En la aldea
15 junio 2024

Ángel Rafael Lombardi Boscán, historiador, profesor de la Universidad del Zulia. Director del Centro de Estudios Históricos de LUZ. Premio Nacional de Historia.

Ángel Rafael Lombardi Boscán:

“El chavismo ha castigado al Zulia con saña y alevosía”

“¿Qué valor puede tener un libro que no llegue al mayor número de lectores posibles? Yo creo en la democratización de los saberes, más allá de los formalismos académicos y científicos”. El historiador y profesor universitario, Ángel Rafael Lombardi Boscán, ofreció en Twitter sus libros para ser descargados, sin costo, en formato PDF; y en dos días recibió centenares de solicitudes y miles de nuevos seguidores. Es su aporte para enfrentar lo que, en sus palabras, ha sido el propósito del chavismo: “Decretar la tierra arrasada y el triunfo de la mediocridad”.

Lee y comparte
Milagros Socorro | 13 julio 2020

-LUZ ya no existe -afirma el historiador Ángel Rafael Lombardi Boscán, en alusión a la Universidad del Zulia (LUZ), donde se formó y cuyo cuerpo docente integra-. Por lo menos, la LUZ reluciente y pujante que una vez conocimos. Hay quienes se empeñan en decir que aún hay una universidad en pie y funcionando, son las mismas autoridades que tienen más de diez años en sus cargos, fosilizados en el tiempo, acostumbrados a sus posiciones y a tomar de ellas los privilegios, mientras se alejaban cada vez más de la esencia universitaria. La universidad venezolana no solo fue asesinada por el chavismo, principal responsable, qué duda cabe, sino también por las omisiones y complicidades internas, de quienes no estuvieron a la altura de las difíciles circunstancias que nos ha tocado atravesar. 

-¿Alude usted a las autoridades universitarias en bloque?

-Desde luego que no. A pesar de todo, también tenemos posiciones de altura, dignas y valientes de la AVERU (Asociación Venezolana de Rectores Universitarios), la rectora Cecilia García Arocha, en la UCV (Universidad Central de Venezuela) y el rector Mario Bonucci en la ULA (Universidad de Los Andes), entre otras, reivindicando nuestra indispensable autonomía y la restauración plena de la democracia en el país. Igual, hay muchas voces de universitarios que han dejado ver en artículos, marchas y protestas su frontal rechazo al maltrato gubernamental. Un maltrato que ya es absoluto. En agosto de 2018, cuando ocurrió la reconversión monetaria, el régimen dejó a los universitarios y profesionales del país prácticamente sin empleo, sin salarios, sin seguridad social, sin jubilación y sin prestaciones: Todas las convenciones laborales fueron desconocidas y nos lanzaron a una tierra de nadie. Esto ha sido muy doloroso y traumático para quienes amamos nuestro trabajo universitario. El éxodo masivo de profesores e investigadores que renunciaban a LUZ no se hizo esperar. Hoy en LUZ solo se vive de una inercia y de la desesperación de la mayoría que quiere persistir en la universidad, pero esta no lo puede cobijar porque es territorio hostil y hasta peligroso, por el abandono y la inseguridad. Queremos dar clases y no podemos, porque la crisis en LUZ es también la de una Maracaibo muy dañada, a la que le robaron todos sus servicios públicos y su amabilidad.

Director del Centro de Estudios Históricos de LUZ, Ángel Rafael Lombardi Boscán, nació en Maracaibo el 31 de mayo de 1967, fue premiado por la Academia Nacional de la Historia, en 2007, por su libro “Banderas del rey”. Era la primera vez que un zuliano recibía el Premio Nacional de Historia.

“Queremos dar clases y no podemos, porque la crisis en LUZ es también la de una Maracaibo muy dañada, a la que le robaron todos sus servicios públicos y su amabilidad”

Ángel Rafael Lombardi Boscán

El lunes 6 de julio, Lombardi Boscán escribió el siguiente tuit: “Los que quieran mis libros sobre la Historia de Venezuela en formato PDF, solo tienen que enviar por esta vía su email y, entre lunes y martes, se lo estaré enviando. Los libros, si es que sirven de algo, es para compartirlos”. Lo que no podía sospechar es que su oferta encontraría tal eco que en cuestión de horas recibió centenares de solicitudes y su cuenta registró un inusual incremento de seguidores. “Me llevó muchos años llegar a 1.000 seguidores en Twitter y como 6 o 7 años, cuidado sino más, a los 10.000. Luego de un año, llegué a 11.000 seguidores. Y en un día, solo en un día, se me han sumado más de 3.000. Cosas sorprendentes que la realidad siempre te depara sin buscarlo”, escribió en la red social.

Como era imposible responder de manera individual, optó por poner los vínculos de sus publicaciones en su cuenta de Twitter para que cualquiera pueda descargarlos. 

Son ellos: 

1.Banderas del rey. Los realistas y las guerras de España en América (1810-1823), publicado por la Universidad de Zaragoza en España, año 2019. Se puede adquirir por Amazon o en las librerías españolas. 

2.Conspiración de Maracaibo (2009), Universidad Católica Cecilio Acosta, Maracaibo. 

3. Estrategia de la derrota (2016), Universidad Católica Cecilio Acosta, Maracaibo.

-Yo escribo -dice Lombardi Boscán- en Twitter sobre ciertos asuntos que me son queridos: La Historia de Venezuela, muy especialmente sobre la Independencia (1810-1830), la Universidad, la crisis país, el cine, los Salmos bíblicos, el ajedrez y hasta de música. Comparto estos gustos y temas de una forma lúdica y pedagógica. Al no tener la Universidad en pie, la trasladé a Twitter. He producido algunos hilos con relación al 19 de abril de 1810, la Batalla Naval del Lago (1823) y el 5 de julio de 1811, para nombrar los que generaron unas controversias inteligentes, que ayudaron a muchos a ver estos hechos desde una perspectiva distinta. A raíz de esto, alguien me pidió si le podía facilitar mis libros.

A la una de la madrugada del 6 de julio, el profesor Lombardi divulgó el tuit donde ofrecía sus libros. Una hora después, ya tenía 60 peticiones que atendió por email; y se fue a dormir. “A la mañana siguiente, para mi asombro, ya las solicitudes eran miles”. 

-¿Por qué ofreció sus libros al público?

-Mis libros son buenos, no es una pretensión gratuita. Tienen sus fallas y errores como todo trabajo intelectual pero fueron pensados y escritos a conciencia; es decir, con un propósito no exclusivamente académico sino también para ayudar a mis compatriotas a conocer nuestro pasado sin la venda patriótica y fuera de las jaulas ideológicas tan comunes en nuestra historiografía. Además, ¿qué valor puede tener un libro que no llegue al mayor número de lectores posibles? Yo creo en la democratización de los saberes, más allá de los formalismos académicos y científicos. En mi ciudad, Maracaibo, ya no hay librerías ni bibliotecas y mucho menos ateneos donde la gente haga fiesta con la cultura y beneficios que los libros producen. Hay, pues, que compartirlos con quienes los quieran tener. Para uno, como autor anónimo y desconocido, alcanzar muchos lectores es un gran privilegio.

-¿Cuáles son sus asuntos de interés como historiador?

-La Independencia de Venezuela, el periodo de la transición de Colonia a República, entre los años 1750 y 1830. Estudio de manera especial a los americanos-españoles partidarios del realismo, es decir, el bando derrotado en la contienda en el espacio de la Costa Firme.

-¿Cuál diría que es la distorsión de la historia de Venezuela percibida solo desde Caracas?

-Negar que existen muchas ‘Venezuelas’ y creer que Caracas es Venezuela. El país fue diseñado por la geografía física y luego, la humana. Los primeros pobladores iniciaron el camino que al principio dio forma a una inmensidad terrestre. A partir del siglo XVl, cuando los españoles se cansaron de perseguir la utopía de El Dorado, se dedicaron a fundar poblados priorizando la fachada costera al norte y definiendo nuestra vocación Caribe, por encima de las otras realidades geográficas en el interior. El de 1777 es un año clave porque nació Venezuela como unidad jurídico/administrativa, teniendo como eje a la provincia de Caracas, por encima de las demás. Del centralismo Borbón se llegó al ultra centralismo de Bolívar, en 1813. Nuestra arquitectura geográfica natural es el federalismo, pero al residir el poder en Caracas esta estructura e idea fueron combatidas por los caudillos y distintas hegemonías. Caracas redujo al resto de las provincias y regiones a la periferia y marginalidad. Tributarios de Caracas quedamos siendo Maracaibo, el Oriente, Los Llanos, Los Andes y los guayaneses. Regiones enteras que anularon sus ricas historias y procesos para terminar siendo subsidiarias de la gran historia presidida en exclusividad por Caracas. La Historia Regional intentó una pequeña rebelión, que ya perdió su impulso y fuerza inicial en los últimos 20 años del siglo pasado. Ya poco queda de ese movimiento renovador de nuestra historiografía. Y la descentralización, que fue algo positivo, con el chavismo quedó derogada, afianzando aún más a Caracas sobre el resto del país. Para poner un ejemplo: La poca electricidad que hay en Venezuela en la última década se le quita al interior para que siempre alcance en Caracas. Y la clave de este privilegio capitalino se soporta en dos razones: El poder se asienta y reside en Caracas y Bolívar, un caraqueño, ganó la Independencia, es decir, Caracas la ganó.

“El chavismo hizo con los universitarios y educadores su particular Revolución Cultural, inspirada en la China de Mao, solo que aquí la ‘reeducación’ pasa por desaparecer cualquier vestigio de cultura, arte, ciencia y promoción de los talentos”

Ángel Rafael Lombardi Boscán

-¿Cuál es su valoración de la figura de Bolívar?

-Bolívar es nuestro tótem nacional. La mayoría de los venezolanos lo desconocen como realidad histórica. Solo prevalece el mito. Mito elaborado por el Estado venezolano a partir de 1842 y que ha sabido sobreexplotar a su servicio. Los mitos son necesarios para los pueblos, porque contribuyen a la formación de una identidad y conciencia común basados en el orgullo, pero también pueden ser dañinos si paralizan y fomentan el autoengaño entre la población. Bolívar ganó la guerra de Independencia, punto de partida de la Venezuela de hoy, retomar sus virtudes como legislador y político incorruptible en el manejo de los fondos públicos sería un buen ejemplo a seguir. Por lo demás, hace mucha falta conocer al Bolívar de carne y hueso, que ya Herrera Luque había mostrado años atrás. Es preferible un Bolívar terrenal que de verdad nos inspire en la construcción de una Venezuela moderna, próspera y democrática, al Bolívar divino al servicio de la pre-modernidad y de una vida fuera de la Historia. Mi admiración por Bolívar y sus portentosos logros históricos nadie los puede poner en duda.

-¿A qué atribuye usted que el chavismo haya “derogado la descentralización”?

-El chavismo se atrincheró en Caracas y le dio la espalda al interior del país. Con eso abolió la descentralización. Hoy no hay gobernadores, en realidad, sino “protectores” que terminan siendo operadores políticos obedientes de manera dogmática a los dictados que emanan de Caracas. El resultado está a la vista de todos. Una Caracas con su burbuja construida desde el abandono y desprecio hacia el interior de Venezuela. Cuando esto pase, porque algún día tiene que pasar, tendremos que replantearnos nuestra relación con Caracas y construir un federalismo real.

“El chavismo se atrincheró en Caracas y le dio la espalda al interior del país. Con eso abolió la descentralización. Hoy no hay gobernadores, en realidad, sino ‘protectores’ que terminan siendo operadores políticos obedientes”

Ángel Rafael Lombardi Boscán

-Usted escribió esto: “Tres siglos de resentimientos acumulados dentro de una sociedad propensa a la endogamia y al tratamiento discriminatorio por la condición social que establecen los nacimientos, el color de la piel y los medios de fortuna. Se llegó a la Independencia no por hastío contra España”. Una tesis atrevida, plantear que a la guerra se llegó no por emancipación de un factor externo sino por tensiones internas.

-La Independencia fue una guerra civil pavorosa. El intento pacífico de salir de la Colonia quedó truncado cuando los odios étnicos y sociales se pudieron manifestar sin la barrera de las instituciones hispánicas, que se fueron a pique luego de la invasión de Napoleón Bonaparte sobre la península Ibérica en 1808. Esta tesis no es nueva. Corresponde a Vallenilla Lanz y fue publicada y muy conocida en 1919. Lo del “bravo pueblo”, “la libertad” y demás sirvieron para justificar ideológicamente la nueva religión patriótica del Estado venezolano encubriendo la matanza en la Independencia. Hay un dato relevante: En 1810 Venezuela tenía una población de 800.000 habitantes y de ella no más de 8.000 eran españoles europeos, un número muy pequeño, ínfimo, para ser considerado una fuerza invasora y de ocupación. Además, esos españoles europeos eran aliados de la aristocracia criolla que el 19 de abril de 1810 se organizó en una Junta que resguardó los derechos de Fernando VII, el rey descabezado por los franceses en España. En un estricto sentido, la Independencia se hizo en un inicio más contra Francia que contra España. El tema independencia también debe ser rescatado del actual secuestro político/ideológico en que se encuentra. La sociedad venezolana requiere de esto para poder avanzar. Solo la verdad, como una forma de integridad, nos puede hacer ciudadanos libres.

-Usted afirma que LUZ no existe y que Maracaibo está dañada. ¿Cómo es su vida cotidiana?

-La vida se nos va en conseguir electricidad, agua, salud, alimentos, seguridad y demás, que el Estado venezolano dejó de brindarnos. Vivimos en nuestras viviendas como en una cárcel. Este aislamiento se ha agudizado, para contento del régimen, con la actual pandemia mundial del Covid-19. Aunque la principal angustia es conseguir el vital salario para sobrevivir, un salario de universitario es irrisorio: El más bajo del mundo. Es bueno que se sepa que en Venezuela un profesor con 25 años de servicio, con sus trabajos de ascenso al día, maestría, doctorado, PPI y libros publicados, no recibe más que 20 dólares al mes. No se trata de una queja triste e indolente, sino de una realidad de oprobio, vergüenza y humillación. El chavismo hizo con los universitarios y educadores su particular Revolución Cultural, inspirada en la China de Mao, solo que aquí la “reeducación” pasa por desaparecer cualquier vestigio de cultura, arte, ciencia y promoción de los talentos. El chavismo decretó la tierra arrasada y el triunfo de la mediocridad.

-¿A qué atribuye la destrucción del Zulia obrada por el chavismo? 

-El Zulia siempre ha sido contrario al poder central, esto es histórico y se puede demostrar. En las elecciones que el chavismo hizo, cuando utilizó la democracia para avanzar en el control de todos los espacios y lograr la hegemonía absoluta, los zulianos votamos siempre en contra. En consecuencia, nos han castigado de manera inclemente, con saña y alevosía. Además, con ello envían un mensaje al resto de los estados que pudieran manifestar algún tipo de disidencia. En justicia, hay que decir que los estados andinos, sobre todo Táchira y Mérida, también han sufrido el brutal castigo del chavismo punitivo atrincherado en Caracas.

*Las fotografías fueron facilitadas por el entrevistado, Ángel Rafael Lombardi Boscán, al editor de La Gran Aldea.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Entrevistas