EN LA ALDEA

22 febrero 2024

Lee y comparte

“No conozco a Gladys Gutiérrez ni a Indira Alfonzo, pero su actuación en el TSJ dejó mucho que desear”

El ex rector del Consejo Nacional Electoral (CNE), Vicente Díaz, se inclina por las salidas democráticas a la crisis del país. No obstante, conoce bien las dificultades que esto ha tenido por la actuación de las autoridades desde los tiempos de Hugo Chávez. A su juicio, la destrucción de la vida democrática no ha sido un evento sino un proceso, así que la reconstrucción de la democracia tampoco será un evento, sino que también será un proceso.

Hoy, dada la imposición de un nuevo CNE, se mantiene cauto y prefiere juzgar al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por hacer ese nombramiento ilegalmente. “No voy a opinar sobre las nuevas autoridades del poder electoral hasta que actúen, cuando eso pase sí lo haré”. Pero sí aprovecha para aclarar que el Parlamento no es el instrumento para lograr cambios en Miraflores. “Parte del problema que sucedió, es que la Asamblea Nacional asumió que la votación en contra del chavismo que se produjo en 2015 era una especie de mandato para cambiar a Maduro, y eso fue un error”.

“Así como la destrucción de la vida democrática no ha sido un evento sino un proceso, la reconstrucción de la democracia tampoco será un evento, sino que también será un proceso”

Vicente Díaz, ex rector del CNE

-De nuevo el Tribunal Supremo de Justicia impuso al Consejo Nacional Electoral, ¿con esto el régimen venezolano le cierra la puerta a la legitimidad de unas eventuales parlamentarias?

-La Constitución venezolana establece que la única institución con competencia para designar al resto de los poderes públicos independientes es la Asamblea Nacional, no existe ninguna otra instancia que lo pueda hacer. Lamentablemente, por una reiterada interpretación inconstitucional de las competencias del Tribunal Supremo de Justicia, sólo en el 2006 la designación de los rectores del poder electoral se hizo desde el Poder Legislativo, el resto de las veces, contraviniendo la Carta Magna, la decisión la ha tomado el Poder Judicial. En esta oportunidad está el agravante de que el paso del proceso de postulaciones también se lo volaron. Tenemos un régimen que ha colonizado todos los poderes públicos. La democracia se basa en tres pilares: El sufragio, la separación de poderes y el Estado de Derecho, en Venezuela los tres están rotos.

-Los partidos opositores mayoritarios desconocieron la designación y anunciaron que así no irán a unas parlamentarias, la respuesta del chavismo fue arremeter contra estas organizaciones, también desde el TSJ. ¿Al día de hoy la oposición debe ir o no a unas elecciones legislativas?

-Es una decisión de cada organización política, pero para que Acción Democrática vaya a una elección, el partido tiene que estar en manos de sus autoridades legítimas, igualmente Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo y Voluntad Popular. No puede ser que las autoridades de los partidos las designe el Poder Judicial a conveniencia de Nicolás Maduro. En el país quedan tres posibilidades: Que se terminen de cerrar todas las puertas constitucionales y estos señores se queden eternamente en el poder; la otra es que haya una salida de fuerza por la vía militar; y la tercera es que las reservas democráticas se impongan y empiece un proceso de reconstrucción de la nación. Para mí las dos primeras son indeseables.

-¿La participación en las venideras parlamentarias es una vía para que esa reserva democrática, como usted dice, se imponga?

-Esta elección era una oportunidad para desenredar el país o enredarlo más. Lamentablemente el régimen ha escogido el camino de enredarlo más. Es un problema serio. La decisión contra los partidos democráticos es violatoria del Estado de Derecho y contribuye a la profundización de la crisis nacional. Le quitaron a Acción Democrática sus autoridades legítimas, encabezadas por su secretario general Henry Ramos Allup. A Primero Justicia peor, porque se la arrebataron a su directiva formal, sin que medie, ni siquiera, el derecho a la defensa; lo que hace suponer que harán lo mismo con otras organizaciones.

“La decisión contra los partidos democráticos es violatoria del Estado de Derecho y contribuye a la profundización de la crisis nacional”

Vicente Díaz, ex rector del CNE

-¿Qué opinión tiene de las ex magistradas oficialistas, ahora rectoras del CNE, Gladys Gutiérrez e Indira Alfonzo?

-Yo no las conozco personalmente, pero sus actuaciones en el TSJ dejan mucho que desear, espero que su desempeño dentro del poder electoral se corresponda con el papel de árbitro que deben ejercer. Yo no voy a entrar a juzgar al CNE en este momento, sí lo voy a hacer con quien lo nombró ilegítimamente, que es el TSJ. No voy a opinar sobre las nuevas autoridades del poder electoral hasta que actúen, cuando eso pase sí lo haré.

-¿Cómo queda el Gobierno interino luego de que se realicen unas parlamentarias sin la oposición?

-Con respecto al interinato o no interinato hay unas consideraciones en las que no me puedo meter, porque son decisiones de deben tomar los partidos que lo conforman; pero si analizamos las realidades, lo que sí es verdad, es que el 80% de la población está descontenta porque las condiciones de vida en Venezuela son terribles. El sentimiento nacional está con la solución política de los conflictos de Venezuela. Otro aspecto difícil es que el período legislativo se vence el 4 de enero del 2021, eso es así, es indudable y no hay como cambiarlo. Pienso que para la oposición la creencia de “o tengo todo o no tengo nada”, siempre ha terminado en que “me quedo sin nada”. Hay que transitar un camino y pasar por varias estaciones antes de llegar a la meta.

-En caso de que no hubiese ocurrido la designación arbitraria del CNE y tampoco las decisiones contra los partidos, ¿cómo se le iba a vender al país una convocatoria a parlamentarias después de lo que hizo el chavismo con el contundente triunfo opositor de 2015?

-Hay muchas respuestas para esa pregunta. Si esto fuese una guerra, que no lo es, y tú conquistas una trinchera, debes protegerla, no abandonarla. Es una tontería decir que como la trinchera que tengo no me ha permitido ganar la guerra, entonces la voy a entregar. Es una lógica tonta. También hay que aprender que el Parlamento no es el instrumento para lograr cambios en Miraflores, porque no somos una República parlamentaria, sino presidencialista; y el Ejecutivo se nombra y se remueve con el voto popular. Parte del problema que sucedió, es que la Asamblea Nacional asumió que la votación en contra del chavismo que se produjo en 2015 era una especie de mandato para cambiar a Maduro y eso fue un error. A la gente hay que hablarle claro, sin ilusionar y generar expectativas a partir de cosas que no son ciertas.

“Tenemos un régimen que ha colonizado todos los poderes públicos. La democracia se basa en tres pilares: El sufragio, la separación de poderes y el Estado de Derecho, en Venezuela los tres están rotos”

Vicente Díaz, ex rector del CNE

-Entonces, ¿para usted aún no está cerrado el camino electoral en Venezuela?

-Las elecciones que venían eran una oportunidad para ambos bandos, pero sobre todo para el chavismo. Yo creo que todo proceso electoral que se haga debe ir en función de ayudar a resolver la crisis que atraviesa Venezuela. Parte de la profundización de la tragedia que hoy padecemos es producto de la reelección de Nicolás Maduro en 2018, porque ninguna democracia del mundo la reconoce, puesto que se hizo violando todas las leyes electorales y sin la participación de los partidos opositores mayoritarios. Eso trajo como consecuencia un aislamiento internacional y financiero al régimen venezolano porque nadie quiere hacer convenios con un gobierno no reconocido y eso hay que solucionarlo. Así como la destrucción de la vida democrática no ha sido un evento sino un proceso, la reconstrucción de la democracia tampoco será un evento, sino que también será un proceso.

-¿Volvimos al escenario de 2005, con una oposición desmantelada y con un poder legislativo 100% oficialista? Lo digo porque desde ese momento a la llegada del triunfo opositor en la AN en 2015, el país tuvo que esperar diez años.

-Hay varias diferencias muy importantes: El nivel de popularidad de (Hugo) Chávez era gigantesco, a diferencia del que tiene Maduro. Estábamos en plena bonanza petrolera y teníamos a PDVSA funcionando e internacionalmente el alcance que tenía el chavismo era total, todo lo contrario a lo que ocurre hoy con el madurismo. La realidad ahora es muy distinta del proceso de 2006 a 2015, cuando empezó la reconstrucción de las fuerzas democráticas. En esta oportunidad podría ser muchísimo más corto y rápido.

-Vimos que Tibisay Lucena se despidió del CNE, ¿cuál es su valoración sobre ella y lo que representó para la institución?

-Yo puedo decir sobre Lucena cosas positivas y negativas, estas últimas las he dicho públicamente y es que ella y el resto de las rectoras se dedicaron buena parte del periodo a proteger a Hugo Chávez. Yo intenté en 19 oportunidades que se le sancionara y ellas nunca lo permitieron, una vez se lo dije al propio Chávez. Ahí hubo una mala actuación, pero también tuvo actuaciones correctas que ayudaron a la materialización de victorias de gobernadores, alcaldes, también de los resultados del referendo de 2007 y de las parlamentarias de 2015.

-¿Qué le dijo a Chávez?

-Cuando se inscribió como candidato en 2012, en las puertas del CNE, me pidió que lo respetara y yo le respondí que nunca lo había irrespetado, pero que él debía cumplir la Ley Electoral. Ahí mismo me increpó preguntándome que si lo estaba acusando de violar la Ley Electoral y le contesté que sí; me argumentó que por qué no lo sancionaba y le dije que les preguntara a las compañeras que tenía al lado.

Lee y comparte

La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.

Publicidad

Publicidad

Reciente en la gran aldea

David Smolansky: «El único plan es atender el mandato que dio la gente a María Corina»

El dirigente ve la decisión del 26 de enero del TSJ como una reedición de lo ocurrido el 30 de junio de 2023, cuando el anuncio de la inhabilitación le dio impulso para arrollar en las primarias. Pensaban dejarla fuera de juego y aumentaron su popularidad. Considera que Maduro se metió en una calle ciega y está entrampado. Dice que una elección sin la candidata de Vente Venezuela ratificaría la ilegitimidad del presidente

David Smolansky: «El único plan es atender el mandato que dio la gente a María Corina»

El dirigente ve la decisión del 26 de enero del TSJ como una reedición de lo ocurrido el 30 de junio de 2023, cuando el anuncio de la inhabilitación le dio impulso para arrollar en las primarias. Pensaban dejarla fuera de juego y aumentaron su popularidad. Considera que Maduro se metió en una calle ciega y está entrampado. Dice que una elección sin la candidata de Vente Venezuela ratificaría la ilegitimidad del presidente