En la aldea
18 abril 2024

Los secretos de la Aldea

¿El Minci se ha convertido en el relacionista público de la “oposición a la medida” encabezada por Luis Parra en la AN?, ¿entre EE.UU. y Rusia quién ganará en la “guerra de intereses” respecto a Venezuela?, ¿el cambio de vida de los diputados de la “fracción CLAP” no era ya sospechoso desde 2018?, ¿alguien tiene dudas que el Departamento del Tesoro de EE.UU. seguirá cerrando el cerco de las sanciones a todos los relacionados de Luis Parra y sus compañeros?, ¿cuál es la participación de México en la trama de los dólares y euros en efectivo que están siendo inyectados al mercado local?, ¿se reactivaron los “maletinazos” con el cambio de gobierno en la Argentina y la presencia de Evo Morales en la capital sureña?

Lee y comparte
Redacción LGA | 15 enero 2020

Servicio de prensa para Parra

Cómo cuidar las apariencias le importa poco al chavismo, fue el propio Ministerio de Comunicación e Información (Minci) de Nicolás Maduro el que se dedicó a llamar a los medios de comunicación para que le dieran cobertura a la rueda de prensa ofrecida por Luis Parra, tras tomar el control de la presidencia de la Asamblea Nacional (AN). Y no conforme con eso, el Minci hizo la reseña periodística y la divulgó como una noticia más de las que publica ligadas a las instituciones del régimen, lejos del espíritu que usa en los contenidos que lanza para contravenir a la oposición. Pero más allá de esto, las gestiones para asegurarle entrevistas periodísticas a Parra las hizo personalmente Francisco Torrealba, quien lidera la bancada rojita en el Parlamento y quien ha estado jugando cerrado en las maniobras para promover una oposición “a la medida” que lidere la AN, y con la cual llevar adelante todas las operaciones que la mayoría opositora le bloquea.

Nuevos estilos de vida

El cambio en el estilo de vida de algunos parlamentarios ya venía generando ruido desde hace meses. No hay que olvidar que al menos desde 2018 existen conexiones entre los allegados a Alex Saab, el socio del régimen venezolano en la corrupción de los CLAP, y algunos diputados para lavarle la cara a sus empresas y conexiones. Más allá del caso de Luis Parra, que hasta en el mundo de los caballos de raza ha incursionado, existen otros que no dejan de llamar la atención.  Su colega José Brito, quien propuso a Parra para presidir la Asamblea Nacional, es uno de los beneficiarios del reparto minero propiciado por las autoridades. Brito se hizo de su propia veta en El Callao a través de un compadre, de quien se conocerán más señas próximamente en esta columna, aunque son conocidas sus conexiones con Maikel Moreno, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Maduro. Richard Arteaga, uno de los que el 5 de enero abandonó a la mayoría opositora y se cuadró con Parra, pero que todavía no ha sido sancionado por la OFAC y mantiene su visa americana, no sólo se instaló en una zona lujosa de Anzoátegui, sino que recientemente entregó celulares Iphone y Samsung de última generación como presentes a su equipo de trabajo.

Aprietan el cerco

Esta semana el Departamento del Tesoro de Estados Unidos aplicó sanciones contra quienes tomaron de forma irregular el control de la Asamblea Nacional (AN), entre ellos Luis Parra, Franklin Duarte, José Gregorio Noriega, Negal Morales, José Brito, Conrado Pérez y Adolfo Superlano. Este tipo de sanciones reducen el margen de maniobra de los afectados, que de inmediato comienzan a buscar “compadres” y testaferros que realicen operaciones en su nombre. Por eso las autoridades estadounidenses están afinando las medidas que les aplicarán a los círculos cercanos a estos siete dirigentes, incluyendo sus familias y socios.

Ahí vienen los rusos

La semana pasada Elliott Abrams, comisionado especial de EE.UU. para Venezuela, señaló que Washington se prepara para sancionar a Rusia por su apoyo a Nicolás Maduro. No adelantó más comentarios, pero con eso basta. El rol de Rusia ha sido altamente activo en las recientes acciones del régimen sobre la Asamblea Nacional (AN), bien sea como estrategas o como una voz que presionaba para impulsar un cambio de dirección en el Parlamento. Lo cierto es que si el entramado sigue su curso, con la confluencia del Tribunal Supremo de Justicia de Maduro y las demás instancias que apuntalen la jugada, la AN de Luis Parra comenzará en breve a cumplir el rol esperado y a darle luz verde a los contratos petroleros y de deuda que tanto urgen al chavismo y a Moscú, con lo cual -como prometió el viceministro de Finanzas ruso, Sergei Storchak– podrían activarse los 12 técnicos que ese país tiene listos para asistir a Caracas en atender la crisis económica.

La ruta de los dólares en efectivo

Los maletines con dólares no son un decir en Venezuela. Más allá de lo que se ha divulgado acerca de las fuertes cantidades en efectivo que se ofrecieron para comprar voluntades en el Parlamento y robarle votos a Juan Guaidó, desde hace meses es significativo el volumen de grandes operaciones en el país que se cierran en “cash”. No hay que olvidar que Nicolás Maduro recurrió a esta vía para evadir las sanciones y dar paso a una informalidad alarmante al hacer pagos de esta manera a contratistas, proveedores y prestadores de servicios, entre otros. Dólares y euros en efectivo son inyectados al mercado. Quienes buscan sacar esas divisas del cerco venezolano han encontrado en México una buena vía para conectarse con el entramado financiero sin mayores dificultades, salvo las comisiones de 25% que quienes facilitan las operaciones desde la plataforma mexicana les cargan sobre los montos a colocar. Otros esperan mejores oportunidades resguardando su efectivo en la banca venezolana que, dada la precariedad de su situación, ha encontrado en este servicio un nicho de mercado.

PDVSA sureña limpia la casa

A propósito de los “maletinazos” repletos de dólares ya suenan las alarmas en varias latitudes. El reciente caso de una mujer que fue capturada en Bolivia con 100.000 dólares presuntamente de PDVSA, que llevaría a Argentina para costear actividades de Evo Morales en ese país, puso la lupa sobre las cuentas de la estatal petrolera venezolana en La Paz y encendió los reflectores sobre el ex presidente boliviano, así como sobre el gobierno argentino que encabeza Alberto Fernández, y que le dio asilo. Precisamente por ello ya van días de agitación en las oficinas de PDVSA en Argentina, limpiando y ordenando cuentas, tratando de anticipar cualquier acción que se produzca como consecuencia de las repercusiones del “maletinazo” para Evo.

Lee y comparte
La opinión emitida en este espacio refleja únicamente la de su autor y no compromete la línea editorial de La Gran Aldea.
Más de Contexto