En la aldea
20 mayo 2024

David Smolansky, Comisionado de la Secretaría General de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos.

David Smolansky:

“Uribe fue solidario con los venezolanos cuando casi nadie lo era en el mundo”

El que fuera alcalde de El Hatillo, David Smolansky, habla desde el exilio con la crudeza de haber enfrentado en estos años fuera del país la realidad de la migración forzada de venezolanos y su labor de hacerlo visible ante el mundo. También ratifica, tras el arresto domiciliario del ex presidente colombiano, que “Álvaro Uribe fue uno de los primeros presidentes del mundo en comprender la naturaleza del régimen de Chávez”.

Lee y comparte
Milagros Socorro | 10 agosto 2020

El 7 de agosto se cumplieron dos años del secuestro del diputado Juan Requesens. No puede llamarse de otra manera, puesto que la detención del joven político opositor incumplió el procedimiento legal para un representante con inmunidad parlamentaria. Y el 9 de agosto se cumplen tres años de la destitución, también ilegal, de David Smolansky como alcalde de El Hatillo.

Requesens no puede ser entrevistado. Pero Smolansky está en el exilio y puede contestar unas preguntas.

-La dictadura -dice Smolansky, nacido en Caracas en mayo de 1985- me destituyó como alcalde de El Hatillo, ordenando mi arresto e inhabilitándome para cualquier cargo público. Era, por cierto, una gestión con casi 80% de aprobación, por su transparencia y por la reducción que habíamos logrado, de más de 80%, el secuestro. Era, además, una gestión siempre frontal hacia las atrocidades del régimen. No llamo ‘gobierno’ a un cartel de narcotráfico, apoderado de las refinerías, campos de gas, infraestructura e instituciones del Estado, con el sustento de la economía criminal y apoyo de regímenes autoritarios del mundo.

“Uribe generó seguridad jurídica para la inversión y el crecimiento económico en Colombia; y enfrentó a Chávez en los tiempos de Lula, Evo, Kirchner, Correa y, por supuesto, Fidel Castro”

David Smolansky

-¿Cómo fue su salida del país?

-Salí de Venezuela el 14 de septiembre, por Brasil, después de 35 días en clandestinidad. Recorrí más de 1.300 kilómetros, burlando más de 30 puntos de control. Digamos que con un disfraz. Y no me reconocieron. Así llegué a Brasil, donde hice público mi exilio. Siempre estaré agradecido con el canciller Aloysio Nunes por recibirme como demócrata perseguido por la tiranía. Un gran amigo de infancia, que vive en Washington, me ofreció un cuartico en su casa, para que me hospedara mientras empezaba mi exilio. Estuve tres meses allí. Siempre estaré agradecido. Los amigos se hacen verdaderamente hermanos en el exilio. Él y su esposa fueron muy generosos.

“En ese proceso, la Universidad de Georgetown, una universidad jesuita, hermana de la UCAB, mi alma mater, me invitó a hacer un visiting scholar, que consiste básicamente en dedicarse a la investigación. Desde luego, me enfoqué en Venezuela, específicamente en seguridad, política exterior y migración. Así empecé a visitar las fronteras (Colombia y Brasil). Al estar en Washington, en 2018, sostuve reuniones con la Casa Blanca, el Departamento de Estado, la OEA y el Congreso para exponer, con datos y argumentos, las implicaciones del Estado criminal que ha conformado el chavismo, con sus consecuencias dramáticas en el ámbito humanitario, así como la amenaza que entraña para la estabilidad de la región. Y no he perdido ninguna oportunidad para explicar la situación en también en thinks tanks y universidades de Estados Unidos.

-¿Cómo llegó al cargo de Comisionado de la Organización de Estados Americanos para los Migrantes y Refugiados Venezolanos?

-Un día, en septiembre de 2018, regresando de Brasil, adonde había ido para visitar los campamentos de refugiados que recién se habían instalado, el secretario general, Luis Almagro, me propuso coordinar un Grupo de Trabajo para abordar la crisis de migrantes y refugiados venezolanos en la OEA. Acepté el reto. Y ya llevo casi dos años dedicado a visibilizar las causas de la migración forzosa venezolana, a través de cientos de testimonios que hemos recabado en el terreno, así como impulsar políticas de atención e integración para los desterrados venezolanos. Es lo más dantesco que haya visto, escuchado y sentido. Ni guerras recientes han provocado el flujo migratorio que ha causado el régimen, solo nos supera el conflicto sirio. Siempre estaré agradecido con el secretario general por su confianza, y por haberme delegado esa responsabilidad en beneficio de mis compatriotas.

-¿Cuáles son las características comunes más prominentes de los venezolanos víctimas de trata de personas?

-La mayoría son mujeres. Muchas, menores de edad. Son muchachas que vivían en condiciones vulnerables en Venezuela. En situación de pobreza o pobreza extrema. Desesperadas por salir del país por escasez de comida y medicinas, por la inseguridad ciudadana y por la falta de oportunidades (trabajo o estudio). Muchas son traficadas por el Caribe, hacia Trinidad y Tobago, las Antillas Holandesas, Guyana, entre otros. Van en peñeros que exceden la capacidad y dan lugar a episodios muy graves. Son secuestradas por piratas y son desaparecidas. O llegan a su destino y son reclutadas para ser explotadas sexual y/o laboralmente. O los peñeros naufragan y mueren ahogadas. Hace unos días fue el Día Mundial contra la Trata y desde mi oficina anunciamos el inicio de un informe sobre este flagelo que están sufriendo miles de venezolanas. Solo en Guyana ha habido 337 víctimas venezolanas de tráfico desde 2018; y algunos estudios de la sociedad civil estiman que cerca de 20 mil venezolanas han sido traficadas por todo el Caribe en los últimos años.

“He dedicado años a demostrar que la corrupción con impunidad ha sido la mezcla tumoral para constituir el Estado criminal que empobrece, hambrea, enferma y persigue a los venezolanos”

David Smolansky

-¿Qué ha hecho el régimen por estas personas?

-Nada. El régimen, que se sostiene por las actividades ilícitas, tiene un triángulo de la muerte: Narcotráfico, minería y tráfico de personas. Eso les genera miles de millones de dólares que son lavados en Rusia, Turquía o Irán, con apoyo de la inteligencia cubana. Pregúntales a los familiares de las víctimas de los peñeros Jhonaily José y el Ana María, ambos desaparecidos desde el año pasado, si han tenido respuesta del régimen. Ninguna. Solo burla e impiedad. De hecho, se ha detectado sin lugar a dudas complicidad de cuerpos de seguridad y autoridades en Güiria, estado Sucre. Una muchacha de 21 años de edad, hoy tendría 22 años, salió con 8 meses de embarazo, con sus dos hijos, uno de 3 años y otro de 5 años, y siguen desaparecidos. Probablemente, si sigue viva esa muchacha, tuvo ya su tercer hijo en condición de desaparecida. Dantesco. Esas son las atrocidades que enfrentamos del régimen. Son monstruosidades que no dejan margen para medias tintas.

Soy solidario con quien lo ha sido con el pueblo de Venezuela

Al conocerse la privativa de libertad al ex presidente colombiano Álvaro Uribe, el ex alcalde Smolansky escribió en Twitter: “Lamentable noticia. Mientras el ELN aumenta su presencia en Venezuela, al presidente Uribe lo están privando de su libertad. Cuando nadie hablaba del régimen criminal que gesto el chavismo Uribe lo hizo”. Este mensaje vino a sumarse a los de otros opositores venezolanos que lamentaban la medida de la Corte Suprema de Justicia de Colombia.

-Entre los críticos estuvo el periodista Phil Gunson, quien observó en la red social: “Lo más grave de la solidaridad automática de destacados líderes de la oposición venezolana con el ex presidente Uribe es que hace suponer que si llegaran al poder mantendrían la politización de la justicia”. ¿Tiene razón Gunson al suponer que, si usted llega al poder, mantendrá la politización de la justicia perpetrada por el chavismo?

-No puede descalificarse como “solidaridad automática” lo que es solidaridad por un ex presidente que está atravesando una situación difícil, y que fue solidario con los venezolanos cuando casi nadie lo era en el mundo. Álvaro Uribe fue uno de los primeros presidentes del mundo en comprender la naturaleza del régimen de Chávez. No se “engañó”, ni se aprovechó de los venezolanos, como hicieron muchos. Creo en la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario. Tengo mucho respeto profesional hacia Phil Gunson, desde que trabajaba en The Economist, en Venezuela, apenas empezaba el chavismo. Y no me siento aludido. Pero, no dejo pasar la ocasión de reiterar que jamás politizaría la justicia si llego al poder en Venezuela. Eso iría contra mis principios y contra mi propia experiencia de vida: Tengo dos órdenes de arresto y tres inhabilitaciones, que me han causado tres años de exilio, lejos de mi tierra y de mi familia. Y he dedicado años a demostrar que la corrupción con impunidad ha sido la mezcla tumoral para constituir el Estado criminal que empobrece, hambrea, enferma y persigue a los venezolanos.

-¿A qué atribuye las criticas ya mencionadas?

-Es una cuestión que desborda las pasiones. La gestión del ex presidente Uribe, a través de su política de la seguridad democrática, debilitó duramente al ELN y las FARC. Uribe generó seguridad jurídica para la inversión y el crecimiento económico en Colombia; y enfrentó a Chávez en los tiempos de Lula, Evo, Kirchner, Correa y, por supuesto, Fidel Castro. Eso nadie lo puede negar. Como tampoco se puede desconocer el hecho de que el régimen de Maduro es el gran protector de esos grupos irregulares. Hace más de diez años, ya Uribe denunciaba que el territorio venezolano era santuario para las FARC y el ELN, debido a las relaciones que Chávez, Rodríguez Chacín y muchos otros del régimen con estos grupos. No olvidemos el caso de Rodrigo Granda… Eso, como venezolano, no lo olvido ni lo subestimo.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Entrevistas