En la aldea
18 mayo 2024

El Béisbol en Venezuela: Un, dos, tres… ¡y cuatro sobre la barda!

Un ocho de enero de 1956 durante un encuentro de la Liga Occidental de Béisbol Profesional, se enfrentaron Lácteos de Pastora y Petroleros de Cabimas en el Estadio Olímpico “Alejandro Borges” de Maracaibo. Russell Rac no podía sospechar que sería protagonista de un hecho histórico: Se convirtió en el primer y, hasta el presente, único pelotero con cuatro jonrones en la historia de LVBP. La proeza de Rac fue la número 70, para aquel momento, con 80 años de cientos de ligas en el mundo. Russell repitió la misma dosis cuatro veces en un mismo encuentro, desapareciendo la esférica una y otra vez sobre la barda y pasó a la historia.

Lee y comparte
Félix Seijas Rodríguez | 17 diciembre 2021

Aquella tela lo hacía lucir como una mancha gris que parecía disolverse en el aire. Sí, el uniforme de los Cascabeles de Arizona era horrible.

Toma el bate, camina hacia el plato para consumir su segundo turno del juego. Con las acciones igualadas a cero en el cuarto inning, abanica en grande y desaparece la pelota entre el jardín central y el izquierdo. Tres entradas después y con la pizarra 2 por 0 hace lo mismo, pero en esta ocasión la pelota deja el parque por el jardín derecho.

La siguiente entrada es la octava y la vuelve a desaparecer, ahora por el jardín central. En el noveno toma el quinto turno del juego y el tercero en entradas consecutivas. Ganaban ya 11 por 0 y pesca un envío que se iba hundiendo hacia el plato y manda la pelota sobre la barda de la izquierda. Cuatro jonrones en un juego.

La tarea se había ejecutado a domicilio. La víctima fueron los Dodgers de Los Ángeles. Aquel 4 de septiembre de 2017, J.D. Martínez completó una hazaña que solo 14 jugadores habían alcanzado en 142 años de historia de las Grandes Ligas. Hasta hoy, él ha sido el último en lograrlo.

“Por Cabimas, el juego lo abrió desde la lomita el norteamericano con tres años de experiencia en Las Mayores, Thornton Kipper, quien enfrentó por primera vez en el encuentro a su compatriota del Pastora, Russell Rac, no podía sospechar que estaba siendo parte de un hecho histórico”

El hecho de que tan solo 15 jugadores hayan conseguido sacar cuatro pelotas en un juego de nueve entradas (tres más lo han hecho en extrainnings) en casi siglo y medio de historia ilustra bien lo difícil que resulta conseguir tal proeza. No, Babe Ruth no llegó a hacerlo. Hank Aaron, Barry Bonds, Mark McGwire, Álex Rodríguez, Albert Pujols, Sammy Sosa y un larguísimo número de superestrellas de poder tampoco lo hicieron.

En la entrega anterior hablamos sobre el primer juego sin hits ni carreras en la historia profesional de Venezuela. El norteamericano de los Leones del Caracas, Lenny Yochim, fue el artífice de aquel hito. Apenas siete días después de aquel ocho de diciembre, los melenudos volvieron a ser noticia. En esta ocasión otro norteamericano, Stanley Jok, conectó tres cuadrangulares en un juego ante Pamperos para convertirse en el segundo pelotero en lograrlo en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), y el primero en hacerlo en la capital.

El pionero de estas hazañas en el país fue el magallanero Bill Taylor, quien sacó tres pelotas en un juego celebrado el 24 de enero de 1954 ante los Leones en el Estadio Olímpico de Barquisimeto. Otros dos jugadores profesionales lo habían conseguido también, pero en la Liga Zuliana: Héctor Benítez “Redondo”, con el Pastora, el 20 de junio de 1950; y Forrest Smith, con Gavilanes, casi dos meses antes que Stanley Jok lo hiciera en Caracas.

“La hazaña de Russell Rac fue la octava en la historia de todas las ligas profesionales del mundo de máximo nivel en cada país”

Después de Bill Taylor y Stanley Jok, aquello de tres jonrones en un mismo juego en la LVBP ha sucedido 16 veces más. Un solo jugador lo ha logrado en dos ocasiones: la pared negra, Robert Pérez (2002 y 2007). La última vez que sucedió fue hace ocho años, cuando Álex Cabrera con la camisa de los Tiburones se la sacó tres veces a Álex Torres, Roy Merritt y Yeiper Castillo de las Águilas del Zulia. De hecho, los últimos tres casos han sido de bateadores de La Guaira: Scott Van Slyke (2012), Javier Herrera (2012) y Álex Cabrera (2013). ¡Ánimo! Algo que celebrar, escualos. Ya, no seamos crueles estos días navideños.

El primer venezolano en sacar tres en un juego de la LVBP fue Tomás Pérez cuando jugaba con Caribes de Oriente en 2001. Ese día Tomás se convirtió en el pelotero número ocho en hacerlo y con ello además rompió una sequía de 24 años sin que sucediera, la brecha más larga en la historia de nuestra pelota. Antes que él, el último juego de tres vuelacercas por un mismo jugador había ocurrido en 1977 del bate del tigrero Larry Parrish.

Muy bien, espero que todo esto los haya preparado para valorar lo que ocurrió un ocho de enero de 1956 durante un encuentro de la Liga Occidental de Béisbol Profesional. Ese día se enfrentaron Lácteos de Pastora y Petroleros de Cabimas en el Estadio Olímpico “Alejandro Borges” de Maracaibo. Por Cabimas, el juego lo abrió desde la lomita el norteamericano con tres años de experiencia en Las Mayores, Thornton Kipper.

“El hecho de que tan solo 15 jugadores hayan conseguido sacar cuatro pelotas en un juego de nueve entradas en casi siglo y medio de historia ilustra bien lo difícil que resulta conseguir tal proeza”

Cuando Thornton enfrentó por primera vez en el encuentro a su compatriota del Pastora, Russell Rac, no podía sospechar que estaba siendo parte de un hecho histórico. En ese turno, Rac pescó un envío de Kipper y lo envió fuera del parque para su primer jonrón de la velada.

En el segundo duelo del juego entre los gringos, Russell repitió la misma dosis y otra vez desapareció la esférica. Thornton fue entonces relevado por otro norteamericano, Connie Grob, quien enfrentó a Rac cuando este consumía el tercer turno de la noche. El resultado: otro lanzamiento castigado por Russell que terminó más allá de los límites de los jardines del Estadio.

En la séptima entrada el slugger caminó de nuevo hacia el plato. En esta oportunidad el lanzador era Ramón Moreno. Rac se ensañó de nuevo contra la pelota y la envió sobre la barda para el cuarto estacazo de la noche, convirtiéndose así en el primer y. hasta el presente. único pelotero con cuatro jonrones en la historia de nuestra pelota profesional.

“Hasta hoy, 75 años después, ese número se ha duplicado llegando a 140 juegos de cuatro o más jonrones”

Vamos a poner aún más en contexto lo sucedido en Maracaibo aquel ocho de enero. La hazaña de Russell Rac fue la octava en la historia de todas las ligas profesionales del mundo de máximo nivel en cada país. Si contamos también a las organizaciones profesionales de menor nivel con algún tipo de conexión con estructuras mayores, la proeza de Rac fue la número 70 de la historia. Esto en, para el momento, 80 años de historia de cientos de ligas en el mundo. Hasta hoy, 75 años después, ese número se ha duplicado llegando a 140 juegos de cuatro o más jonrones. Existe un registro, soportado solo por documentos no formales, de ocho jonrones en un juego por Jay Clarke del Corsicana en la Liga de Texas el 15 de junio de 1902. Le siguen cuatro casos de cinco batazos de vuelta completa, todos de la primera mitad del siglo XX. Ninguno de ellos se produjo en juegos de Las Mayores. El resto, es decir, 135 casos, corresponden a juegos de cuatro vuelacercas, entre los que se encuentra el de Russell Rac.

¿Seremos testigos alguna vez en nuestra pelota criolla de otra proeza similar? Quién sabe, nunca digas nunca. Sin embargo, está claro de que se trata de algo poco probable.

Amigos, permítanme desearles unas Felices Fiestas y un año 2022 lleno de salud. Gracias por acompañarme a través de esta columna durante este año que se extingue, y espero que podamos seguir unidos por esta vía los siguientes doce meses. ¡Hasta enero!

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Opinión