pobreza tiene como requisito un crecimiento económico sostenido. Igualmente, Zambrano pone acento en la necesidad de una reconfiguración de la institucionalidad de la política social para ganar eficiencia, entre otros factores. Los comentarios de David Vera, economista de la UCV y doctor en Economía de la Universidad de California en San Diego, se orientaron a reforzar la necesidad de contar con datos de calidad para el diseño de una apropiada política social cuyo eje central en esta etapa de Venezuela debe ser la atención de la Emergencia Humanitaria Compleja. Igualmente para Vera resulta esencial la calidad institucional para la elaboración e implementación de la política social.

“La necesidad de la consolidación fiscal y la credibilidad para lograr una senda descendente de la inflación”

Lo referido a la política petrolera fue abordado por Osmel Manzano, economista de la UCAB con doctorado en Economía en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). En este trabajo se considera la probable evolución de los precios del petróleo desde una perspectiva novedosa: los objetivos de reducción de las emisiones de gases de invernadero y del calentamiento global, referido a la descarbonización. Para cada escenario de calentamiento se estiman niveles de producción y precios. Otra consideración importante es el relativo a la licencia social, es decir, la aceptación por parte de los ciudadanos de la actividad extractiva. De acuerdo con los datos, en Venezuela existe apoyo a la explotación de los recursos  mineros, sin embargo para los venezolanos resulta fundamental una mejora en la manera y forma en que se distribuyen los ingresos del petróleo. Para Manzano, hay que evaluar adecuadamente el impacto de la industria petrolera sobre el resto de la economía, debido a la pérdida de incidencia del petróleo. Los comentarios de Javier Rodríguez, ingeniero de petróleo de la UCV con maestría en Gerencia de Proyectos del Imperial College, reforzaron los planteamientos de Manzano, ponderando el hecho de la existencia de tecnologías para la captura del carbono para así cumplir con los requisitos ambientales, esenciales para lograr financiamiento destinado a proyectos de hidrocarburos. También trató el asunto de las condiciones fiscales para hacer viables las inversiones y la extraordinaria ventaja geográfica que tiene el petróleo venezolano.

En esta síntesis apretada se puede captar los temas esenciales de este libro en un país donde la política práctica muchas veces nubla la visión para ver más allá de la crítica necesaria, a un sistema que ha logrado literalmente destruir buena parte de la estructura económica de Venezuela, mas no el espíritu emprendedor del venezolano. Siempre hay tiempo para la reflexión serena y así orientar una salida viable a la crisis venezolana.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Opinión