En la aldea
18 mayo 2024

Juan Pablo Guanipa: “Podrían iniciar una escalada guerrerista para suspender el proceso electoral de 2024. Todo eso está dentro de lo que podría pasar en Venezuela”.

Juan Pablo Guanipa: “Quien negocia individualmente con el régimen es un traidor a la patria”

Lee y comparte
Alejandro Hernández | 12 diciembre 2023

Juan Pablo Guanipa es quizás la voz más sólida que hoy tiene el partido Primero Justicia (PJ). Al menos, no muestra temor en sostener sus posiciones en una época en que cada vez son más frecuentes los inexplicables giros de la dirigencia política opositora. 

Pocos días antes del referendo del 3 de diciembre sobre el Esequibo,  Guanipa increpó a Alberto Galíndez, gobernador del estado Cojedes y miembro de PJ, y a Manuel Rosales, el gobernador del Zulia, estado natal de Guanipa, por su camaradería con el régimen de Nicolás Maduro. “Estamos en un momento crucial y nuestros dirigentes deben actuar de manera adecuada”, sostiene.

No es la primera vez que se ve a Guanipa en esa tesitura. En 2017, tras ganar la Gobernación del Zulia, rechazó juramentarse ante la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente, lo que el chavismo aprovechó para dejarlo sin el cargo. A Guanipa también se le vio en aquella tumultuosa sesión de la Asamblea Nacional de enero de 2020 en la que los llamados “alacranes”, con Luis Parra a la cabeza, y el chavismo, destronaron a Juan Guaidó de la presidencia del Parlamento. “La ofensa la estás haciendo tú a tus electores, retírate de la política”, soltó aquella vez Guanipa a Freddy Paz, uno de los diputados hasta entonces opositores que ese día brincó la talanquera para beneficiar a Nicolás Maduro. 

Ahora, en una conversación de una hora, Guanipa valora lo ocurrido en el proceso de las primarias, el referéndum por el Esequibo, el Acuerdo de Barbados, las diferencias políticas con Henrique Capriles y hasta con su hermano Tomás Guanipa. “No he visto a ninguno de los opositores que arremetió contra la Primaria y después participó en el referendo del chavismo reconocer que se equivocó”.

Sobre el futuro de María Corina Machado, Guanipa es tajante al afirmar que toda la oposición debe remar a su favor. “Aquí no puede haber nadie pensando en cómo meterle una zancadilla”, sentencia. 

-¿A qué atribuye el fracaso del referendo sobre el Esequibo?

-El régimen perdió totalmente el apoyo popular. Yo estoy convencido de que el país asume que el Esequibo es nuestro, pero también considera que Nicolás Maduro ha sido una desgracia para Venezuela, como lo fue Hugo Chávez también. La corrupción vulgar de los jerarcas del oficialismo terminó afectando la casa de toda la población y la gente está muy clara de que el culpable es Maduro. Por eso, aunque todos queramos mucho al Esequibo, la ciudadanía tomó la decisión de no ir; no solo por el desprecio a los convocantes, sino porque sabían que ese referendo era inútil y no iba a ayudar en nada a la recuperación de ese territorio. En mi caso, estoy absolutamente seguro de que esa consulta se hizo como parte de un plan para darle un palo a la Primaria e impulsar la narrativa de que Maduro tiene apoyo popular y puede representar la unidad del país, pero eso no es posible.

“Aquí el problema no es tener o no tener miedo, aquí el asunto es cómo enfrentar y vencer el miedo”

Juan Pablo Guanipa

-Si eso es así, ¿por qué dirigentes importantes de su partido, Primero Justicia, y de la oposición en general, fueron a votar y llamaron a participar?

-Porque no tienen la oreja puesta ni en la tierra, ni en el corazón de los venezolanos. Pienso que hubo un error de percepción entre quienes llamaron a participar y creo que una de las lecciones a aprender es que la gente no es tonta y que, aunque esté en un nivel de desesperación y sobrevivencia importante, entiende que la única forma de lograr que el país mejore, es saliendo de Maduro. Los ciudadanos saben que hubo muchos dirigentes dentro de la oposición que intentaron boicotear la Primaria, buscaron que no se diera y la asesinaron antes de tiempo, diciendo que no había forma de que se pudiera realizar y asumiendo el discurso del chavismo. Luego, vimos a esos mismos dirigentes decididos a participar en el referendo, votando y anunciando su voto como una gran hazaña. Eso lo que logró fue que la gente les diera una cachetada. Yo no entiendo, sinceramente, dónde está el sentido de la coherencia de algunos dirigentes. ¿Cómo tú vas a decir que el referendo es un parapeto, que no sirve para nada, que no va en función del rescate del Esequibo, y vas y votas? Yo quisiera que me explicaran qué sentido de coherencia tiene esa actuación. La abstención tan dramática que hubo en esa consulta nos demuestra que hay un pueblo hastiado, que no le va a conceder absolutamente nada a Maduro; y, por tanto, espera que la dirigencia opositora tenga una actitud similar.

-¿Es posible que estos dirigentes opositores se puedan deslastrar del fracaso del 3 de diciembre? 

-Creo que esas conductas se van quedando en la mente de la gente y, de alguna manera, van ubicando a los dirigentes de acuerdo a su propia escala de valores. Yo, con todo cariño y respeto, no he visto a ningún político de los que arremetió contra la Primaria decir: ‘caramba, me equivoque, la Primaria sí salió bien y hubo un tremendo resultado’. No los he visto. Como tampoco he oído a todos los que hicieron campaña abierta, charlas y conferencias para decir por qué había que votar en el referendo, dar una explicación. Como te dije antes, hubo dirigentes que anunciaron con bombos y platillos su participación. ​Parecía que el objetivo era dejarle claro al propio Maduro que estaban votando y apoyando. Una de las razones que genera ese tipo de actuaciones es el miedo, el miedo a la persecución, a la inhabilitación, o el miedo a no habilitarte, si estás inhabilitado. Pienso que los políticos opositores debemos tener bien definido cuál es nuestro compromiso con el país, porque si eso lo tenemos claro, es más sencillo tomar decisiones. Si todos nos ponemos en función de debilitar a Maduro y fortalecer la posibilidad de un cambio político, indudablemente vamos a estar más unidos y mucho más claros en la lucha que debemos librar.

-¿Cree que el apoyo dado por dirigentes y partidos opositores al referendo del chavismo está vinculado a nuevas promesas de habilitaciones y devolución de tarjetas electorales?

-Honestamente no lo creo, pero te ratifico que la única forma de que yo acepte alguna negociación con el régimen es a través del organismo institucional que tiene la oposición para ese fin. Para mí, quien siga intentando negociar al detal con el régimen se convierte en un traidor a la patria, y en un buscador de prebendas personales sin pensar en lo que aspira el colectivo. Nadie puede poner en peligro el cambio político por lograr alguna reivindicación personal, eso es inaceptable. Te voy a dar un ejemplo, con toda humildad y sin ánimo de ser ni víctima: yo no tengo pasaporte porque tiene varios años vencido, en este momento solo es aceptado en Estados Unidos; y, además, tengo prohibición de salida del país. Por supuesto, estoy bloqueado en el SAIME y cada vez que intento fijar una cita me sale un cuadro inmenso que me manda a dirigirme a la oficina principal del SAIME en Caracas. ¿Tú crees que yo voy a ir a contactar a alguien del régimen para que me den uno? Tienen que matarme. [Y si me matan, y me muero (en tono jocoso)], ¿cómo voy a tener pasaporte? Entonces, definitivamente, no tendré pasaporte. Pero yo creo que uno no puede, bajo ningún concepto, tratar de hacer negociaciones parciales, al detal, con el régimen, porque eso te destruye en lo personal y hace que termines dependiendo de quién te hizo ese “favor”.

-¿Entonces no piensa ir al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) a revisar su inhabilitación?

-No pienso ir. Pero sí he estado conversando con María Corina Machado para apoyar lo que ella decida. Sin embargo, el mecanismo que acordaron es muy complejo, porque ir al Tribunal Supremo de Justicia, que desconocemos, y someternos a una decisión de ellos, que puede ser negativa, te deja muy mal parado. Porque, repito, si el Tribunal decide que estás bien inhabilitado, ¿tú tienes que someterte a esa decisión y ya? Me parece que eso no está bien. Si de verdad existiera la intención de eliminar esas inhabilitaciones, le ordenarían al contralor una reconsideración de cada caso y con eso se resuelve. Pero no, lo que quieren es someter a la gente a que vaya al TSJ, lo reconozca directamente y después acate lo que esa institución diga. Es muy difícil así, es más, creo que ese trámite no nos llevará a las habilitaciones, honestamente lo digo, y menos a la habilitación de María Corina, que es quien nos interesa. 

“Los políticos opositores debemos tener bien definido cuál es nuestro compromiso con el país, porque si eso lo tenemos claro, es más sencillo tomar decisiones”

Juan Pablo Guanipa

-¿Cómo queda Barbados en todo esto?

-Hay que ver hasta dónde cumple el régimen. Es un proceso muy complejo…

-¿El gobernador del estado Cojedes y miembro de Primero Justicia, Alberto Galíndez, le reclamó por el video en el que usted lo criticó por apoyar el referendo del 3 de diciembre?

-No, pero yo he tenido muy buena relación con él, he ido muchas veces al estado Cojedes y he estado en su casa; pero cuando uno está decidido a defender a su patria, tiene que decir las cosas sin cortapisas. Varias veces señalé en la dirección nacional del partido que la actitud del gobernador Galíndez me parecía inaceptable y que ha sido repetitiva, por eso me sentí obligado a decirlo públicamente. No es nada personal en su contra, pero creo que estamos en un momento crucial y nuestros dirigentes deben actuar de manera adecuada. No estoy diciendo que se conviertan en tirapiedras, ni nada parecido, pero por lo menos deben cuidar las formas. A mí no me parece adecuado que un gobernador saque un video con Delcy Rodríguez diciendo: “aquí estoy con mi querida vicepresidenta de la República, y a través de ella le envió un saludo afectuoso al presidente Nicolás Maduro, a quien le agradezco mucho tal o cual cosa”. ¡Hermano, no! Eso no lo hagas, porque te desdibuja y la gente no es pendeja. Una cosa es que tengas una relación institucional con Miraflores y otra que actúes de una forma entregada. 

-¿Y el gobernador del Zulia, Manuel Rosales, a quien también cuestionó en el mismo video, le dijo algo?

-No, tampoco. Pero yo llevo rato criticando el acercamiento de Rosales con el régimen, porque desapruebo que él le diga a Maduro en público, por ejemplo, “señor Maduro estoy muy contento porque usted ha iniciado acciones para salvar el Lago de Maracaibo”. ¿Cómo voy a darle las gracias a Maduro, si él ha sido el culpable, junto con Chávez, de la destrucción del Lago? A Miraflores nunca le ha interesado resolver ese problema, como tampoco le interesó el Esequibo. Entonces, creo que en esas cosas hay que saber diferenciar y ser contundente. Otro ejemplo, es la relación con Corpoelec, yo estoy de acuerdo en que se busque una solución al problema eléctrico del Zulia y del país, pero ¿quiénes nos llevaron a eso?, ¿por qué siempre se van por la vía politiquera de poner pañitos de agua tibia, en lugar de apostar por la solución estructural? Si de verdad quisieran solventar el asunto de la energía se volcarían a activar Termozulia 1, 2 y 3; pero no, prefieren hablar de que hay que hacer un cablecito por aquí y otro por allá. Y de paso, le dan las gracias. No hermano, así no se puede. Sinceramente así no se puede y creo que esas conductas tienen que ser revisadas. 

-¿Es cierto que desde la Gobernación del Zulia le dieron la instrucción al Consejo Legislativo del estado de moderar las críticas hacia Maduro y el Gobierno central?

-No, eso no es así, no es moderar ni disminuir críticas, es que no puede haber crítica alguna, absolutamente ninguna. En el Consejo Legislativo del Zulia no existe forma de que se discuta un tema que pueda significar un cuestionamiento a Nicolás Maduro. Es decir, en la instancia que por excelencia es el centro de la discusión de los problemas políticos del estado, está proscrita cualquier crítica a Maduro, por orden del gobernador Manuel Rosales. Y si algún diputado regional plantea la discusión de un problema en el que se pueda determinar que el responsable es Maduro, se prohíbe que el tema vaya al orden del día, porque eso le puede traer problemas con Miraflores.

-¿Pero entonces la Gobernación del Zulia es opositora o no?

-Bueno, aspiramos a que cuando haya elecciones presidenciales el gobernador del Zulia apoye a quien sea el candidato de la oposición, en este caso, a María Corina Machado. Ojalá sea así…

-¿Cómo está la situación interna en Primero Justicia? Son públicas las distintas corrientes que hay dentro del partido amarillo.

-En Primero Justicia hay puntos de vista distintos, no diría que hay grupos o tendencias; al menos yo no me siento parte de ninguno y creo que esas cosas le hacen mucho daño a los partidos políticos. Sería nefasto para nuestra organización que se institucionalizaran grupos internos, hay que hacer todo lo necesario para que eso no suceda. Tenemos diferentes visiones y debemos ponernos de acuerdo en cuál es la que puede unirnos a todos; pero no hay una situación extrema en Primero Justicia, no lo veo así, pero sí tenemos que sentarnos, discutir, acordar y remar todos hacia el mismo objetivo. Todos los justicieros estamos claros en que el objetivo es lograr un cambio político, el problema está en el camino a tomar para lograrlo. A pesar de que hemos convenido que la estrategia a seguir es la electoral y que vamos a la elección presidencial, algunos piensan que la única forma de éxito es hacer múltiples concesiones a Maduro, como si portándonos bien el régimen nos va a permitir lograr un cambio político. Quizá allí están las diferencias, porque yo no comulgo con eso, más bien pienso que debemos denunciar con fuerza lo que esté mal, exigir condiciones electorales y activar la presión interna e internacional para tener unas presidenciales medianamente libres. 

-¿Hay una estrategia del Gobierno para cooptar cada vez a más opositores y así debilitar la fuerza unitaria de cara al 2024?

-Yo pienso que sí, ellos se meten en la psiquis de la gente y tratan de cooptar dirigentes, ofreciéndoles cosas o dinero. A los que les gusta la plata los agarran más fácil, como fue el caso de Carlos Prosperi; ahí lo que ocurrió fue la cooptación de un dirigente de altísimo nivel de Acción Democrática a través del dinero. Cuando Prosperi dijo en sus redes sociales, casi en tono llorón, “yo no sé dónde voto”, dije a este lo perdimos; y fue el inicio de una actuación denigrante de un dirigente que no tuvo la fortaleza de sostenerse frente a las propuestas que le hicieron. Este caso estoy convencido de que fue por dinero, pero en otros puede ser por poder, por miedo, porque te ofrecen que vas a estar tranquilo y que puedes hacer política sin ser perseguido, etcétera. Considero que todas esas cosas nos hacen profundo daño. 

“Claro que quieren implementar una corriente abstencionista, pero tenemos que defendernos con la verdad”

Juan Pablo Guanipa

-Usted habla de Prosperi, pero de su partido salieron “alacranes” tan significativos como José Brito, Luis Parra, Conrado Pérez y unos cuantos más… 

-Claro, pero los expulsamos del partido inmediatamente. A veces se ven las caras, pero no los corazones. Esos eran dirigentes que tenían responsabilidades importantes en nuestra organización: Parra era jefe del partido en Yaracuy, Conrado estaba en la jefatura de Trujillo, y Brito era un cuadro importante de Anzoátegui. Los tres se convirtieron en traidores, en triple traidores, podríamos decir, porque son traidores a su partido, traidores a sus electores y traidores a la patria, eso es una cosa muy triste.

-¿Siente que la dinámica de la Primaria pudo haber sido distinta si el abanderado de Primero Justicia hubiera sido usted?

-Obviamente sí, con todas sus letras sí; porque a mí no me afecta perder una elección. Nosotros teníamos todo un plan, no solamente político y electoral, sino de gestión, que podíamos perfectamente contrastar con cualquier otro candidato, incluyendo a María Corina, por quien siento mucho cariño y respecto. Yo pude, con un estilo parecido al de ella, presentar una propuesta que podía ser mucho más realizable frente a los electores, ¿eso me hubiera hecho ganar la Primaria? Creo que no, pero habría podido significar un balance. Ahora, cuando un candidato decide renunciar y el otro, como el de Acción Democrática, es cooptado por el régimen, evidentemente se rompe la competitividad, por eso María Corina saca 93% de los votos. Pienso que sí hubiera hecho un papel distinto, no soy mejor que nadie, respeto mucho a Henrique Capriles, aunque no estoy de acuerdo con su visión política de los últimos años, pero yo hubiera llegado, sin ningún inconveniente, hasta el día de la Primaria y habríamos sacado un porcentaje respetable.

-¿Cuáles son las diferencias entre Henrique Capriles y usted?

-Claro que hay diferencias, sin embargo yo siempre hago todo para vencer esos desacuerdos; cuando Capriles ganó la elección interna del partido en mí tuvo a un dirigente absolutamente solidario con su candidatura. El sitio donde se hicieron los actos más importantes de su precampaña fue en el Zulia, ahí tenemos fortaleza, no solamente porque contamos con las alcaldías de Maracaibo, Valmore Rodríguez y Baralt, sino porque tenemos estructura en todo el estado y eso se lo entregamos completico a Henrique durante su campaña. Yo siempre trato de superar esas discrepancias cuando se trata del bienestar del país, pero las diferencias existen, están allí y se evidenciaron, de nuevo, en el referendo por el Esequibo. Son posturas totalmente opuestas, pero bueno, tenemos que lograr ubicar puntos de encuentro y seguir adelante.

-Su hermano Tomás Guanipa, quien es uno de los vicepresidentes de Primero Justicia, también anunció su participación en el referendo por el Esequibo, ¿tiene visiones encontradas con él? 

-Tomás es mi hermano, nosotros somos una familia sumamente unida porque nuestros padres nos inculcaron esa cercanía. Obviamente tengo dificultades en cuanto a lo político con él, hay diferencias, yo diría que importantes en los temas políticos; muchas veces las conversamos, otras veces lo dejamos pasar. Evitamos discutir delante de la familia, yo aspiro que algún día esos puntos de vista encontrados vayan cediendo y podamos tener una visión más conjunta, clara y unida.

-¿Cómo es su relación con María Corina?

-Siempre hablo con ella, tenemos una muy buena relación desde antes de la Primaria, por eso haré todo lo que esté a mi alcance para fortalecer su candidatura. Todos los opositores tenemos que jugar al éxito de María Corina, aquí no puede haber nadie pensando en cómo meterle una zancadilla, o cómo lograr que no la habiliten, o pensar que ya no hay forma que la habiliten y hay que buscar a otro; no señor. Aquí hubo un mandato popular absolutamente claro y hay que defenderlo. María Corina es una dirigente honesta, coherente, valiente y todos tenemos la responsabilidad de acompañarla para que sea, definitivamente, la abanderada de la unidad democrática.

-¿Qué opina de la corriente que plantea la posibilidad de que Maduro no sea el candidato del oficialismo en la presidencial?

-No creo en esos rumores, esa matriz tendría validez si viviéramos en un sistema democrático y el Gobierno tuviera que reaccionar ante el enorme rechazo que tiene Maduro; pero es que para ellos eso no es necesario, porque sienten que pueden controlar el proceso y subvertir la opinión de la mayoría. Por eso nosotros tenemos que dar la pelea por condiciones electorales. Maduro va a ser el candidato del régimen y tenemos que vencerlo con votos.

-¿El manejo dado desde el CNE a los resultados del referendo fue una provocación para impulsar una corriente abstencionista en la oposición?

-Totalmente, y no podemos pisar ese peine. Hay distintos puntos de vista sobre cómo actuar frente a lo que hace el régimen con el CNE, algunos piensan que es mejor no criticarlo, porque eso incentiva la desconfianza y puede hacer que la gente decida no votar; yo, por el contrario, insisto en que debemos decir que no creemos en el organismo electoral, pero que lo vamos a vencer y vamos a sacar a Maduro del poder con las reglas que ellos quieren imponer. Pero la gente no es pendeja y no le podemos decir mentiras. Claro que quieren implementar una corriente abstencionista, pero tenemos que defendernos con la verdad. Me pregunto, ¿qué están haciendo los rectores supuestamente opositores que están en ese CNE? Los que firmaron el 3 de diciembre fue una barbaridad. 

-¿Considera viable que Maduro, valiéndose de los supuestos resultados del referendo, se enfile hacia una escalada con Guyana para convocar un estado de conmoción interna que suspenda las presidenciales?

-Totalmente, creo que dentro de los cursos de acción que podría elegir el régimen está impulsar una reedición de la guerra de las Malvinas. Es que a pesar del control institucional que mantienen, la avalancha de votos en su contra que habrá en la presidencial no la podrán tapar; por eso podrían iniciar una escalada guerrerista para suspender el proceso electoral de 2024. Todo eso está dentro de lo que podría pasar en Venezuela, no sé cuánta probabilidad tiene que se dé, pero evidentemente tenemos que estar preparados.

-¿Tiene miedo por ser tan frontal?

-El miedo me acompaña todos los días de mi vida, todos los días tengo miedo, porque a quién nos estamos enfrentando. Este es un régimen dictatorial y yo estoy en Venezuela con mi familia, sé que esta gente no tiene escrúpulos, pero uno no escoge las peleas que le tocan en la vida. Esta es la que a mí me tocó y he decidido ejercerla con total responsabilidad. Aquí el problema no es tener o no tener miedo, aquí el asunto es cómo enfrentar y vencer el miedo. Yo le doy gracias profundas a Dios por haberme permitido vencerlo hasta ahora. Respeto profundamente a quienes han decidido irse, porque el exilio es una realidad en cualquier dictadura; pero yo me he mantenido dentro del país y me ha tocado engarruñar los dedos de los pies, para no decir otra cosa, y seguir adelante.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Entrevistas